Escúchenos en línea

Concluye primera ronda de negociaciones con FMI y «estamos muy bien», afirma Bayardo Arce

Agencias Reuters y PL. Desde Managua. | 10 de Mayo de 2007 a las 00:00
El gobierno se mostró este jueves complacido con los resultados de la primera ronda de diez días de negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para lograr el aval de un programa económico que enfatice el apoyo al área social. La misión del FMI inició el 30 de abril la ronda de conversaciones con el gobierno de Ortega, que aspira a que el programa de tres años se convierta en el último convenio con el organismo financiero internacional. De acuerdo con Bayardo Arce, asesor económico del presidente Daniel Ortega, en las pláticas se logró poner más énfasis en la solución de los problemas sociales que en los indicadores macroeconómicos. "Desde el punto de vista nuestro estamos muy bien (...), hemos logrado que ellos (FMI) entiendan que hay una nueva lógica en el actuar económico del país con el presidente Ortega", dijo Bayardo Arce, asesor económico presidencial. "Esta nueva lógica tiene que ver con el hecho de que dentro de los parámetros, las metas que nos hemos puesto nosotros como Gobierno, tiene más énfasis la solución de los problemas sociales que los indicadores económicos," agregó. Les planteamos a ellos (al FMI), 12 metas económico-sociales, ocho son sociales, y cuatro son económicas, aseveró Arce, quien afirmó que el diálogo fue muy abierto. Arce aseguró que es la primera vez que un gobierno nicaragüense presenta un programa al FMI. Funcionarios del gobierno habían dicho al inicio de la ronda que Nicaragua esperaba clarificar puntos de coincidencia sobre una propuesta gubernamental y que la misión evaluaría el documento en Washington. La noche del miércoles, el presidente del Banco Central y jefe del equipo negociador de Nicaragua, Antenor Rosales, había comentado que uno de los temas discutidos con el FMI ha sido las reformas al Seguro Social. "Estamos no ajustando, sino discutiendo, conversando con el Fondo y demostrándolo con argumentos por qué nosotros creemos que vamos a tener un determinado nivel de reservas (internacionales) en el 2007, en el 2008, por qué es que estamos considerando que debemos de mantener un deslizamiento del 5% anual, por qué vamos a seguir manteniendo ese tipo de cambio y la política cambiaria", explicó Rosales. Aunque destacó que hay "coincidencias" con el FMI, Rosales también admitió puntos divergentes, sobre los cuales seguirán las discusiones "hasta encontrar una respuesta que conduzca al apoyo del fondo a la propuesta nacional". Ortega prometió semanas atrás que el país centroamericano se liberará en tres años del FMI, por cuyas políticas responsabilizó con la situación de pobreza que padece el 80 por ciento de la población. Tenemos la autoridad moral para decirle al FMI, señores, ustedes no pueden estarnos exigiendo que este pueblo se esté amarrando cada vez mas la faja (cinturón), como ha venido haciendo todos estos años, haciéndole pasar más hambre, sentenció Ortega el 21 de abril pasado. La delegación del FMI estuvo encabezada por Vikram Haksar, y por el representante del organismo en la nación centroamericana, Humberto Arbulú. La misión del organismo realizaría comentarios sobre las conversaciones el viernes, antes de abandonar Managua, dijo Arce. Dentro de dos semanas, ambos funcionarios expondrán ante el directorio del FMI en Washington, los resultados de las negociaciones con Nicaragua. Nicaragua tiene una deuda externa de unos 4.500 millones de dólares y está dentro de un programa de alivio de deuda que patrocina el FMI a cambio de una supervisión del organismo que asegure el rumbo de su macroeconomía. Al cierre del 2006, Nicaragua tenía unos 63 millones de dólares de deuda con el FMI. Un 80 por ciento de los 5,1 millones de habitantes de Nicaragua vive en condiciones de pobreza, por lo que el país busca incluir en el programa planes para incrementar el acceso a la escolaridad, la reducción del analfabetismo y de la mortalidad entre madres y niños. Las metas económicas que se incluyen en la propuesta del programa serán un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del 4,2 por ciento en el 2008 y una inflación máxima del 7,5 por ciento para este año y el próximo. En el 2006, la economía de Nicaragua se expandió un 3,7 por ciento y la inflación fue del 9,2 por ciento.

Descarga la aplicación

en google play en google play