Escúchenos en línea

«¿Quién responde por la muerte de las mujeres?»

Campaña 28 de setiembre | 24 de Mayo de 2007 a las 00:00
Un total de 128 personas, representantes de 57 organizaciones de mujeres, sociedad civil, líderes comunitarias, instituciones del Estado, agencias de cooperación y medios de comunicación asistieron este miércoles 23 de mayo de 2007 al Foro Debate "¿Quién responde por la muerte de las mujeres?". El foro fue organizado por la Campaña 28 de Septiembre por la Despenalización del Aborto en América Latina y El Caribe, en alianza con la Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe, RSMLAC, en el marco de la Campaña por el 28 de mayo, día Internacional por la Salud de las Mujeres. El Foro Debate "¿Quién responde por la muerte de las mujeres?" realizado en Managua, dirigido a analizar las consecuencias de la derogación del Aborto Terapéutico en Nicaragua, contó con tres especialistas en derecho y en medicina, la jurista Asunción Moreno y los médicos Ana María Pizarro y Oscar Flores Mejía. La doctora Moreno, a cargo del tema "La despenalización del Aborto Terapéutico y el marco legislativo de Nicaragua" disertó sobre el compromiso del Estado con las mujeres, de las que no se puede pretender que renuncien a su propia vida, y la prevalencia de los derechos de las personas nacidas. En su opinión, los derechos de las mujeres son más fuertes frente al Estado y prevalecen sobre los derechos de los que están por nacer, y en este sentido, recordó que el derecho a la legítima defensa está establecido en el Código Penal nicaragüense y se trata de defender un bien como la vida, cuando está en peligro. Por su parte, la doctora Ana Maria Pizarro, en su ponencia "La derogación del Aborto Terapéutico: Una crónica de las muertes anunciadas" presentó una cronología desde 1989 al 2007 sobre los grupos de presión contra el Estado laico. De acuerdo a la doctora Pizarro, esos grupos de presión han sido organizados para liderar procesos destinados a implantar la educación católica en las instituciones públicas y la participación de las jerarquías religiosas en las políticas de salud, educación, familia y juventud. También dijo que tales grupos convocan a los feligreses toda vez que asoma la posibilidad de una legislación que sustente los derechos de las mujeres, y su punto culminante ha sido la derogación del Aborto Terapéutico, ocurrida en el marco de una campaña electoral y un concordato de los partidos políticos con la iglesia Católica y Evangélica. El doctor Oscar Flores Mejía presentó "El enfoque médico sobre la despenalización del Aborto Terapéutico" e hizo una amplia exposición sobre la responsabilidad de médicos y médicas para salvar la vida de las mujeres, que entró en franca contradicción con la Ley 603 que deroga el Aborto Terapéutico. Flores mencionó la amplia gama de enfermedades y situaciones por las cuales las mujeres embarazadas tienen posibilidad de perder su vida o sufrir graves problemas de salud y demandó el restablecimiento del Aborto Terapéutico, medida que cuenta con la aprobación del 94% de profesionales de la ginecología de todo el país. Asimismo, Flores analizó la relación entre el incremento de las muertes maternas a razón que las mujeres no cuentan con la posibilidad de interrumpir su embarazo cuando así lo necesitan. Luego de las presentaciones de las ponencias de los tres espedialistas, hubo un amplio debate de las y los participantes que representaban organizaciones de Matagalpa, Masaya, León, Ocotal, Diriamba, Jinotepe, Rivas, Estelí, Somoto y Managua. Para finalizar el foro debate, se presentó la obra teatral «No me acuses», del Grupo "Nuestra Cara" del Colectivo de Mujeres de Matagalpa, pieza en la cual expone la realidad de pobreza y exclusión en la cual las mujeres nicaragüenses se desarrollan. La obra conmovió a la asistencia por su realismo y actualidad. También hubo testimonios de situaciones que algunos de los participantes han vivido y denunciaron la situación de una mujer que intentando llegar a los EEUU fue violada por los coyotes, regresando embarazada y portadora del VIH, sin contar con la posibilidad de interrumpir un embarazo producto de la violencia sexual y la impunidad que impera. Destacaron entre las y los participantes una nutrida delegación de la Policía Nacional integrada por representantes de la Comisaría de la Mujer de Carazo, Policía Nacional de Carazo, Comisaría de la Mujeres de Jinotepe, así como representantes de la Alcaldía de Jinotepe.

Descarga la aplicación

en google play en google play