Escúchenos en línea

Colombia y EEUU preparan emboscada contra Chávez

Agencia EFE. Desde Caracas, Venezuela. | 20 de Mayo de 2007 a las 00:00
El ex vicepresidente venezolano José Vicente Rangel denunció este domingo una "celada" de los gobiernos de Colombia y EEUU en contra del presidente de Venezuela, Hugo Chávez. "Ha sido detectada una operación que presuntamente involucra al ministro de Defensa de Colombia, Juan Manuel Santos", dijo Rangel en su programa en una emisora privada de televisión, a la que se vinculó tras dejar recientemente la Vicepresidencia del país. Según su versión, la "celada" consiste "en infiltrar" en el país "a una docena de efectivos militares colombianos (..), entre ellos expertos francotiradores", para "desencadenar acciones desestabilizadoras, asesinando dirigentes del gobierno y de la oposición". Se trata, añadió, de miembros "de la narco política colombiana" y "elementos belicistas del gobierno norteamericano encabezados por John Negroponte, segundo del Departamento de Estado de EEUU, quien recientemente visitó Colombia". Lo que llamó "desarrollo de una nueva fase de la guerra sucia", consistiría en que "un importante jefe narco colombiano", al que identificó como Wilber Varela, alias "Jabón" y "capo del cartel de la droga del Valle del Norte", "habría ingresado a nuestro país y sería capturado por agentes colombianos". Ello, "en una operación similar" a la realizada hace dos años con Rodrigo Granda, el "canciller" de la guerrillera Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), quien fue capturado por militares y policías venezolanos "pagados" por Colombia y entregado luego a agentes de ese país, lo que desató una crisis bilateral. Chávez en esa ocasión rompió todas las relaciones entre los dos países, a excepción de las diplomáticas, y exigió disculpas a su colega, Alvaro Uribe, quien viajó a Caracas para zanjar el asunto. Detenido en Venezuela y trasladado a Colombia, "Jabón" declararía a medios y autoridades colombianas "que habría sido protegido por las autoridades venezolanas y trataría de implicar al propio Chávez y otros altos funcionarios del gobierno, provocando un escándalo internacional", añadió Rangel. Maduro confirmó el viernes que suspendió la reunión que tenía prevista para ese día con su colega colombiano, Fernando Araújo, porque este último y el ministro colombiano de Defensa provocaron situaciones "aberrantes" y así "no nos han dejado otra opción". Primero fueron unas declaraciones de Santos en España, en una reunión antidrogas, y luego "la actitud cínica" de Araújo ante la nota de protesta venezolana, sostuvo Maduro.

Descarga la aplicación

en google play en google play