Escúchenos en línea

Derechos humanos en Cuba: hechos más que palabras

Ginebra. Por Carmen Esquivel/PL | 10 de Mayo de 2013 a las 09:47

Pocos países lograron tanto a favor de los derechos humanos como lo ha hecho Cuba durante estos 54 años de Revolución, a pesar de ser una nación bloqueada y sometida a todo tipo de agresiones por Estados Unidos.

Así lo reconocieron varias delegaciones en Ginebra durante el Examen Periódico Universal (EPU), un mecanismo que evalúa a los 193 miembros de la ONU aproximadamente cada cuatro años y medio.

Cuba llegó a ese ejercicio el 1 de mayo con indicadores que la ubican a la par y en muchos casos por encima de naciones desarrolladas.

La mayor de las Antillas cumplió gran parte de los Objetivos del Milenio de la ONU, la tasa de mortalidad infantil es la más baja de Latinoamérica y la materna está entre las menores del orbe.

Un reciente estudio de la organización no gubernamental británica Save the Children distinguió a Cuba como el mejor país de América Latina para ser madre.

La isla caribeña garantiza el acceso universal y gratuito a la salud y la enseñanza, y en el Índice de Desarrollo de la Educación para Todos se encuentra en el lugar 14 a nivel mundial.

Sus notables avances en la realización de los derechos económicos, sociales y culturales fueron motivo de elogio por numerosos oradores en el EPU.

También destacaron los incuestionables logros en la igualdad de género, la atención a los discapacitados y las nuevas normas relativas a la vivienda, la entrega de tierras en usufructo y las enmiendas a la Ley de Migración.

Hay que decir que, en el diálogo interactivo por el examen de Cuba, más de 130 representantes hicieron uso de la palabra, un récord en este tipo de evento y una prueba del reconocimiento a sus esfuerzos y avances en brindar protección a todas las personas, sin ningún tipo de distinción.

"Cuba es uno de los países con mayor desarrollo humano en el mundo, es una inspiración para todos", declaró a Prensa Latina el embajador de Venezuela ante los organismos internacionales en Ginebra, Juan Arias.

Por su parte, el representante diplomático de Somalia, Yusuf Mohamed Ismail, expresó que la presentación del informe fue muy puntual, comprensiva y abierta a la reflexión y servirá como ejemplo para otros países.

El mérito de la mayor de las Antillas es doble, si se tiene en cuenta que durante más de cinco décadas ha estado sometida al bloqueo de Estados Unidos.

Hasta diciembre de 2011 esta guerra económica, comercial y financiera había ocasionado daños por un billón 066 mil millones de dólares, considerando la depreciación de esa moneda frente al valor del oro en el mercado internacional.

"El bloqueo económico, político y mediático impuesto por Estados Unidos que Cuba resiste, invicta, desde hace más de 50 años, es una violación masiva, flagrante y sistemática de los derechos humanos", denunció en su informe ante el EPU el canciller Bruno Rodríguez.

Agregó el ministro de Relaciones Exteriores que esa agresión provoca daños, carencias y sufrimientos, pero no ha impedido la igualdad de oportunidades, la equidad en la distribución de la riqueza, ni la justicia social.

En mi país, dijo, no hay personas desprotegidas, ni privadas de dignidad, no hay niños sin educación de calidad, enfermos sin esmerada atención médica o ancianos sin protección social.

Añadió que el bloqueo tampoco le ha impedido compartir desinteresadamente lo que tiene con otras naciones y contribuir a la realización de los derechos humanos de varios pueblos del mundo.

Programas como la Operación Milagro permitieron efectuar operaciones oftalmológicas gratuitas a dos millones 400 mil personas de países de América Latina, el Caribe y África.

Otros seis millones 900 mil aprendieron a leer y escribir por el método de alfabetización "Yo, sí puedo" desarrollado por pedagogos cubanos.

"Cuba es uno de los países más solidarios del mundo y ha brindado apoyo a numerosas naciones en desarrollo", afirmó Verónica Aguilar, consejera del Servicio Exterior de Ecuador en Ginebra.

La funcionaria recordó toda la cooperación de la mayor de las Antillas a su pueblo, sobre todo en la misión Manuela Espejo, un estudio clínico-genético y psico-social para la atención a los discapacitados.

Aguilar destacó también la presencia de miles de médicos y educadores cubanos en los lugares más remotos para la atención a las personas de escasos recursos.

Un total de 13 países de Europa, Asia, África y América asistieron entre el 22 de abril y principios de mayo al Examen Periódico Universal, un mecanismo de revisión periódica de las obligaciones y compromisos en materia de derechos humanos creado en 2007.

La embajadora cubana en Ginebra, Anayansi Rodríguez, expresó su satisfacción por la forma en que se desarrolló este ejercicio y anunció el compromiso de seguir trabajando por el fortalecimiento y perfeccionamiento del EPU.

En septiembre próximo, durante el 24 período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos, Cuba dará una oportuna respuesta a las recomendaciones constructivas formuladas por la amplia mayoría de las delegaciones.

Muchas de ellas ya han sido cumplidas, se encuentran en proceso de implementación o forman parte de las prioridades futuras del país, dijo.

La diplomática agradeció a todas las delegaciones que hicieron un claro reconocimiento y aliento a la obra de Cuba, en la promoción y protección de los derechos humanos de su pueblo y de otras naciones del mundo.

*Jefa de la corresponsalía de Prensa Latina en Francia. Enviada especial en Ginebra para el Examen Periódico Universal (EPU).


Descarga la aplicación

en google play en google play