Escúchenos en línea

Colombia amenaza la unidad latinoamericana y caribeña

Managua. Agencia PL. | 3 de Junio de 2013 a las 12:03
Colombia amenaza la unidad latinoamericana y caribeña

El desarrollo autónomo y la unidad latinoamericana y caribeña están en riesgo por las pretensiones de Colombia de ingresar a una agrupación militar como la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), evaluaron este lunes analistas nicaragüenses.

A juicio del exdiplomático e historiador Aldo Díaz Lacayo, hay otros indicios para sustentar la tesis de que el gobierno del presidente Juan Manuel Santos pretende quebrantar la integración para servir a intereses extraterritoriales de carácter imperialista.

Hay un riesgo tremendo de que se rompa la unidad y volvamos a ser naciones parceladas, compitiendo entre sí y hasta con posturas enemigas, dijo el estudioso al sopesar la denuncia hecha este domingo por los mandatarios de Nicaragua, Daniel Ortega, y Venezuela, Nicolás Maduro, en torno al caso colombiano.

Según Lacayo, un primer indicio público fue la carta de pésame enviada por Santos al pueblo venezolano por el deceso de Hugo Chávez, teniendo en cuenta la naturaleza del mensaje y la coyuntura.

En la misiva, el gobernante expresó su disposición de contribuir con una transición democrática en Venezuela, en paz y tranquilidad, como si fuera un gesto de reciprocidad al apoyo de Chávez al proceso de paz en Colombia, alertó.

Una segunda señal evidente, como una bomba contra el pueblo venezolano, fue el recibimiento por parte de Santos al excandidato presidencial venezolano Henrique Capriles, indicó.

El acto pareciera carente de peso, pero no se trata de recibir a cualquier político, sino al hombre que está alegando la existencia de supuesto fraude electoral en Venezuela y pone en entredicho la legitimidad del gobierno bolivariano encabezado por Maduro, aseveró.

Otro indicativo fueron las conversaciones con el vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden, en cuya agenda estuvo la idea de retomar la implementación del neoliberalismo en América Latina y el Caribe, subrayó Lacayo en comparecencia por el canal 4 de la televisión.

También la reciente reunión en Colombia de los estados miembros de la Alianza del Pacífico apunta hacia el interés de fortalecer un bloque económico de espíritu neoliberal en contraposición al proceso de emancipación regional, expuso el experto.

Ello plantea una guerra contra la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), el acuerdo energético de Petrocaribe y el Mercado Común del Sur (Mercosur), al cual Chávez logró conferirle una orientación política distinta a favor de la unidad, advirtió.

Sobre el tapete está una ofensiva para tratar de desestabilizar a la región que podría significar el desencadenamiento de conflictos armados internos, estimó.

Al analizar el posicionamiento de Santos, podría afirmarse que llegó a su fin el proceso de paz en aquel país, aunque de manera formal continúen las conversaciones entre el gobierno nacional y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), sustentó el estudioso.

Las FARC-EP saben que los acontecimientos van contra de la paz interna porque ello implicaría un cambio favorable para la unidad latinoamericana y en las actuales circunstancias el gobierno colombiano no lo va a permitir según atestiguan los hechos, valoró.

En opinión del periodista William Grisby, director de Radio La Primerísima, frente a las maniobras de desestabilización, Nicaragua y Venezuela, en las figuras de Ortega y Maduro, confirmaron este fin de semana que en el plano bilateral y en el ámbito del ALBA seguirán impulsando la cooperación y la unidad.

Al decir de Grisby, la solicitud colombiana de ingresar a la OTAN tipifica como un ofrecimiento de Santos para colocar a ese Estado como punta de lanza contra el proyecto revolucionario en favor de los pueblos latinoamericanos y caribeños.

Ante las amenazas, está la posición clara expuesta desde la perspectiva del ALBA: "El único camino que debe tener nuestro continente, es declarar a América Latina y el Caribe territorio de paz, libre de intervención de ejércitos extranjeros, extra continentales, libres de armas nucleares", como expresó Maduro.

Nadie es tonto, todo lleva entonces a la suspicacia, porque así como los pueblos vienen batallando y alcanzando victorias por la unidad para beneficio de las familias, "también el imperio, los imperios, la tiranía del capitalismo global siguen conspirando y cuando más fuertes nos ven, más conspiran para tratar de debilitarnos", resumió Ortega.


Descarga la aplicación

en google play en google play