Escúchenos en línea

Llega a Managua la marcha de las víctimas del Nemagón

Varias agencias. Desde Managua. | 30 de Mayo de 2007 a las 00:00
Unos 1,000 ex trabajadores de fincas bananeras afectados por el pesticida Nemagón llegaron el miércoles a la capital nicaragüense luego de una penosa marcha de más de cien kilómetros desde el oeste del país para demandar justicia. Los manifestantes, en su mayoría ancianos cargando maletas con escasos enseres y acompañados de familiares, esposas, hijos y abuelos, llegaron hacia el mediodía a la capital e instalaron carpas de plástico negro y hamacas en un predio baldío frente al edificio de la Asamblea Nacional, en el llamado centro histórico de la ciudad. Apenas instalaron su campamento, el Ministerio de Salud instaló una clínica para darles atención médica y los casos de mayor gravedad serán remitidos a los hospitales. Según los demandantes, el uso del pesticida en los bananeras de Chinandega, a unos 150 kilómetros al este de la capital, les causó enfermedades como el cáncer, infertilidad y malformaciones congénitas. El dirigente de los ex trabajadores, Victorino Espinales, dijo que la marcha es para pedir apoyo al gobierno del presidente Daniel Ortega para una demanda que hicieron hace varios años para recibir indemnización por parte de las empresas Dole Food, Standard Fruit, Dow Chemical, Occidental Corporation y Shell Oil. Los ex trabajadores demandaron hace varios años a las empresas en los Estados Unidos, pero espinales dijo prácticamente perdieron los juicios porque los abogados nicaragüenses y estadounidenses que contrataron "nos mintieron y estafaron". "Nos dijeron que habíamos ganado un juicio por más de 2.000 millones de dólares y no hemos visto un centavo", dijo. Agregó que tampoco han prosperado las demandas hechas ante los tribunales nicaragüenses porque las Cortes de Apelaciones "han prolongado los casos y no sabemos hasta cuando". "En vista de esa situación estamos convencidos de que tendremos que llegar a un arreglo extrajudicial", dijo. Agregó que están en conversaciones con Dole Food y Standard Fruit y también se quejó del gobierno del presidente Enrique Bolaños por no cumplir con una serie de promesas que les hizo. Bolaños se comprometió a contratar abogados en los Estados Unidos para auxiliar a los demandantes y anunció que la Procuraduría de Derechos Humanos los apoyaría para denunciar el caso ante la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Ginebra. También les ofreció que serían bien atendidos por el sistema de salud del país. Según Espinales, desde la primera marcha realizada en 2001, más de dos mil 500 ex bananeros ha muerto a causa de las afecciones renales, hepáticas y de la pancreatitis que provoca el pesticida, causante además de cáncer de piel. El Ministerio de Salud inauguró semanas atrás una unidad de diálisis en el hospital de Chinandega, para prestar atención médica gratuita a los que padecen de insuficiencia renal crónica, otro de los padecimientos provocados por el Nemagón. La Procuraduría General de la República también se comprometió hace unos días, a ayudar a los más de 20 mil ex trabajadores bananeros, en sus demandas contra las transnacionales. Los primeros intentos de arreglo extrajudicial se celebraron el año pasado cuando el vicepresidente de Dole, Michael Carter, anunció que "exploraba soluciones" para dar una respuesta justa. Ni Carter ni Espinales informaron sobre los posibles montos de la indemnización. En esa ocasión Espinales dijo que habían llegado "a posiciones de confianza mutua para comenzar una exploración abierta y franca para resolver el problema". En las pláticas estuvieron presentes la ministra de Salud, Margarita Gurdián y representantes de la Procuraduría General de Justicia.

Descarga la aplicación

en google play en google play