Escúchenos en línea

Cifras confirman que baja la cantidad de nicas en Costa Rica

LaVoz.com. Desde San José. | 30 de Mayo de 2007 a las 00:00
Los costarricenses siguen considerando que año a año crece la llegada de nicaragüenses cuando la realidad indica que, al contrario, ese flujo se ha estabilizado e incluso disminuido. Un 79% de los entrevistados en un estudio de la Universidad Nacional divulgado el miércoles señaló que la inmigración desde el país vecino ha aumentado. Sólo un 14% dijo que se mantiene igual y un 6% que bajó. "Sabemos que la cifra (de inmigrantes) se ha detenido, pero la percepción es que aumenta", dijo en rueda de prensa la investigadora Irma Sandoval. Desde el 2003 empezó a caer la tasa de crecimiento de esa población, de un 11% en el 2003 a un 3% en el 2005. El estudio de la universidad se realizó por teléfono del 16 al 22 de abril entre 600 costarricenses mayores de edad. Tuvo un margen de error del 4 puntos porcentuales y un nivel de confianza del 95%. Entre los datos destacó que un 36% aseguró no tener ningún tipo de relación con inmigrantes, pero luego, un 23% de los que dieron esa respuesta admitieron contratar nicaragüenses para el servicio doméstico, en tanto otro 10,5% para labores en construcción. "Aunque los costarricenses reciben estos servicios, no los consideran una relación. Esto invisibiliza al inmigrante y refleja una actitud de indiferencia", resaltó Sandoval. No obstante, otro 64% afirmó mantener relaciones con inmigrantes, sobre todo de Nicaragua en sus barrios (80%) y en el grupo de amigos (65%), aunque un 21% expresó preocupación de tener a estos extranjeros como vecinos y otro 27% mostró la misma inquietud a nivel de familia. "Si estas cifras fueran más elevadas, tendríamos un conflicto social y sería una muestra de xenofobia, pero en este caso son poco representativos", explicó la experta. En general, las consideraciones fueron positivas sobre los nicaragüenses, la población extranjera más importante radicada en Costa Rica. Un 81% dijo que su aporte a la economía es importante y un 62% cree que un nicaragüense con muchos años en el país podría considerarse costarricense e incluso un 48% facilitaría la legalización de esos extranjeros. También, un 79% apoya que el Estado combata la explotación laboral de los inmigrantes y para un 65% en Costa Rica existe respeto a los derechos humanos de los nicaragüenses, sobre todo en cuanto acceso a salud y educación. Sin embargo, el análisis arrojó contradicciones, pues para un 69% de los entrevistados los nicaragüenses sufren discriminación, mientras para casi el 50% los inmigrantes no deberían tener facilidades de acceder a bonos de vivienda y otra ayudas sociales del Estado.

Descarga la aplicación

en google play en google play