Escúchenos en línea

Banco Mundial posterga decisión sobre el corrupto Wolfowitz para el jueves, pero es un hecho que ya no será su presidente

MiPunto.com. Desde Washington. | 16 de Mayo de 2007 a las 00:00
El Consejo Ejecutivo del Banco Mundial (BM) anunció este miércoles que continuará discutiendo este jueves el futuro de Paul Wolfowitz al frente del organismo. En un escueto comunicado, la institución financiera indicó que los directores ejecutivos "continuarán con sus deliberaciones mañana jueves por la mañana" y no ofreció ningún detalle adicional. El anuncio se produce poco después de que trascendiera a la prensa que Wolfowitz quiere que su futuro sea sometido a votación en el Consejo del Banco Mundial. Wolfowitz parecía dispuesto a renunciar, pero ha puesto condiciones. Fuentes del organismo crediticio dijeron que Wolfowitz negocia con los principales directivos los detalles de su dimisión. Una indemnización por su alejamiento anticipado del cargo y el reconocimiento de una parte de la responsabilidad del BM en el escándalo, se encuentran entre sus demandas. La noche del martes, Wolfowitz hizo una apasionada defensa de su gestión ante los miembros del directorio en un esfuerzo por conservar el cargo. De acuerdo con CNN, el gobierno del presidente George W. Bush y el Banco Mundial estarían en "la fase final" del acuerdo sobre el cual no se dieron más detalles. En días recientes, de cara a la creciente presión para que Wolfowitz dejara el cargo, la Casa Blanca inició una campaña de cabildeo entre países miembros de la institución a fin de generar respaldo para éste, sin mayores resultados. La cadena dijo que dos "fuentes cercanas a estas deliberaciones", revelaron que tras estas pláticas, además de conversaciones con funcionarios del banco, quedó claro que Wolfowitz "ya no puede servir" al frente de la institución. La Casa Blanca, que hasta ahora había apoyado "plenamente" al ex número dos del Pentágono, indicó en la mañana que todas las opciones están abiertas. "Sin duda ha habido un doloroso episodio para el banco y lo que se debe hacer es encontrar una salida para mantener la integridad de la institución, y por eso se deben discutir todas las posibilidades", dijo el portavoz de la Casa Blanca Tony Snow, en unas declaraciones que bajaron el tono del apoyo expresado en los últimos días. "El Banco es una institución importante. El Banco es mayor que cualquier individuo, pasado, presente o futuro", dijo por su parte un portavoz del Departamento de Estado, Tom Casey. Snow reconoció que este asunto constituye un "penoso problema" para el Banco, y eludió las preguntas sobre la voluntad o no de la Casa Blanca de que Wolfowitz permaneciera en su puesto. Snow se hizo eco de la posición de ex número dos de la Secretaría de Defensa, en el sentido de que cometió errores, pero estos fueron de buena fe y producto de la mala comunicación con entidades internas del Banco, como el Comité de Etica. "Ciertamente se trató de un error, pero no de una ofensa que amerite su despido", dijo. Alemania, uno de los miembros de más peso dentro del Banco Mundial, externó por primera vez de manera pública su falta de confianza en el directivo. En Berlín, la ministra de Desarrollo, Heidermarie Wieczorek-Zeul, dijo a la prensa que "él (Wolfowitz) le haría al banco y asimismo un gran servicio renunciando. Sería lo mejor para todos", dijo. Altos funcionarios del BM dijeron que el Consejo de Administración está definiendo una "extrategia de salida" que permitirá a Wolfowitz renunciar este miércoles y "pero salvando algo de su imagen" luego de su intervención para promover y aumentar el salario de su compañera sentimental, empleada del banco, afirma ABC News. El ex arquitecto de la invasión a Irak, nombrado para presidir el BM a propuesta del gobierno de George W. Bush, ve así virar su principal apoyo en la batalla que lo enfrenta a las naciones europeas, decididas a terminar rápidamente con este asunto que ya lleva más de un mes en discusión. Wolfowitz "suplicó" este martes a la junta directiva de la institución que tome una decisión "justa", y prometió realizar cambios en sus métodos de gestión, según la transcripción de la audiencia. "Le suplico a cada uno de ustedes que sea justo a la hora de tomar su decisión porque ella afectará no solamente mi vida sino también la forma como la institución es considerada en Estados Unidos y en el mundo", declaró Wolfowitz ante el consejo administrador reunido para discutir las acusaciones de favoritismo en su contra. "Temo que la manera como sea conducida la investigación pueda suponer un error mayor a largo plazo para la institución que las pretendidas acusaciones de falta de ética que fueron, en realidad, resueltas hace más de un año", agregó. Pero estas declaraciones de intención corren el riesgo de tener poco peso ante las conclusiones del comité ad hoc designado por el consejo, que consideró el lunes que "la situación actual causó una crisis, no solamente en las filas de la dirección, sino en el conjunto de la institución". En un documento de 52 páginas, el comité concluyó que Wolfowitz violó los términos de su contrato de trabajo, el código de conducta de la institución y tres de las reglas que se aplican al personal, al garantizar personalmente el desarrollo de su compañera sentimental, Shaha Riza, también empleada de la institución. Según varios responsables del gobierno de Bush, citados este miércoles por el Washington Post, estadounidenses y europeos se encaminan hacia una solución negociada, al término de la cual Wolfowitz dimitiría él mismo tras ser limpiada su imagen. Después de haber discutido con las otras capitales, la Casa Blanca llegó a la conclusión de que Wolfowitz ya no estaba en condiciones de dirigir la institución, según las fuentes, que se expresan a condición de anonimato. Para evitar sancionar a Wolfowitz, el consejo de administración podría basarse en la falta de claridad de las normas vigentes del Banco en lo que refiere a los conflictos de intereses, sugieren estas fuentes.

Descarga la aplicación

en google play en google play