Escúchenos en línea

Paramilitares iban a atentar contra el Presidente Maduro

Caracas. Telesur | 10 de Junio de 2013 a las 13:20

El ministro de Interior, Justicia y Paz venezolano, Miguel Rodríguez Torres, informó este lunes que según las investigaciones los dos grupos de paramilitares colombianos que fueron detenidos el pasado fin de semana iban a atentar contra la vida del presidente Nicolás Maduro.

"Hemos adelantado el trabajo de investigación y luego de algunos interrogatorios con integrantes de estos grupos, podemos presumir con mucha fuerza que ambos grupos intentaban llevar adelante operaciones de magnicidio y sicariato contra el presidente de la República, Nicolás Maduro, o algún otro integrante del Gobierno Bolivariano", informó Torres en una rueda de prensa.

Rodríguez Torres agregó que "el primer grupo fue atrapado en Coloncito, en el estado Táchira (occidente del país)". Allí se capturaron a seis personas, todas de nacionalidad colombiana, pertenecen a la banda Los Rastrojos, grupo vinculado al paramilitarismo colombiano".

A este grupo se le incautaron un fusil AK-47, dos pistolas, un revolver, una escopeta calibre doce, dos granadas de mano y cartuchos; además de dinero en efectivo, celulares y una motocicleta.

Tras los interrogatorios, se pudo conocer que "este grupo tenía previsto dirigirse a la capital para una misión que les sería informada al llegar a Caracas", precisó el titular de Justicia.

El segundo grupo de tres personas fue capturado en Guanare (capital de Portuguesa, oeste de Venezuela) y pertenecen a una banda que lidera José María Barrera, alias el Chepe Barrera, el jefe de las Autodefensas del Sur del Magdalena. Los detenidos habían adquirido "una hacienda para utilizarla como centro de entrenamiento".

A los paramilitares se les fue incautado "un fusil bullmaster de fabricación estadounidense, utilizado especialmente para sicariato y magnicidio, uniformes militares con toda la simbología del Ejército venezolano, una caja negra de un avión y partes de aviónicas de un tipo aparato que aún se desconoce".

El ministro de Interior y Justicia venezolano apuntó que se puede pensar que la caja negra "era para ser utilizada como parte de un falso positivo de un accidente aéreo".

Continuarán las investigaciones

El ministro de Interior, Justicia y Paz venezolano aseguró que aún cuando la extrema derecha se burle del tema, continuarán las investigaciones sobre la relación de estas detenciones y de la compra de los 18 aviones por parte de la oposición de ese país.

"Desde la derecha se va a minimizar la noticia o tomarlo como una burla. Si le sumamos a esto la denuncia de José Vicente Rangel (periodista venezolano) y la compra de 18 aviones, presumimos con fuerza hay un plan orquestándose desde Colombia contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro", resaltó.

El ministro Rodríguez Torres aseguró que hay otro grupo de paramilitares desplegado en la ciudad de Caracas con "fusiles de francotiradores y armas largas". Aseguró que esperan dar con la banda en las próximas horas.

El general considera que la presencia de estos grupos tiene que ver con los intereses de desestabilización de la derecha venezolana.

"Hemos visto que han sido capaces de violar Embajadas (...), capaces de traer 150 paramilitares colombianos en el año 2004 (...), si han sido capaces de todo esto, le pusieron una bomba a un fiscal como Danilo Anderson, no nos extraña en lo absoluto que este plan tenga una finalidad política, desestabilizadora de la extrema derecha que vive soñando en una salida violenta" de una crisis que sólo es vista por ellos, aseguró.

Oposición conspira con grupos asesinos desde Colombia

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció este lunes a través de su cuenta en Twitter que su Gobierno enfrenta "un plan de la derecha fascista, con el apoyo desde Colombia de grupos violentos, para asaltar el poder político", en el marco de la captura de dos grupos de paramilitares colombianos el pasado fin de semana.

"Ratifico desde Colombia se conspira contra nuestra Patria, la derecha ha coordinado nuevamente que grupos asesinos vengan a nuestra Patria", denunció el mandatario después de que el ministro de Interior, Justicia y Paz de Venezuela, Miguel Rodríguez Torres, informara que los grupos paramilitares tenían como objetivo atentar contra el presidente de la República.

"Hemos adelantado el trabajo de investigación y luego de algunos interrogatorios con integrantes de estos grupos, podemos presumir con mucha fuerza que ambos grupos intentaban llevar adelante operaciones de magnicidio y sicariato contra el presidente de la República, Nicolás Maduro, o algún otro integrante del Gobierno Bolivariano", señaló Rodríguez.

En tanto, el jefe de Estado sostuvo que "seguiremos denunciándolos y enfrentándolos con la fuerza de la Constitución y la Revolución. Sigamos combatiendo y construyendo Patria".

También felicitó el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) "por el trabajo en defensa de la paz, estos grupos violentos son el brazo armado que ejecuta el plan de la derecha fascista", reiteró el presidente Maduro.

El presidente Maduro ha denunciado en reiteradas ocasiones sobre planes que tiene la derecha venezolana, con apoyo de fuerzas extranjeras, para desestabilizar y atentar contra la paz y el sistema democrático en las nación suramericana.

En abril de 2004, el Líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, informó sobre la captura de más de 150 paramilitares -todos colombianos- en la finca Daktari, ubicada en Caracas y propiedad de Rodolfo Alonso, vinculado a la derecha venezolana, que contó también con el apoyo del entonces presidente de Colombia, Álvaro Uribe.

Tras su detención, los terroristas admitieron que la derecha venezolana los llevó al país suramericano para cumplir la misión de asesinar al jefe de Estado. Además, según a las investigaciones, entre los implicados venezolanos en el plan de magnicidio figura Pedro Carmona Estanga, uno de los actores del fallido golpe de Estado del 11 de abril de 2002.


Descarga la aplicación

en google play en google play