Escúchenos en línea

Nicaragua cuenta con argumentos poderosos

Agencia AFP. Desde Managua. | 3 de Junio de 2007 a las 00:00
La posición que Nicaragua defenderá ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) "es sólida y bien fundamentada", cuando el tribunal inicie el lunes los alegatos para examinar su competencia, objetada por Colombia, en el diferendo territorial y marítimo que enfrenta a ambos países, según un especialista en la materia.

Por Julia Ríos, agencia AFP. Desde Managua.

Nicaragua estará representada en la audiencia, a realizarse La Haya (Holanda), por el canciller Samuel Santos y el agente Carlos Arguello, un experto en derecho internacional que en 1986 ganó un litigio que la revolución sandinista (1979-90) promovió contra Estados Unidos. Nicaragua concurre en esta ocasión a La Haya para defender la competencia de la CIJ para dirimir una demanda que Managua introdujo el 6 de diciembre de 2001 contra Colombia para recuperar la soberanía sobre un grupo de islas ubicadas en más de 50.000 km2 de su plataforma continental en el mar Caribe. Colombia presentó sin embargo el 21 de julio del 2003 un recurso de objeciones preliminares, el cual rechaza la jurisdicción del Tribunal Internacional para conocer el conflicto territorial con Nicaragua. Durante las audiencias que se celebrarán esta semana, los magistrados escucharan los argumentos de las partes para decidir si dan o no curso a la demanda del gobierno nicaragüense, que asegura tener "poderosos" instrumentos jurídicos a su favor para que la Corte impulse el juicio. "Si la corte falla que tiene jurisdicción y competencia (para conocer el caso), entonces continuará el proceso de fondo referido ya concretamente a la disputa territorial y marítima", declaró a la AFP Mauricio Herdocia, especialista en conflictos internacionales. Entre los instrumentos que habilitan al país acceder a la CIJ están el Tratado Americano de Soluciones Pacíficas, también conocido como el Pacto de Bogotá del cual Nicaragua y Colombia forman parte, dijo Herdocia. Consideró, además, que ambos países reconocieron la jurisdicción de la CIJ, formulada bajo sus estatutos en 1929 y más tarde en octubre de 1937, en la que Colombia reconoce la competencia del máximo tribunal, el cual intentó retirar un día antes que Nicaragua presentara su demanda ante la Corte. Nicaragua confía que "las objeciones de Colombia a la jurisdicción de la CIJ no prosperarán", expresó Herdocia, quien ha estado vinculado a los procesos que el país ha sometido a consideración de la Corte para dirimir conflictos con sus vecinos centroamericanos. De acuerdo al calendario, Colombia será el primero en exponer sus alegatos durante la audiencia oral y el martes le corresponderá a Nicaragua. Ambos países tendrán una segunda exposición el jueves y viernes respectivamente, tras lo cual, los magistrados analizarán el caso y emitirán una sentencia unos meses después, explicó el especialista. Nicaragua ya presentó su memoria -argumentos que sustentan su demanda- el 28 de abril del 2003. Colombia presentará la contramemoria (defensa), que había sido programada para el 28 de junio de 2004, hasta que la CIJ resuelva el conflicto de competencia. Managua demandó hace seis años a Colombia para reivindicar su dominio sobre las islas San Andrés, Providencia, los cayos Quitasueños, Roncador y Serrano, que están ubicadas dentro de la plataforma continental nicaragüense. El gobierno de Managua cedió las islas a Colombia en 1928, mediante la firma de tratado Barcenas-Meneses-Esguerra, cuando Nicaragua estaba ocupada militarmente por Estados Unidos (1927-1934). El gobierno sandinista invalidó en 1980 el convenio, basado en la carta de las Naciones Unidas (ONU) de 1945 y la Convención de Viena de 1969 que consideran nulo todo tratado que haya sido celebrado bajo amenaza o coacción.

Descarga la aplicación

en google play en google play