Escúchenos en línea

Sigue el calvario de las víctimas del Nemagón y por quinta vez peregrinan a Managua

| 21 de Mayo de 2007 a las 00:00
Centenares de campesinos del occidente del país que fueron expuestos al peligroso agroquímico Nemagón en las antiguas plantaciones bananeras norteamericanas, emprendieron este domingo su quinta caminata de protesta hacia Managua para reclamar a las transnacionales indemnizaciones por los daños sufridos y atención médica al nuevo gobierno sandinista. La mayoría de los campesinos son ex labriegos de avanzada edad que contrajeron enfermedades en las bananeras que operaron en el departamento de Chinandega. La marcha es dirigida por Victorino Espinales, presidente de la Asociación de Trabajadores y ex Trabajadores Afectados por el Nemagón y el Fumazone, que agrupa a más de 7,000 campesinos afectados por el veneno. Otros ocho grupos sindicales que representan a los ex bananeros que fueron afectados por el pesticida, tampoco apoyan esta caminata a Managua y acusan a Espinales de buscar protagonismo y beneficio propio, lo cual rechaza el aludido. La peregrinación, la quinta en los últimos siete años, salió con unas 500 personas del municipio de Chinandega, a las 6 de la mañana del domingo. Otros 3.000 campesinos que ya no pueden caminar por los estragos de las enfermedades, serán trasladados en vehículos hasta un parque ubicado enfrente a la Asamblea Nacional, agregó Espinales Esta es la peregrinación más pequeña que los afectados realizan hacia Managua, debido a que muchos ex labriegos de las plantaciones están muy enfermos y otros ya murieron. Durante nueve días, caminarán 140 kilómetros. El líder de la marcha dijo que decidieron ir a protestar de nuevo a Managua debido a que gobierno sandinista de Daniel Ortega no está cumpliendo con la asistencia médica y financiera que lograron con el anterior gobierno, pero el Ministerio de Salud negó tal afirmación. "Ahora venimos contra Daniel Ortega, ya que su ministra de Salud, Maritza Cuan, nos quitó los beneficios de los acuerdos que obtuvimos en la última gran marcha de 2005", señaló. Entre esos beneficios mencionó el de una partida presupuestaria anual para atender a los afectados –del cual no precisó monto–, una política de prioridad para los más afectados y medicinas gratuitas. También, ayuda humanitaria para gastos de ataúd y funeral en los casos de muerte, añadió. El gobierno sandinista negó estar incumpliendo con esos acuerdos y más bien aseguró que han aumentado la ayuda a los afectados con el pesticida. La portavoz del Ministerio de Salud, Maritza Tellería, señaló que el gobierno inauguró el jueves pasado en Chinandega una unidad de diálisis para atender a pacientes que padecen de insuficiencia renal crónica y que hacen gestiones con países amigos para enviar equipos especializados a esa zona del país. Según Espinales, en su organización han muerto más de 1.500 campesinos en los últimos cinco años a causa de cáncer, enfermedades renales, del hígado y páncreas, provocadas por el agroquímico. La víctima mas reciente fue Humberto Carrasco, un ex labriego que rociaba el pesticida en las plantaciones sin darse cuenta que el veneno le provocaría un cáncer en el estómago. Estos campesinos llevan casi diez años exigiendo a las transnacionales bananeras que operaron en Nicaragua hasta inicios de los años 80, el pago de indemnizaciones a través de demandas en los tribunales nicaragüenses. Los juicios fueron presentados al amparo de una ley especial para personas afectadas por pesticidas, muchos de los cuales aún no han sido resueltos, mientras que aquellos que recibieron sentencias favorables no han logrado hacer efectivos los pagos, debido a complicaciones legales que sus abogados encontraron en Estados Unidos. Los afectados por el pesticida Nemagón, Di-bromo cloruro propano (DBCP), que pese a que fue prohibido en el mundo en los años 60 las multinacionales bananeras lo siguieron usando en Nicaragua hasta hace pocos años, no precisaron cuándo prevén llegar a Managua. Los pesticidas fueron utilizados en las bananeras de Chinandega, una región eminentemente agrícola del noroeste de Nicaragua, en los años 70 y 80, y afectaron a unos 26,000 campesinos de los que cerca de 2,500 han muerto, indicó Espinales. A causa del pesticida, los campesinos aseguran que contrajeron enfermedades como cáncer de piel, esterilidad, deficiencias en el desarrollo óseo y problemas en la vista, entre otras. Entre las empresas que fabricaron y que utilizaron el pesticida en Nicaragua figuran la Dole Fruit Company, Shell Chemical, Chiquita Brand Internacional, Standard Fruit Co., y Del Monte, las cuales enfrentan una batalla legal con los campesinos, tanto en EE.UU., como en Managua.

Descarga la aplicación

en google play en google play