Escúchenos en línea

Oposición al aborto tiene sesgo machista, dice ministro de Salud de Brasil

MiPunto.com. Desde Brasilia. | 9 de Mayo de 2007 a las 00:00
El ministro brasileño de Salud, José Gomes Temporao, lamentó el miércoles que las posiciones contrarias al aborto tengan un "sesgo machista" y pidió un debate sin "fundamentalismos", pocas horas antes de la llegada a Brasil del papa Benedicto XVI. "Hay un sesgo machista en esa discusión, y creo que las mujeres tienen que hablar y tienen que ser oídas", dijo el ministro a la prensa. El aborto "es un asunto que las mujeres sufren y la mayoría de las veces se encuentran solas en un momento como ese; pero las leyes, las normas y los juicios son hechos por hombres", explicó. Gomes Temporao insistió en que el debate sobre la legalización total del aborto (en Brasil ya está autorizado en caso de gravidez provocada por violación o con peligro de muerte para la madre) debía mantenerse en el ámbito de la salud pública. "Mi posición es la de sacar esa discusión del campo de la filosofía, de la abstracción y de los fundamentalismos y llevarla al campo real del dolor, la muerte y el sufrimiento" padecido por las mujeres, subrayó. El Papa apoyó, durante el viaje a Sao Paulo, la amenaza de excomunión enarbolada por los obispos mexicanos contra los legisladores y el alcalde de Ciudad de México por haber despenalizado el aborto en la capital mexicana. Gomes Temporao no teme ese tipo de amenazas. "Soy de formación católica sólida y no tengo ninguna preocupación. Esa es una cuestión de fe de cada uno (...) y la libertad de expresión religiosa es una marca de la sociedad brasileña. Entonces èse es un comentario (papal) que no me gustaría comentar", declaró Temporao. "Todo prejuicio es perjudicial del punto de vista de la salud pública", insistió. "Unas 250.000 mujeres por año son atendidas en el sistema público de salud por haber recurrido a un aborto (ilegal)" y unas 160 habrían muerto, aunque según otras estadísticas esas estimaciones deberían multiplicarse por cinco, dijo el ministro. Añadió que una eventual legalización del aborto debería enmarcarse en una política de educación sexual y planificación familiar. "Todos los países que adoptaron esa política tuvieron una fuerte reducción del número de abortos", afirmó. El ministro destacó que su posición es totalmente coincidente con la del presidente Luiz Inacio Lula da Silva, quien se dijo personalmeente contrario al aborto pero obligado a considerar, como jefe de Estado, que se trata de "una cuestión de salud pública". Gomes Temporao se convirtió en los últimos días en blanco de las críticas eclesiásticas. "Me gustaría que el ministro de Salud estuviese al servicio de la vida, no de la muerte", dijo el martes el obispo de Blumenau (sur), Angélico Bernardino. La Iglesia católica también criticó un proyecto gubernamental de someter la legalización del aborto a un plebiscito. El martes, varios centenares de personas se manifestaron frente al palacio presidencial de Planalto contra esos proyectos. "Las situaciones de conflicto y agresividad son inadecuadas, y estoy preocupado por oír a las mujeres, porque la mayoría de manifestantes que vi ayer eran masivamente hombres", dijo Gomes Temporao. "Desafortunadamente los hombres no quedan embarazados. Si quedasen embarazados, estoy seguro de que el tema estaría resuelto hace mucho tiempo", añadió. Gomes Temporao, de 55 años, pertenece al Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB, centro, del ex presidente José Sarney), principal aliado del Partido de los Trabajadores (PT) de Lula. Médico de formación, este especialista de enfermedades infecciossas y tropicales se integró en marzo al gobierno, cuando Lula concluyó la reforma ministerial del inicio de su segundo mandato (2007-2010).

Descarga la aplicación

en google play en google play