Escúchenos en línea

Venezuela rechaza en la OEA injerencia de EEUU

Varias agencias. Desde ciudad Panamá. | 4 de Junio de 2007 a las 00:00
El canciller Nicolás Maduro condenó este lunes de forma enérgica la intervención de Estados Unidos en los asuntos internos de Venezuela y denunció un nuevo plan desestabilizador contra el gobierno del presidente Hugo Chávez. El canciller venezolano respondía al discurso de la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, quien pidió al secretario general de la organización, José Miguel Insulza, que vaya a Venezuela para efectuar un informe sobre la reciente salida del aire de la televisora privada Radio Caracas Televisión, la cual calificó como "antidemocrática". "La intervención de la representante de Estados Unidos constituye un intervencionismo inaceptable en los asuntos internos de una república democrática, soberana" y "lo rechazamos", dijo el canciller venezolano. "Se ha violentado la agenda de esta Asamblea General", dijo Maduro luego del discurso de Rice. "Se ha intentado violentar la soberanía de una nación perteneciente a esta comunidad", exclamó acto seguido, afirmó Maduro al intervenir en la XXXVII asamblea general de la Organización de Estados Americanos (OEA). Somos una nación libre e independiente, manifestó el ministro ante los señalamientos de Rice sobre la decisión soberana de Caracas de no renovar la concesión al canal privado RCTV. Tendría esta institución que analizar la situación en la frontera entre Estados Unidos y México. Cuantos latinoamericanos son perseguidos, cazados, torturados y asesinados en el borde entre ambas naciones, subrayó. Ahora están construyendo el muro de la indignidad, Latinoamérica tiene que levantar su voz contra ese monumento a la violación a los derechos humanos, manifestó. Tendría la OEA que crear una comisión especial para visitar la cárcel de Guantánamo, sureste de Cuba ocupado ilegalmente, donde el Pentágono mantiene de forma infrahumana a un número indeterminado de personas, manifestó. ¿Cuantos presos tienen ustedes en ese territorio, quienes son, como los secuestraron, tienen derecho a la defensa, tienen el debido proceso?, hombres y mujeres sin nombre y sin rostro, preguntó a Rice. "Si de derechos humanos vamos a hablar, tendría que hacerse una revisión profunda de las violaciones a que hemos sido sometidos los latinoamericanos y caribeños durante décadas" por parte de los sucesivos gobiernos norteamericanos, indicó. Aquí mismo, a sólo 10 minutos de esta sala, en el barrio de El Chorrillo miles de civiles fueron asesinados en una invasión infame, lanzada por la Casa Blanca en 1989, enfatizó. El canciller exigió respeto a la soberanía de Venezuela. Tenemos una democracia plenamente consolidada, con más libertad de expresión que muchos de los países que tratan de enarbolar esa bandera. Asimismo, advirtió que Venezuela no es una nación tutelada, por lo cual -resaltó- no aceptamos condiciones y menos de Washington, cuya administración participó en todos los planes desestabilizadores contra nuestro gobierno. Denunciamos ante esta asamblea que se encuentra en marcha un nuevo plan contra Chávez apoyado por Estados Unidos, pero será derrotado, aseguró. Maduro pidió "una nueva OEA sobre la base de una relación igualitaria". Venezuela quiere "una nueva OEA sobre la base de relaciones democráticas igualitarias y respeto a la soberanía de cada país", dijo Maduro. "No somos países tutelados, no somos países superiores o inferiores, no nos creemos menos que nadie y nos vemos como iguales", dijo Maduro, quien agregó que "nuestra democracia no es una democracia tutelada".

Vicecanciller advierte a Globovisión

El vicecanciller venezolano, Vladimir Villegas, defendió este lunes la decisión de su gobierno de no renovar la concesión a la televisora RCTV y sostuvo que otra cadena venezolana de línea editorial opositora, Globovisión, "manipula la información", en declaraciones a periodistas al margen de la Asamblea General de la OEA en Panamá. "No es un cierre: se trata de un cese de concesiones", reiteró Villegas al defender la decisión del presidente Hugo Chávez de no renovar la licencia a RCTV, que dejó de transmitir el pasado 28 de mayo. El dilema es "entre libertad de expresión o concesión indefinida", dijo, reiterando que esa cadena apoyó el golpe de Estado de abril de 2002 contra el mandatario. "Hay canales como Globovisión que quieren ser herederos de RCTV", añadió Villegas, rodeado por un mar de periodistas. Cuando se le preguntó si Globovisión podría correr la misma suerte que RCTV, el ministro contestó: "Eso depende de ellos", y denunció que esa cadena manipula la información. La semana pasada, el ministro venezolano de Comunicación William Lara, denunció a Globovisión ante la Justicia , alegando que incitó subliminalmente al magnicidio. Lara aludió en su denuncia a la emisión de un video que mostraba imágenes del atentado contra el papa Juan Pablo II, acompañadas del tema musical "Tengan fe, esto no acaba aquí", del panameño Rubén Blades, y sostuvo que "esa planta televisora, en ese fragmento específico de su programación, incurrió en el delito de incitación al magnicidio, en la persona del jefe del Estado venezolano". "Han insinuado el asesinato del presidente Chávez", reiteró este lunes Villegas refiriéndose a medios venezolanos. Villegas dijo que su país no se sintió aludido cuando el lunes el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, al inaugurar la 37 Asamblea General del organismo, lanzó un llamado pidiendo tolerancia en la región y señalando que "la exclusión, el silenciamiento, o la represión del adversario son un seguro camino para el debilitamiento de una democracia". "No nos damos por aludidos con ese llamado", dijo Villegas cuando fue consultado al respecto por los periodistas. "No estamos silenciando opositores", aseguró.

Descarga la aplicación

en google play en google play