Escúchenos en línea

Reaparece Fidel jovial, lúcido, enérgico, optimista y repleto de vida

Varias agencias. Desde La Habana. | 5 de Junio de 2007 a las 00:00
El líder cubano, Fidel Castro, reapareció este martes de mejor semblante y habló con coherencia y cierta fluidez. Durante la primera entrevista difundida este martes en diez meses de convalecencia, repuesto, con voz pausada y firme, y sus habituales ademanes, el estadista se refirió a la reciente visita del secretario general del Partido Comunista de Vietnam, Nong Duc Manh, y a temas mundiales como el calentamiento global y los biocombustibles. PUEDE PARA VER Y ESCUCHAR EL VIDEO COMPLETO DE LA ENTREVISTA, BÁJELO A SU ORDENADOR (CLICK RATÓN DERECHO, GUARDAR ARCHIVO O ENLACE COMO) El presidente cubano, que el 13 de agosto cumplirá 81 años, lucía con más peso que en anteriores apariciones públicas y su voz se escuchaba clara, aunque hablaba pausado; y en algunos tramos de la entrevista bromeó con su edad. Vestido de traje deportivo blanco, rojo y azul –y un escudo con la bandera cubana–, Castro conversó con el coordinador del programa Mesa Redonda acerca de la visita del dirigente vietnamita Nong Duc Manh y el calentamiento del planeta, según los primeros 40 minutos de entrevista. El jefe de Estado se vio muy animado y en referencia a su ropa deportiva dijo estar vestido de futbolista. Durante casi una hora, el líder de la Revolución respondió a las preguntas del periodista y moderador del programa, Randy Alonso, a quien explicó –con algunas bromas– que ha adoptado hábitos sanos de nutrición. "Sólo les digo a mi compatriota los que les dije ya (...) que estoy haciendo lo que ahora debo hacer y más nada, no hay ningún secreto, más claro no se puede hablar", dijo Castro, al referirse brevemente a su recuperación, en la entrevista de 52 minutos. Afirmó que posee más conocimiento sobre la conveniencia de someterse a una alimentación más balanceada. "No hay ningún secreto de Estado", insistió el líder cubano de 80 años, quien además aseguró que ahora lleva una alimentación "mucho mejor balanceada". También disparó contra los enemigos de la revolución mantienen sus métodos de espionaje en torno a su persona. "Ellos conocen el espionaje y los secretos", puntualizó Fidel Castro, vestido con los colores de la bandera nacional cubana (blanco, azul y rojo). Aunque en sus palabras desbordó en optimismo, Fidel Castro alertó que "siempre hay amenaza a la salud del ser humano, hay peligros que acechan, pero se han ido haciendo las cosas que se deben hacer". Con buen humor, bromeó sobre la mejoría de la visión. "Yo usaba espejuelos porque tenía miopía, pero la miopía con los años se va reduciendo. ¿Eso quiere decir que estoy más joven?, se preguntó el mandatario. El 31 de julio de 2006, el presidente cubano delegó de forma temporal en el primer vicemandatario, Raúl Castro, sus funciones al frente del Gobierno, el Estado, el Partido Comunista y las Fuerzas Armadas Revolucionarias. Como consecuencia de una dolencia intestinal, el mandatario fue sometido entonces a una delicada intervención quirúrgica de la cual informó al pueblo en una proclama. Clavados al televisor, los cubanos seguían la entrevista del líder cubano, a quien no ven en público desde el 26 de julio, un día antes de ser sometido a una primera cirugía que lo obligó a ceder el poder a su hermano Raúl el día 31. En Miami, las cadenas hispanas Univisión, Telemundo y el canal local América TV, dirigido a la comunidad cubana, interrumpieron sus programas regulares o sus informativos para emitir la entrevista. La primera media hora de la entrevista la dedicó a hablar de Vietnam y las coincidencias e intercambio de experiencia en materia energética, así como también elogió al principal dirigente del Partido Comunista de Vietnam, Nong Duc Manh, con quien sostuvo un encuentro de dos horas, del cual fue difundido un breve video y cuatro fotos el fin de semana. "Es una persona muy inteligente, de una sólida experiencia, mucha energía vino a trabajar, visitar los lugares de interés, es decir, una visita de trabajo de verdad", dijo Castro. Destacó el crecimiento de la conciencia en el mundo sobre los peligros del cambio climático y la importancia de los alimentos y se refirió a las protestas en la ciudad alemana de Rostock, en vísperas de la reunión del G–8, el grupo de países más desarrollados incluyendo Rusia. Fíjate si la conciencia sobre el medio ambiente crece, señaló al tiempo que se preguntó si es gobernable un mundo así. Fidel Castro expresó que en la medida que la gente conozca el valor de los alimentos, más conciencia tomará para resistir la tiranía mundial. El último invento de utilizar los alimentos como materia prima es verdaderamente horrible, sentenció el presidente durante la conversación, de casi una hora de duración. En opinión del líder cubano se trata de una medida de la conciencia que el mundo toma sobre los temas actuales que afectan a la Humanidad, sobre lo cual tendremos que seguir hablando, señaló.

Vietnam, pueblo heroico

Sobre su encuentro con el líder vietnamita, Fidel explicó que no era la primera vez que lo veía, pero que su encuentro con él ahora tiene un matiz diferente, pues se han producido nuevos cambios, con un acelerado proceso de desarrollo de Vietnam. Expresó que apreciaba mucho la visita del compañero Nong Duc Manh, a quien la vez anterior no pudo ver, cuando visitó nuestro país durante la XIV Cumbre de los No Alineados. Resaltó que el dirigente del Partido Comunista de Vietnam estuvo en Cuba en diferentes hospitales, en la Universidad de las Ciencias Informáticas, y la oriental provincia de Santiago de Cuba. También sostuvo encuentros con los máximos dirigentes del país, entre ellos el primer vicepresidente de Cuba, General de Ejército Raúl Castro. Al referirse a la amistad entre ambos pueblos, afirmó que "No me gusta hablar de la solidaridad nuestra con ellos —reveló— al contrario, prefiero hablar de lo que ellos han hecho por nosotros". Rememoró cuando visitó el país asiático, donde sintió un gran calor, solo comparable al de Tanzania. "Recuerdo —dijo— que pasé por el aire, la única manera de viajar era en avión. Iba viendo los puentes, los cráteres de las bombas, todo lleno de huecos. En los arrozales se apreciaban los efectos de las bombas de racimos lanzadas por los norteamericanos. "Cuando fui, más tarde, veníamos por la parte de la carretera y auxiliamos a unos campesinos que habían sido heridos por aquellas bombas de racimo. Nosotros hicimos algunos esfuerzos, modestos, comparados con la grandeza de ese pueblo". El presidente cubano describió la diferencia entre el ejército de liberación vietnamita y el invasor estadounidense. "Del otro lado había medio millón de soldados entrenados. Vi fortalezas de acero, que las tomaron, y conversamos con los combatientes. ¡Qué gente experimentada, qué valor! Con quien único no pude hablar fue con Ho Chi Minh. Fue doloroso, pero sí visité el lugar donde vivía. ¡Qué dignidad de todos los que luchaban por el socialismo!". En la animada charla el líder de la Revolución ofreció algunos datos del hermano país asiático. "Vietnam tiene ahora una tasa de analfabetismo por debajo del 10 por ciento y sigue avanzando para disminuir esa cifra, cuentan con 5,58 médicos por cada 100 000 habitantes, casi tres veces más que lo que recomienda la Organización Mundial de la Salud". Y añadió: "Es importante recordar que ahora en Vietnam la esperanza de vida es de 71,3 años, el 58 por ciento de la población rural dispone de agua potable y el 55 por ciento de instalaciones sanitarias modernas. En el 2010 aspiran a que el 85 por ciento de la población acceda a las instalaciones médicas y el 70 al agua potable". Argumentó que en "el curso 2006-2007 existían 10 900 jardines de la infancia, más de 14 00 escuelas primarias, 10 300 secundarias y 2 300 de nivel superior. Existen también siete millones de estudiantes de la enseñanza primaria, 6,2 de secundaria, 3,1 en preuniversitario, 349 400 maestros de enseñanza primaria y más de 300 000 de secundaria". El Comandante en Jefe valoró de muy importante el hecho de que el 90 por ciento de los núcleos familiares de ese país cuentan con electricidad, que el promedio de personas por núcleos sea de seis a siete personas, y que cada año hay un millón de nuevos vietnamitas. Durante su conversación con el conductor de la Mesa Redonda, Fidel reveló el compromiso del gobierno vietnamita de garantizar anualmente a Cuba 400 000 toneladas de arroz. Comentó sobre la impresionante cosecha de ese cultivo en Vietnam y dijo que ellos van matica a matica. Destacó, además, los grandes esfuerzos que hacen por desarrollar las producciones de maíz y soya. En la parte final de la comparecencia televisiva, Fidel afirmó que tiene muchos temas que abordar y expresó que lo hará en próximas reflexiones. Reseñó las últimas noticias sobre el medio ambiente y la Cumbre del Grupo de los Ocho que se desarrollará en Alemania, y en la cual se tratará ese tema. Subrayó la presencia del presidente estadounidense George W. Bush y de las protestas por esa visita y las que se presencian como antesala de la cita. "Fíjense si ha crecido la conciencia en el mundo sobre la temática. De esto también habrá que escribir una reflexión", sentenció. Aseguró que habrá otros intercambios. "Esta es una forma de hacerlo, y la otra es sintetizar, por escrito", dijo.

Descarga la aplicación

en google play en google play