Escúchenos en línea

Por primera vez en muchos años, llegan al Wankí delegados del gobierno

| 5 de Junio de 2007 a las 00:00
Un nutrido grupo de funcionarios de siete instituciones gubernamentales realizó por primera vez en más de veinte años un recorrido por las comunidades indígenas de las riberas del Río Wankí (Coco). Durante la gira realizada entre el 31 de mayo y el lunes pasado, participaron representantes de los ministerios de salud, Educación, Transporte y Agricultura, y de la Empresa de Puertos, del Inafor y del Instituto de la Mujer recorrieron varias comunidades ubicadas sobre la ribera del Río Coco. Los representantes del gobierno visitaron las comunidades de Amak, Raití y San Andrés de Bocay, en el norte del departamento de Jinotega. El secretario general del Ministerio de Salud, doctor Adrián Zelaya, definió la visita como "como un diagnóstico al cual hay que darle una respuesta integral tanto desde salud, transporte, educación, hasta preservación de los recursos naturales. Tenemos que hacer un análisis de la situación y realizar una propuesta integral de solución de los problemas". Zelaya informó que constataron las ingentes dificultades en todas las áreas que sufre la población de la zona. Cuando se tiene tantas dificultades de acceso en esas comunidades "hay que buscar como establecer coordinaciones con todas las instituciones del Estado, con organismos no gubernamentales, con las agencias de cooperación", declaró Zelaya. "Tenemos que mejorar las condiciones de salud de la población, por lo que hay que fortalecer algunos programas como el de la malaria, de las infecciones respiratorias e implementar otros. Hay que facilitarle a la gente su atención. El Ministerio de Salud no puede solo resolver la problemática", afirmó el Doctor Zelaya. En una reunión que sostuvieron en Amak , los líderes comunitarios presentaron demandas como la instalación de dos Puestos de Salud, reparación de una unidad de Salud, medicamentos para 15 comunidades, panga para el traslado de la población, Casas Maternas, atención a 47 mujeres diagnósticas con cáncer y suero antiofìdico, entre otras. Las mismas demandas plantearon los líderes de la comunidad de Raití, en donde además solicitaron la creación de fondos de emergencia para el traslado de fallecidos y enfermos, resolver la falta de agua potable y de letrinas, contratar un médico pediatra y una enfermera para cada una de las comunidades San Andrés, Raiti, Siksayari y Andres Tara. En San Andrés de Bocay, la población solicitó 10 becas para que los jóvenes estudien Medicina, apertura de dos Puestos de Salud en Simina y Amicuas, construcción de un Hospital en San Andrés de Bocay y medios de transporte para el traslado de emergencias. Los diferentes delegados de las instituciones que participaron en la visita se comprometieron a su regreso a realizar las gestiones necesarias para darle respuesta a las justas demandas de estas comunidades que se han visto abandonadas por los últimos gobiernos.

Descarga la aplicación

en google play en google play