Escúchenos en línea

Llega Ratzinger a Brasil y amenaza con excomulgar a los políticos que apoyan el aborto

MiPunto.com. Desde Sao Paulo, Brasil. | 9 de Mayo de 2007 a las 00:00
El papa Benedicto XVI llegó este miércoles a Sao Paulo, en su primer viaje pastoral a América Latina, durante el cual buscará fortalecer el mensaje de la Iglesia católica, cuestionada por confesiones pentecostales y el avance de normas que despenalizan el aborto. Una tarde fría y lluviosa recibió al Papa alemán a su llegada al aeropuerto Cumbica, en Guarulhos, donde lo esperaban el presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, junto a su esposa Marisa, y autoridades eclesiásticas brasileñas. El viernes, el pontífice canonizará al primer santo brasileño, el monje franciscano Fray Galvao (1739-1822), y el domingo inaugurará en Aparecida (a 165 km de Sao Paulo) la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, la primera en 15 años, en la cual participarán 166 obispos de 22 países. Más de 10.000 efectivos fueron destinados para cuidar la seguridad de Benedicto XVI, de 80 años. Durante su estadía, el Papa hará siete recorridos en papamóvil, oficiará dos misas campales, tendrá un encuentro con jóvenes católicos en un estadio y se espera que atraiga a un mínimo de 1,2 millones de personas, según datos de la organización. Durante el vuelo a Brasil, Benedicto XVI ha asegurado que "no es nada nuevo" la excomunión de los legisladores que respaldaron la legalización del aborto en las primeras 12 semanas de embarazo en la Ciudad de México, ya que, según ha afirmado, "así está previsto en la doctrina de la Iglesia". El Papa hizo estas declaraciones durante un breve encuentro con los periodistas en el vuelo que le ha llevado a Brasil. Por su parte, el portavoz del Vaticano, el padre Federico Lombardi, ha explicado a los reporteros que los políticos que votaron en favor del aborto habían quedado excomulgados "automáticamente" por sus actos, según lo establece el Derecho Canónico. Por otra parte, el Pontífice se ha referido a los católicos que abandonan su fe para unirse a iglesias evangélicas protestantes en dicha región. Al respecto, ha asegurado que si bien es su "mayor preocupación", la expansión del protestantismo muestra también que hay una "sed de Dios". "Tenemos que ser más dinámicos", ha señalado Benedicto XVI, al tiempo que adelantó que pretende establecer una estrategia para responder a esta situación cuando se reúna con los obispos latinoamericanos. Por último, Su Santidad ha afirmado que el proceso de beatificación del arzobispo de El Salvador y activista por los derechos humanos, Óscar Romero, "sigue adelante". Benedicto XVI ha calificado a Romero como "un gran testigo de la fe católica" y lo ha elegido por haberse enfrentado a la dictadura militar en El Salvador. El Pontífice ha señalado que la causa de Romero "avanza" aunque ha reconocido que había críticas al arzobispo asesinado dentro de la Iglesia debido a los intentos por manipular su figura por parte de "algunas" fuerzas políticas latinoamericanas. El Papa se ha mostrado convencido de que el futuro de la Iglesia católica se decide en Brasil. Durante el vuelto, el pontífice también ha declarado haber estudiado bien la historia de Brasil, un país con 155 millones de católicos, y cómo ha evolucionado la fe católica, "que fue perseguida a finales del siglo XIX por fuerzas neoliberales". Además de manifestar su interés por "las culturas indígenas", el Papa Benedicto XVI se ha mostrado contento por visitar Latinoamérica, una región que acoge casi la mitad de los católicos del mundo, y ha expresado su deseo de que se convierta "en un continente ejemplar donde se resuelvan los grandes problemas de la humanidad".

Descarga la aplicación

en google play en google play