Escúchenos en línea

Cuba realiza impresionante ejercicio masivo para evitar tragedias durante los huracanes

Varias agencias. Desde La Habana, Cuba. | 20 de Mayo de 2007 a las 00:00
Una aguda sirena de malos presagios quebró el silencio de este domingo en La Habana: un incendio en una gran tienda por departamento moviliza a cientos de sus trabajadores, que preservan vidas y recursos. Al final hay risas y sudores, pues se trata de un ejercicio en toda Cuba contra desastres. "Estamos simulando un incendio", explica a la prensa un responsable de la tienda por departamento La Epoca, una de las mayores de La Habana, ubicada en un populoso barrio, donde curiosos y transeúntes acuden a ver el ejercicio. Tras la sirena, se procede a la evacuación de los trabajadores, los cuales salen corriendo del edificio cargando supuestos heridos, que reciben los primeros auxulios. Otros preservan los bienes de llamas y malechores, uno de los cuales, también en simulacro, es apresado por la guardia obrera y la policía. "Recuerdo cuando se quemó El Encanto, allí murió Fe del Valle", dice una anciana rememorando un atentado anticastrista en los años 60 contra otra tienda de La Habana, reducida a cenizas junto a su administradora. En toda Cuba se está desarrollando Meteoro-2007 desde el sábado, un ejercicio anual que trata de detectar las vulnerabilidades de cada lugar contra ciclones, incendios, derrumbes, terremotos, penetraciones marinas, accidentes tecnológicos y de otros tipos. Con simulacros de evacuación, la protección de bienes estatales y análisis de los retos ante la próxima temporada de huracanes, las autoridades cubanas y la población realizaron dos días de preparación para prevenir muertes por estos desastres naturales. El ejercicio implicó la masiva movilización de la gente, los bomberos, policías, fuerzas armadas y la Defensa Civil con vista al periodo en el cual se desarrollan huracanes por el Atlántico y que se extiende desde el 1 de junio al 30 de noviembre. 'Meteoro 2007' tomó en cuenta las experiencias en el enfrentamiento a eventos ocurridos en el país en los años más recientes y en el perfeccionamiento de los estudios de vulnerabilidad que en cada territorio elaboran expertos y las autoridades. Gobiernos de las 14 provincias y todos los municipios, Defensa Civil, las Fuerzas Armadas, el Ministerio del Interior y otras entidades, bajo la dirección del Partido Comunista (PCC), forman los diferentes Consejos de Defensa, encargados de las operaciones. "En la misma medida que nos preparemos, que en nuestros planes existan todas las variantes con objetividad, en la misma medida que imaginemos todas las circunstancias (...) así mismo será después el éxito que logremos", dijo a la prensa el miembro del Buró Político del PCC y su primer secretario en Ciudad de La Habana, Pedro Sáez. El sábado fue dedicado a comprobar el dinamismo de los puestos de mando y dirección. El domingo intervienen los ciudadanos en sus barrios, centros de trabajo, escuelas y otros lugares. Muy temprano en la mañana comenzaron las prácticas de descontaminar la bahía de La Habana de hidrocarburos, un incendio en un almacén, evacuación de población, rehabilitación tras inundaciones, así como limpieza e higienización. "Cuba amaneció hoy adelantándose a la Naturaleza", afirmó el diario Juventud Rebelde, único de circulación nacional, el cual afirmó en su portada que el ejercicio "pondrá a prueba nuestra capacidad de respuesta ante la ocurrencia de desastres". En esas prácticas se evaluarán situaciones extremas que pudieran surgir a partir de "la experiencia acumulada durante los últimos años en el enfrentamiento a huracanes, episodios de lluvias intensas (...) y otros eventos", dijeron expertos de la Defensa Civil a la prensa. Especialistas del Instituto Cubano de Meteorología (IMC) pronostican que la temporada de huracanes de este año -1 de junio al 30 de noviembre- será activa debido al calentamiento de la temperatura del mar, uno de los factores que inciden en este tipo de fenómenos climatológicos. Según José Rubiera, jefe del Departamento de Pronósticos del Instituto Nacional de Meteorología la actual temporada ciclónica pudiera ser especialmente activa. La del año pasado se esperaba también un ciclo de mucha presencia de estos violentos fenómenos, pero se desarrolló tranquila con unos 10 eventos gracias a la influencia del evento Oscilación del Sur (ENOS o El Niño), manifestó el especialista. La temporada ciclónica 2006 produjo un total de nueve tormentas formadas, de ellas cinco huracanes, que apenas dejaron daños en la región y le dieron un respiro tras dos años de intensa actividad y daños cuantiosos. Cuba solo fue azotada ese año por la tormenta tropical Ernesto que provocó la evacuación de unas 700.000 personas, pero no dejó víctimas mortales. El récord de meteoros de este tipo registrado en esta área fue en el 2005, cuando se formaron 27 tormentas y de estas 14 alcanzaron categoría de huracanes, cifra superior a los 21 eventos de 1933. Pese a la enorme fuerza de ellos, en Cuba mueren pocas personas dado el nivel de organización e información de la población para evitar pérdidas humanas y minimizar las materiales. Pero en años anteriores, los huracanes han causado daños multimillonarios y algunas muertes, a pesar de la preparación y experiencia sobre esos eventos.

Descarga la aplicación

en google play en google play