Escúchenos en línea

Presidentes rechazan plazos de Europa: «iremos al ritmo que Centroamérica decida»

Por Beatriz Lix, Otto N. Ángel, Herlindo Zet. Diario Siglo XXI, Guatemala. Desde Belice. | 12 de Mayo de 2007 a las 00:00
Al ritmo que Centroamérica decida. Esa es la gran conclusión de los presidentes centroamericanos reunidos en Ciudad Belice, quienes discutieron sobre la negociación comercial que la región pretende impulsar con la Unión Europea. Los jefes de Estado de la región sostuvieron un encuentro al margen de la cumbre con sus colegas del Caribe en ciudad Belice, y tomaron esa decisión. Con ello, los jefes de Gobierno descartan acatar los plazos que el Viejo Continente ha establecido para consumar la Unión Aduanera centroamericana, requisito ineludible para el comienzo de un eventual Acuerdo de Asociación con los europeos. Los mandatarios argumentan que aceptar el emplazamiento podría generar inconvenientes "al firmar, pero no poder cumplirlo posteriormente". La reacción se da luego de que el gobernante guatemalteco Óscar Berger solicitó a sus homólogos suscribir lo más pronto posible el convenio que dé vida a la eliminación de las fronteras comerciales en el Istmo. Incluso, Berger sugirió la segunda semana de junio para firmar el acuerdo, y recomendó la ciudad de Antigua Guatemala como sede, pero sus homólogos prefirieron no dar una respuesta y adversar los términos con los cuales los europeos esperan abrir la negociación de un Acuerdo de Asociación. Durante la Cumbre Presidencial, los gobernantes se reunieron con los países que integran la Comunidad del Caribe (Caricom), y reiteraron su disposición a buscar un Tratado de Libre Comercio entre los bloques (lea: Lanzan negociaciones con el Caribe). Debido a problemas de organización de los anfitriones, Siglo Veintiuno pudo estar presente en la sala donde los presidentes discutieron el tema, y pudo constatar que, pese a los abrazos y la cordialidad reinante en el ambiente, no se lograron los acuerdos esperados. Al mandatario chapín sólo lo respaldó el gobernante hondureño, Manuel Zelaya, quien argumentó que la experiencia en la negociación del DR-CAFTA con Estados Unidos puede servir de base para sentarse a la mesa con los europeos. Los presidentes Daniel Ortega, de Nicaragua; Antonio Saca, de El Salvador, y Óscar Arias, de Costa Rica, mostraron su desacuerdo para acelerar el proceso de integración, aduciendo que no puede seguirse con las exigencias que se tienen. "Debemos llevarlo al ritmo que Centroamérica pueda hacerlo", fue la coincidencia entre los jefes de Gobierno. Pero el único que al ser consultado sobre el proceso mantuvo su posición de manera abierta fue Ortega, quien considera que antes de impulsar una propuesta de este tipo debe existir un "fondo de compensación", el cual permita que el área pueda salvar sus deficiencias comerciales. Arias se limitó a decir que el tema "va caminando y que no hay plazo" para aprobar la Unión Aduanera. Saca y Berger expusieron un argumento similar con el cual manifestaron su intención de avanzar en el tema. Al final, el gobernante guatemalteco y los funcionarios que lo acompañaron se notaban insatisfechos por el resultado de la cita. "Nosotros esperamos que pueda firmarse el acuerdo el 15 de junio", concluyó Berger a su salida del hotel a las afueras de la capital beliceña. Los mandatarios que justificaron su opinión en contra de llevar el ritmo solicitado por Europa indicaron que, en parte, se debía al temor de firmar un documento que los comprometiera en asuntos que luego no podrían cumplir y "metieran en aprietos" a sus administraciones. Esto se debe a que la Unión Aduanera se depositaría en la Organización Mundial de Comercio, para tener rango de tratado internacional. Berger insistió en que la suscripción sería algo simbólico, que mandaría un mensaje de buena voluntad con la segunda economía más grande del mundo y permitiría ganar tiempo para avanzar en el establecimiento de una mesa de negociación del Acuerdo de Asociación, que va mucho más allá de un tratado comercial.

Descarga la aplicación

en google play en google play