Escúchenos en línea

Deportan a boliviano ilegal

Managua. Radio La Primerísima. | 26 de Junio de 2013 a las 13:00
La Dirección General de Migración y Extranjería deportó a Carlos Alberto Ariñez Castel, de origen boliviano, quien se encontraba en condición de ilegalidad, pues ya tenía más de 20 días de no renovar su estatus, informó el Comandante de Regimiento Martín Jarquín López, Director en Funciones de Migración y Extranjería.

Jarquín López explicó que al ciudadano boliviano hace una semana se le invitó a actualizar sus documentos migratorios. Sin embargo, dijo, hizo caso omiso a la recomendación orientada por las autoridades. Ariñez Castel es el compañero de vida de Zoilamérica Narváez Murillo.

"La Dirección de Migración y Extranjería ya le había orientado el mecanismo para su regulación migratoria en el país en una visita que hizo la semana pasada. No cumplió con lo orientado", indicó el jefe de migración.

Informó que en horas del mediodía de este martes, Ariñez Castel fue encontrado por funcionarios de Migración y Extranjería que realizaban su trabajo en Managua, pero éste en vez de colaborar con la autoridad migratoria, decidió meterse a un vehículo y ofender a los funcionarios.

"Cuando nuestra patrulla se disponía a realizar labores de rutina en la capital, fue confrontado y en el momento de ser confrontado, en vez de abordar el tema, lo que hizo fue tratar de evadir, de enfrentar a nuestros funcionarios al extremo de meterse a un vehículo, enllavarse y retarnos. Esto es una violación, es una falta en todos los países del mundo y es penado", citó Jarquín López.

Recordó que muchos ciudadanos nicaragüenses son deportados a diario de otras naciones, algunos por encontrarse en ilegalidad, otros por cometer delitos o por violentar a las autoridades.

"Aquí no es el primer caso, nosotros lo hacemos de rutina cuando los extranjeros se encuentran irregulares, los confrontamos y también hay deportaciones, en este año se han registrado más de 120 deportaciones en los diferentes meses y lo que llevamos del mes ya llevamos 16 deportaciones de extranjeros de diferentes nacionalidades", detalló Jarquín López.

Las leyes migratorias del país establecen que un ciudadano extranjero tiene que presentarse a la Dirección de Migración y Extranjería quince días antes de vencerse su permiso, para renovar su estatus, de no hacerlo cae en condición de ilegalidad, tal como ocurrió con Ariñez Castel que estaba autorizado a estar en el país hasta el primero de junio del 2013, explicó el funcionario.

Durante los primeros 25 días de junio se han deportado a 16 personas de diversas nacionalidades, destacó Jarquín López.

El funcionario explicó que Nicaragua, al igual que otras naciones del mundo, realiza un control rutinario del estatus migratorio de las personas extranjeras que residen en el país por diferentes motivos.

Subrayó que aquellos extranjeros que se les vence su permanencia legal en el país, bien pueden hacer una renovación, pero si no lo hacen pueden ser deportados conforme lo establecen las leyes migratorias, lo cual es un procedimiento normal y rutinario.

"Nosotros normalmente en la Dirección de Migración estamos realizando patrullajes, estamos haciendo confrontas con extranjeros, retenemos extranjeros, algunos que ameritan su regularización porque lo solicitan y también respetan a la autoridad, y otros son objetos de deportación", explicó el funcionario.


Descarga la aplicación

en google play en google play