Escúchenos en línea

Economista Avendaño advierte sobre conflictos socioeconómicos

| 5 de Enero de 2006 a las 00:00

El cada vez mayor injerencismo del Fondo Monetario Internacional en la política económica nicaragüense, provocará grandes tensiones socioeconómicas en el país, sobre todo si el organismo internacional insiste en prohibirle al presidente Enrique Bolaños que mejore los salarios del sector público, y exige incrementos tarifarios en la energía y el agua potable.

El economista independiente Néstor Avendaño, advirtió este jueves que las demandas por mejoras salariales de parte de los trabajadores de la salud y el magisterio nacional, así como los incrementos en las tarifas de luz y agua potable, serán el detonante de grandes tensionamientos en este 2006, último año del gobierno del presidente Bolaños.

A esto se agregan, según el economista, los paros que los empresarios del transporte colectivo urbano en Managua ya han anunciado, y la participación de los estudiantes universitarios en los mismos. Además, los sindicatos ya están hablando de demandar el incremento del salario mínimo para el sector privado, tal y como está legalmente establecido.

Avendaño plantea como una alternativa viable para paliar los efectos de estas demandas, que con los 400 millones de los 500 que la DGI captó este año como sobre-recaudación, se duplique el presupuesto para la compra de medicamentos al Ministerio de Salud, y se consulte nacionalmente sobre la asignación del resto de los recursos.

Si el presidente quiere que lo recuerden bien, debería distribuir la sobre-recaudación –que supuestamente amplió el presupuesto de ingresos para el 2006 a mil 093 millones de córdobas- de la siguiente manera: 581 millones para corregir la proyección de este año, y trasladar 512 millones de la sobre-recaudación del año pasado a presupuesto del 2006.


Descarga la aplicación

en google play en google play