Escúchenos en línea

PLC y FSLN dispuestos a aprobar reforma presupuestaria para aumentar salarios a maestros

Varias agencias. Desde Managua. | 8 de Mayo de 2007 a las 00:00
Al menos dos de las cuatro bancadas parlamentarias parecen dispuestas a aprobar con carácter de urgencia la reforma presupuestaria que enviará el Ejecutivo para aumentar el salario de los maestros. La disposición fue expresada este martes por el diputado sandinista Wálmaro Gutiérrez y el liberal constitucionalista Wilfredo Navarro. Según Gutiérrez, ahora corresponde a la Asamblea Nacional hacer que se cumplan los acuerdos alcanzados la víspera entre el ministerio de Hacienda y Crédito Publico y parte del sector magisterial que se encontraba en huelga desde hacía cinco semanas. La propuesta del gobierno que encabeza el presidente Daniel Ortega contempla que los 37,7 millones de córdobas (unos dos millones de dólares) destinados en el Presupuesto al pago de la cuota patronal del Seguro Social, sean aplicados a incrementos salariales. Eso obliga al gobierno a proponer un incremento del techo presupuestario o al traslado de fondos de otra institución. Tras considerar que las reformas son necesarias para poder brindar una solución integral a la demanda de los educadores, Navarro abogó además porque se haga pagar impuestos a los banqueros, y por eliminar las exoneraciones fiscales. El presidente de la Comisión Económica de poder legislativo, el también liberal constitucionalista Francisco Aguirre, dijo que esa instancia parlamentaria está a la espera de que el Ejecutivo envíe la enmienda correspondiente. Este martes se han normalizado las clases en todas las escuelas e institutos de cinco departamentos donde se realizaba un paro parcial de actividades, tras firmar un acuerdo de aumento salarial con el gobierno sandinista, que satisfizo parcialmente sus demandas. Junto con el paro, también se desmontó la huelga de hambre que 24 educadores, en su mayoría mujeres, mantenían desde la semana pasada en Managua y Masaya. "Los acuerdos generaron opiniones divididas, pero tenemos que aceptar" los resultados, dijo José Siero, uno de los dirigentes. El ministro de Educación, Miguel de Castilla, reconoció por su parte que la huelga, aunque fue parcial afectó el calendario escolar en numerosas escueles que deberán ponerse al día trabajando posiblemente los sábados y domingos. El ministro prometió no despedir, ni tomar represalias contra los maestros que participaron en el paro. El acceso gratuito a la educación es una de las prioridades del nuevo gobierno de Ortega para erradicar la pobreza que afecta al 79% de los 5,4 millones de nicaragüenses.

Descarga la aplicación

en google play en google play