Escúchenos en línea

Caribe y Centroamérica unen fuerzas

Agencia EFE. Desde Ciudad de Belice. | 12 de Mayo de 2007 a las 00:00
El presidente Daniel Ortega se retrasó y llegó tarde a Belice. No hubo explicaciones oficiales del atraso, pero el mandatario nicaragüense no estuvo para la foto oficial, la cual se tomó antes de la inauguración del encuentro, en los jardines del hotel sede de la cita. Los países de Centroamérica y el Caribe unirán fuerzas en una "apuesta por la integración" y definirán una estrategia común de inserción en mejores condiciones en los bloques internacionales, en la cumbre que iniciaron hoy en Belice. Los jefes de Estado y de Gobierno reunidos en esta II Cumbre del Sistema de Integración Centroamericana (Sica) y la Comunidad del Caribe (Caricom), que representan a una población de 47 millones de personas, firmarán la Declaración de Belice, una "apuesta por la integración". Así lo dice el borrador de dicho documento, según indicaron funcionarios que participaron en su elaboración y que agregaron que, además de "consensuado", cuenta con todo el "respaldo político" de los gobernantes. La Declaración conjunta fue preparada en reuniones técnicas y de cancilleres que concluyeron el viernes, y aunque en principio se contemplaba que esta cumbre daría el punto de partida a las negociaciones de un Tratado de Libre Comercio en el área, la fecha de su lanzamiento quedará pendiente, indicaron las fuentes. No obstante, el acuerdo identifica "la necesidad de fomentar la colaboración para promover el desarrollo de sus países y la inserción de sus regiones en la economía internacional en las mejores condiciones", agregaron. Las áreas de cooperación en las que se ha trabajado con los dos organismos regionales comprenden programas de desarrollo humano, salud, vivienda, erradicación de la pobreza y protección del medio ambiente, con especial interés en la salvaguardia de sus bosques primarios y el Mar Caribe común. Además, mitigación de los desastres naturales, política exterior común, libre comercio e inversión, combate de la criminalidad y el terrorismo, lucha contra la corrupción y la impunidad, transporte aéreo y marítimo, turismo y promoción cultural. Se pretende también conformar un bloque para "promover propuestas conjuntas" y candidaturas que representen, en los organismos internacionales que integran, los intereses comunes definidos. Los dirigentes reafirmarán asimismo el compromiso en la lucha global contra la corrupción y la impunidad y respaldarán el acuerdo de la Cumbre Anticorrupción celebrada en noviembre pasado en Guatemala, a la que las partes firmantes darán seguimiento. En el área de desarrollo de alternativas no tradicionales de generación energética, acordarán definir estrategias nacionales en armonía con políticas regionales y estimular en conjunto iniciativas de autosuficiencia que garanticen la "seguridad energética" de la zona común. Establecerán, asimismo, el "desarrollo sostenible" y el manejo de los bosques tropicales que todos comparten como una prioridad de sus políticas de crecimiento. Los jefes de Estado ratificarán la intención de reunirse cada dos años y anunciarán la fecha y lugar del próximo encuentro. El Caricom está integrada por Antigua y Barbuda, Barbados, Bahamas, Belice, Dominica, Granada, Guayana, Haití, Jamaica, Santa Lucía, Surinam, San Cristóbal y Nevis, San Vicente y las Granadinas, Trinidad y Tobago y la colonia británica de Montserrat. El Sica está compuesto por Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y Belice y República Dominicana como país asociado. España, Taiwan y México, "países observadores" en los procesos del Sica, no fueron invitados al encuentro, pero se les participará de los resultados de la reunión. La I Cumbre SICA-CARICOM se celebró el mes de febrero de 2002 en Belice. También en este país, el pasado mes de febrero, se reunieron los ministros de Relaciones Exteriores y de Economía de las dos regiones para elaborar el "Plan de Acción Conjunta" que registra la voluntad de integración de los bloques.

Belice colapsada

La Ciudad de Belice no ha podido con el peso de atender, sin colapsar, a los presidentes de Centroamérica y sus séquitos, así como a los primeros ministros y delegados de los países del Caribe que se reúnen hoy en esta pequeña localidad. Aunque todos se esmeran en resaltar el "esfuerzo" del modesto gobierno para organizar una reunión de esta envergadura y disculpan las carencias o se "adaptan al paisaje", lo cierto es que la organización, cargada de buena voluntad, no ha sido profesional ni eficaz. Cada delegación se encarga de imprimir y elaborar sus propios documentos con la asistencia de las oficinas del hotel y con cargo a sus habitaciones y no de la organización del cónclave. Hasta ahora no ha habido confirmación de los delegados participantes, ni de la agenda de trabajo, ni información sobre los organismos negociadores, ni datos básicos del país sede que suelen proporcionar los medios en este tipo de eventos. El aparente secretismo con el que parecía desarrollarse el encuentro se ha convertido hoy en pura ineficacia, al no ser capaz la organización de identificar a los gobernantes sentados a la mesa de la II Cumbre Sica-Caricom. En contra de la pronta divulgación de los resultados que suele haber en las cumbres, el Departamento de protocolo de la cancillería de Belice anunció "para mañana" la entrega del discurso inaugural de su propio primer ministro, Said Musa, y la lista de asistentes. Los organizadores tampoco han confirmado la celebración de una rueda de prensa al término de la reunión, toda vez que está sujeta a la agenda de los dirigentes. La imposibilidad de salir del país salvo en un vuelo internacional obliga a los visitantes a apresurar sus asuntos para ajustarse al horario comercial de las aerolíneas.

Descarga la aplicación

en google play en google play