Escúchenos en línea

El martes ENACAL interpone demanda contra Fenosa

Varias agencias. Desde Managua. | 9 de Junio de 2007 a las 00:00
La Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (ENACAL) demandará a la transnacional española de electricidad Unión Fenosa por afectaciones causadas al suministro de agua potable a la población. Ruth Selma Herrera, presidenta de ENACAL, declaró que exigirá a Unión Fenosa el pago de seis millones de dólares por los daños originados la imagen de la empresa de acueductos. De acuerdo con la funcionaria, los racionamientos, de hasta 10 horas diarias en los últimos días, paralizaron 110 de los 400 pozos de agua potable con que cuenta la capital. Desde el lunes pasado, la única distribuidora de electricidad en el país ejecuta racionamientos de energía de hasta 10 horas diarias que afectan a unos 220 barrios, 106 de ellos en esta capital, pero que Fenosa alega no tener culpa. Unión Fenosa, que ostenta el monopolio de la distribución de la energía eléctrica en Nicaragua desde hace más de cinco años, achaca los apagones al déficit de generación existente en el país, como resultado de la salida del sistema de varias plantas. Herrera argumentó, sin embargo, que la transnacional no ha presentado las garantías por 20 millones de dólares que le permitirían comprar mayores cantidades de energía en el mercado centroamericano. Herrera dijo que se reunirá con todos los involucrados en el sector energía, para buscar una solución estructural al problema eléctrico nacional. Sugirió como solución de fondo y que Unión Fenosa "se saque la plata de las utilidades que manda a España y compre la garantía regional, para que le puedan vender energía en el mercado centroamericano". La portavoz de Enacal, Azucena Castillo, dijo a la AP por teléfono, que el juicio contra la española Unión Fenosa será introducido el martes "por los daños y perjuicios en las bombas de 110 pozos de Managua, debido a los reiterados apagones y variaciones de voltaje aplicados por esa empresa". Hace tres semanas la empresa estatal le ganó el primer juicio a la transnacional por 1,3 millones de dólares al probar que Fenosa no proveía la suficiente energía para abastecer de agua potable al barrio Memorial Sandino de esta capital. "Si no hay electricidad no bombeamos, y si no bombeamos no hay producción y no podemos brindar el servicio a nuestros usuarios", dijo Castillo. Agregó que la demanda es para "resarcir los daños" a las bombas y para que Fenosa cumpla con el contrato y con un voltaje sin alteraciones para las estaciones de bombeo, propiedad de Enacal. El vocero de la transnacional, Jorge Katín, dijo que demostrarán que no tienen responsabilidad en el déficit actual del servicio eléctrico que afecta a la tercera parte del país. "Las mismas autoridades del gobierno han reconocido esta problemática y las grandes limitaciones que hay para comprar energía en la región, porque también en otros países centroamericanos están teniendo problemas de déficit energético", dijo Katín. Indicó que Costa Rica y Guatemala, entre otros, afrontan problemas de suficiente generación energética en la región. Insistió en que el plan de racionamiento se lleva a cabo no por problemas de distribución sino por asuntos de generación en Nicaragua. "En el caso de que se presente esta demanda vamos a demostrar en las instancias competentes de que no es un problema de Unión Fenosa sino de un problema estructural en el país", agregó la fuente. El ejecutivo de la eléctrica española negó que hayan problemas para la compra de energía en el istmo por cuestiones de presentación de garantías. "Las compras de energía en Centroamérica se pagan por adelantado y Unión Fenosa así lo hace, pero aún las mismas autoridades del gobierno han reconocido que no hay suficiente energía en la región para comprarla, por lo que este asunto de la adquisición de energía no depende de garantías", enfatizó Katín. La fuente explicó que este fin de semana no hay déficit porque la demanda de energía baja considerablemente. Señaló que de lunes a viernes lo que se está racionando es entre el 8 y el 10 por ciento de la demanda diaria que anda por los 500 megavatios. Para paliar la crisis energética que inició en agosto del año pasado, el gobierno del presidente Daniel Ortega apeló a la instalación de plantas eléctricas suministradas por Venezuela y Cuba. Los 32 grupos electrógenos funcionan con diesel, y están diseñados para aportar hasta 60 megavatios en los horarios de mayor demanda, pero en la actualidad trabajan hasta 16 horas diarias, lo que encarece los costos de generación de electricidad. La demanda actual de Nicaragua ronda los 495 megavatios horas, pero en los últimos días el déficit superó los 50 megavatios.

Descarga la aplicación

en google play en google play