Escúchenos en línea

Ya está en el aire TVES en Venezuela y la golpista RCTV transmitirá por cable

Por Julio César Mejías, agencia PL. Desde Caracas, Venezuela. | 27 de Mayo de 2007 a las 00:00
Venezuela vive hoy en el epicentro de la lucha continental por la democratización de los medios de comunicación, con la apertura de TVES, una televisora de servicio público en señal abierta. TVES -Televisora Venezolana Social- salió al aire este lunes a través de las frecuencias del canal 2, que habían sido ocupadas durante 53 años por Radio Caracas Televisión (RCTV), cuya concesión para la utilización del espacio radioeléctrico venció la víspera. Previamente diversos intelectuales destacaron la propuesta venezolana de crear una comunicación de servicio público dirigida a la formación de valores en la sociedad. El periodista y director de Le Monde Diplomatique, Ignacio Ramonet, resaltó el proyecto venezolano porque será un medio que dará cabida al talento popular a través de la diversidad y la pluralidad. Ramonet valoró altamente la salida al aire de una señal televisiva a la orden de la verdad, la cultura, la educación y el propio pueblo. El intelectual, quien disertó en las Jornadas Internacionales de la Comunicación, realizadas una semana atrás en esta capital por la convocatoria del canal Telesur, expresó su solidaridad con la decisión de no renovarle la concesión a RCTV. De acuerdo con reportes del Ministerio de Telecomunicaciones, en los últimos 30 años RCTV fue sometida a diversos procedimientos por prácticas desleales (2003, 2004 y 2005) e infracciones. La lista incluye sanciones de cierre temporal de transmisiones, aplicadas durante anteriores gobiernos (1976, 1980, 1981, 1984, 1989 y 1991). Pero la página más oscura de su actuación fue escrita en abril de 2002 cuando la gerencia de RCTV sesgó su programación diaria para apoyar un golpe de Estado contra el presidente, Hugo Chávez, y su gobierno democráticamente electo. Aquí se recuerda que ese canal participó en lo que se denominó el primer golpe de Estado mediático del mundo y prohibió a sus reporteros transmitir informaciónes sobre el fracaso de la asonada. Poco después también desempeñó un papel preponderante contra el gobierno durante el extenso paro petrolero que asfixió al país. RCTV ha lanzado una campaña a través del mundo para desprestigiar y atacar, con muchas calumnias y mentiras, al Gobierno venezolano, han tratado de desvirtuar lo que está pasando en el país, puntualizó Ramonet. Otro reconocido periodista, el chileno Manuel Cabieses, director y fundador de la revista Punto Final, aseguró que Venezuela sostiene en Latinoamérica la bandera del desafío a la dictadura de los medios de comunicación. Cabieses ponderó la decisión del Ejecutivo venezolano de democratizar el espacio radioeléctrico, pues los medios de comunicación privados constituyen el punto neurálgico de la dominación que una minoría ejerce sobre nuestros pueblos. La comunicación es un derecho humano básico e implica una interlocución, un diálogo, no una emisión unidireccional de los contenidos como ocurre hoy con la prensa, la radio y la televisión en el mundo contemporáneo, sostuvo. Sobre la televisión, el principal instrumento de formación de la opinión y la conciencia de los pueblos, recordó que hace muchos años el profesor Manuel Calvelo definió ese medio como el gran sordo que le habla a millones de mudos. Jamás podremos ser libres si no rompemos esas cadenas y por eso defiendo la decisión del Gobierno venezolano de crear un canal de servicio público que abra las puertas a producciones diversas y plurales, añadió. Muchas de esas producciones son vetadas por los monopolios mediáticos, porque no encajan en sus modelos audiovisuales, concluyó el director de Punto Final. El pensador británico-paquistaní Tariq Alí consideró que las entidades que se oponen al proceso revolucionario en Venezuela han convertido el cese de la concesión a RCTV en un tema de mucha más importancia de la que en realidad tiene. Bajo condiciones normales esto habría sido un proceso realmente minúsculo, manifestó el también editor de larga data de la revista británica New Left Review. En su lugar sale TVES, una televisora que a juzgar por su proyecto llegaráa a satisfacer a muchos, sentenció el autor de Pirates of the Caribbean: Axis of Hope (Piratas del Caribe: eje de la esperanza), en el cual analiza los procesos políticos latinoamericanos actuales. El cineasta argentino Fernando Pino Solanas redondeó lo que este domingo mostró la mayoría de los venezolanos en las calles: "la no renovación de la concesión a RCTV no solamente es un derecho constitucional, sino una fiesta para el pueblo". Y finalizó: "ahora la prioridad es promover camadas de realizadores para que esto sea un hormiguero de producciones".

Descarga la aplicación

en google play en google play