Escúchenos en línea

Persiste la discriminación laboral en Centro América, afirma OIT

LaVoz.com. Desde San José. | 10 de Mayo de 2007 a las 00:00
La discriminación por edad, enfermedad y raza destacan entre los nuevos problemas laborales que sufren los centroamericanos y caribeños de acuerdo a la Organización Internacional del Trabajo (OIT), señaló el jueves la experta de la entidad, Valentina Forastieri., La funcionaria ofreció una rueda de prensa en que detalló las conclusiones para la región del estudio global "La igualdad en el trabajo: afrontar los desafíos que se plantean". El análisis abarcó a los países de Centroamérica, Panamá, Haití y República Dominicana. Aunque manifestó preocupación por "la pervivencia de formas de discriminación referidas al trato desigual que sufren las mujeres", Forastieri destacó otras formas menos evidentes, como la discriminación a los pueblos indígenas, que "resulta igual de seria y dominante". "En Centroamérica y República Dominicana los indígenas generalmente solo pueden acceder a puestos en el sector informal, carentes de remuneración y principalmente en el sector agrícola", explicó. Mencionó el caso de Guatemala, donde alrededor del 43% de la población es indígena y sufre de "valoraciones establecidas a partir de estereotipos y permanecen marginados del acceso a salud, educación y empleo". En el caso de los jóvenes, resaltó contradicciones como la preferencia por personal menor de 35 años pero al lado de una exigencia de contar con experiencia laboral. "Numerosos jóvenes se encuentren excluidos, con una posibilidad tres o cuatro veces mayor que la de las personas adultas jóvenes", manifestó la experta al añadir que es peor para las mujeres de 20 a 24 años, con un desempleo del 18,5%, mientras para los hombres de las mismas edades es de 10,7%. El informe se refiere también a las personas con discapacidad o enfermas, entre ellos los infectados de VIH/SIDA. "Este grupo de población padece la discriminación en los procesos de contratación, excluyentes ya que algunas empresas exigen pruebas para determinar si alguien está enfermo. Luego, ya en el trabajo, son víctimas de acoso laboral", destacó Forastieri. En el caso de las mujeres, la funcionaria recordó que el índice de empleo entre la población femenina ha ido en aumento en la región pero solo el 41% de las mujeres en edad activa forman parte de la fuerza laboral. Además, apenas un 28% de ellas ocupa puestos de calidad, como jurídicos o de alta dirección, "lo que aún equivale a una minoría", apuntó. "Entre las mujeres más discriminadas se cuentan las indígenas y afrodescendientes. Persiste además una discriminación en función de la maternidad, y más para las mujeres más jóvenes, en plena etapa reproductiva", enfatizó la especialista. Para Forastieri, es necesario que las naciones del área emitan y apliquen legislaciones y políticas conformes a los principios de equidad.

Descarga la aplicación

en google play en google play