Escúchenos en línea

46 diputados de la derecha, 2 del MRS y tres tránsfugas votan contra Venezuela

| 29 de Mayo de 2007 a las 00:00
La Asamblea Nacional aprobó este martes una condena expresa a la decisión del gobierno de Venezuela de no renovar la licencia del multimillonario Marcel Granier para continuar operando la empresa televisiva Radio Caracas Televisión (RCTV). La condena fue aprobada en la sesión plenaria con los votos de 51 diputados, 34 en contra, tres que no ejercieron su derecho al voto y cuatro ausentes, de los 92 legisladores que integran ese poder del Estado, precisó el titular de la Asamblea Nacional, el sandinista René Núñez. La resolución no contó con el respaldo de 34 de los 38 diputados del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). El jefe de la bancada del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Maximino Rodríguez, presentó la propuesta de declaración a nombre de su partido en consenso con la Alianza Liberal-Partido Conservador (ALN–PC), y del Movimiento de Renovación Sandinista (MRS). La iniciativa contó con el apoyo de tres diputados que se autodefinen como "independientes", dos de ellos desertores del MRS y otro del ALN. Los diputados que votaron a favor de la resolución pertenecen a los opositores PLC (25, uno ausente), ALN (21, uno ausente), dos del MRS y tres tránsfugas. Tres diputados del FSLN no estaban en la sesión y otros dos de esa bancada, Miriam Argüello y Dora Zeledón, suplente del jefe de bancada Edwin Castro (quien se excusó), junto a Mónica Baltodano del MRS, no ejercieron su derecho al voto. Previo a la votación, los diputados se enfrascaron en un duelo de discursos, en los que los proponentes no sólo acusaron al presidente venezolano Hugo Chávez de violar la libertad de expresión en el país del sur, sino también condenaron las muestras de apoyo que la medida recibió en sectores de la sociedad nicaragüense. Los diputados sandinistas hicieron énfasis en que se trata de una decisión soberana del gobierno de Venezuela. Martha Marina González, periodista y legisladora del FSLN, afirmó que el gobierno es firmante de la Declaración de Chapultepec, y que no hay visos de violaciones a la libertad de expresión en Nicaragua. "Esto no es más que politiquería de las fuerzas derechistas, y callan ante los atropellos que sufren los periodistas nicaragüenses de parte de muchos dueños de medios de comunicación", afirmó, y citó como ejemplo la inestabilidad laboral en el Diario La Prensa y el Canal Dos, donde los periodistas están siendo despedidos sin que se les pague sus derechos laborales. La resolución aprobada dice que "la Asamblea Nacional, como expresión política del pueblo de Nicaragua, no puede avalar jamás en menoscabo de las libertades y el desprecio de los derechos humanos, en consecuencia condena el cierre de Radio Caracas Televisión". En el documento también se condenó el llamamiento hecho por un grupo de nicaragüenses, miembros del Comité Solidaridad Nicaragua-Venezuela, de apoyar el fin de la concesión de RCTV. Además, se exhortó "al hermano pueblo de Venezuela a mantener su fe y compromiso con los principios de libertad y democracia que imperan en la conciencia de los pueblos americanos". La declaración fue entregada media hora después al embajador de Venezuela en Nicaragua, Miguel Gómez, por una delegación de los diputados que la aprobaron.

Descarga la aplicación

en google play en google play