Escúchenos en línea

En riesgo 13 mil especies de flora y fauna por trocha tica

Managua. Agencia PL. | 22 de Enero de 2013 a las 20:19

Más de 13 mil especies de flora y fauna en las cercanías al Río San Juan de Nicaragua corren peligro debido a alteraciones al ecosistema provocadas por una carretera de Costa Rica, insisten este martes estudios especializados.

De acuerdo con el Centro Humboldt, la Fundación Amigos del Río y el Centro de Investigación para los Recursos Acuáticos de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (Cira-Unan), la variedad de plantas y animales propensos a la destrucción asciende 13 mil 52.

Según el estudio, el vial con más de 120 kilómetros de longitud dañó la conectividad natural de las especies que habitan la zona, catalogada como la más importante del Corredor Biológico Centroamericano.

Perjuicios en cientos de hectáreas de bosque y 39 demarcaciones o puntos críticos detectó el análisis acerca de la pista costarricense, ejecutada en suelos altamente vulnerables por su estructura.

A juicio del subdirector del Centro Humboldt, los daños son visibles y a contrapelo de las normativas internacionales la separación entre la carretera y el río resulta mínima.

Cada uno de los puntos críticos donde se depositan grandes cantidades de sedimentos sobre el río, está claramente identificado y cuenta con evidencias documentales.

En opinión de la Fundación Amigos del Río, al menos 10 áreas protegidas sufren el embate de la construcción tica, dijo a la prensa uno de los integrantes de la agrupación, Antonio Ruiz.

"Todas están afectadas por impactos directos e indirectos", afirmó Ruiz, en declaraciones que reseña la publicación electrónica El 19 Digital.

Hay estragos anteriores por la construcción de rutas por parte de Costa Rica a fin de enlazar enclaves de exploración minera y petrolera en un lugar no apto para ello, indicó el experto.

"Se habla de medidas de mitigación, sin embargo, el bosque tropical una vez intervenido no recupera sus equilibrios", alertó.

Hasta el inicio del vial costarricense, podía afirmarse que en la parte nicaragüense la cuenca del Río San Juan se distinguía por su estado de conservación, opinó el investigador Salvador Montenegro.

Al decir del director del Cira-Unam, en la porción del vecino país avanza la deforestación hace años debido al establecimiento de producciones agrícolas que también contaminan las aguas con insumos químicos, entre ellos los plaguicidas.

Aparecen residuos de DDT, lindano, clordano, diazinón, metil paratión y etoprofos, ilustró el científico, quien recordó las prohibiciones establecidas en Centroamérica y en otras partes del mundo en relación con el empleo de esos compuestos.

Los costarricenses ríos San Carlos y Sarapiquí son los que más aportan cargas contaminantes de esta naturaleza, precisó.

Nicaragua y Costa Rica sostienen litigios ante la Corte Internacional de Justicia por este y otros problemas ligados a la condición de territorios fronterizos.


Descarga la aplicación

en google play en google play