Escúchenos en línea

Nicho y Morales Carazo disparan dardos contra trabajos en la Plaza

| 7 de Junio de 2007 a las 00:00
El alcalde de Managua, Dionisio Marenco, dijo este jueves que no ve ninguna utilidad de haber quitado la fuente musical en la Plaza de la República, "pero ya la quitaron y nada se puede hacer". Marenco aseguró que él ha visto en países europeos, cuando gana la copa un equipo de fútbol, la gente sale a celebrar a sus fuentes y hasta se bañan ahí. "Honradamente, yo no le veo ninguna utilidad de quitarla, pero bueno, ya la quitaron, eso ya está bien pues", expresó. "Si vos querés esa plaza tal como estaba el 19 de julio habría que botar la casa presidencial también y me parece que no sería correcto. Para mí es irrelevante que estuviera o no la fuente, no le veo la utilidad de quitarla", argumentó. Bajo esa lógica, "la que llaman Plaza La Fe se llamaba Carlos Fonseca, también se botaría eso. Si se trata de recuperar todos los nombres, habría que botar esa plaza también y ponerle de nuevo Carlos Fonseca". Marenco no fue consultado ni informado previamente de la decisión tomada por la presidencia, pese a su calidad de Alcalde de Managua. Por ley, el viejo centro de la ciudad, devastado por un terremoto en 1972, está bajo la jurisdicción del gobierno central, debido a un decreto promulgado en 1973 por el ex dictador Anastasio Somoza Debayle y ratificado por la ex presidenta Violeta de Chamorro, en 1991. La Plaza objeto de la controversia, está construida sobre lo que fue la plaza de los pueblos originarios de Managua y que funcionó como tal hasta principios del siglo XX. Debido al crecimiento de la ciudad, el sitio prácticamente desapareció hasta que el fundador de la dictadora, Anastasio Somoza García, mandó reconstruirla en 1946, en ocasión del centenario de la ciudad. Dijo que las autoridades del gobierno debieron primero consultar con el gobierno municipal porque aunque por ley esos predios están bajo la administración de la presidencia, se trata de sitios públicos de la ciudad y debieron notificar a la Dirección de Urbanismo de la Alcaldía de Managua. También cuestionó el traslado de la fuente musical al Parque Rubén Darío, porque a su juicio es demasiado pequeño y no alcanzará, y sugirió instalarla "en otro lugar para que se pueda apreciar". Marenco dijo que ha escuchado que el gobierno pretende trasladar una estatua del libertador Simón Bolívar del Malecón de Managua a la Rotonda cercana al Hotel Crowm Plaza, pero que no le han informado nada oficialmente porque eso le corresponde decidirlo a la Comuna. Recordó que la Alcaldía tiene el proyecto de convertir la Avenida Bolívar en la Avenida de todos los próceres, juntando ahí todos los monumentos que están esparcidos y perdidos.

Morales Carazo se suma a las críticas

El vicepresidente Jaime Morales Carazo también demostró su disgusto. Según declaró, cuando vio las imágenes de los tractores que destruyeron las obras que adornaban la fuente, se sorprendió y hasta creyó que se trataba de algún terremoto. El vicepresidente declaró que "a primera vista, el primer impacto, yo no puedo celebrar esto. Siempre he sido y me he caracterizado por proteger las artes, la escultura, la poesía, y cuando veo que se destruye algo, me duele el corazón. Quisiera que nuestra ciudad fuera más digna, más agradable, aunque tampoco es la fuente de Trevi (la de Roma) la que se ha destruido". Morales Carazo cree que la remoción de la fuente tiene una inspiración de revancha política. "Creo que tenemos que terminar con ese ciclo fatídico, terrible de nuestra historia: que uno construye, el otro destruye, el otro vuelve a construir… y es una cosa que nunca se acaba, y siempre estamos como en un páramo desolado en donde las escasas obras de progreso digno, desaparecen o son vandalizadas", argumentó. "Ya estaba hecha la obra. Es como que vengan a decirnos que hay que demoler la catedral porque es una ruina o que hay que demoler el Coliseo Romano porque ya es viejo. ¡Dejémoslo!". "Si carecemos de monumentos, ¿para qué ir a destruir lo poco que tenemos?, pero no sé, a lo mejor no conozco el plan arquitectónico de desarrollo, a lo mejor es una magnífica idea que está en desarrollo", se quejó. "Cabía tal vez hacer un monumento, pero como desconozco lo que se va a hacer, no puedo atreverme gratuitamente (a juzgar) sin saber cuál es el plan. Si se va a hacer algo mejor, pues qué bueno, porque soy amigo de los cambios", concluyó.

Descarga la aplicación

en google play en google play