Escúchenos en línea

Panamá vive un boom inmobiliario sin precedentes

MiPunto.com. Desde ciudad Panamá. | 11 de Junio de 2007 a las 00:00
El horizonte de la capital panameña está poblado de grúas y esqueletos de rascacielos que compiten en altura y osadía. Es simplemente la parte visible del boom inmobiliario que vive el país, donde se construyen 18.000 viviendas para atraer a extranjeros con poder adquisitivo. No hay precio que se resita a un inversor interesado en comprar. Aunque buena parte de los apartamentos se sitúan en torno a los 180.000 y 200.000 dólares –2.500 dólares el m2–, Panamá cuenta con una oferta de viviendas de lujo que van de los 800.000 al millón y medio de dólares. El 70% de las viviendas son compradas antes de empezar su construcción, cuenta a la AFP Ricardo Tribaldos, propietario de la mayor agencia de bienes raíces del país, recién llegado de la feria de la vivienda de Madrid (CIMA). Después de que se vino abajo el proyecto del grupo español Olloqui de construir El Palacio de la Bahía, que con 350 metros esperaba convertirse en el edificio más alto del continente, este título lo ostentará la Ice Tower del multimillonario estadounidense Donald Trump, con 104 pisos, situada en la avenida Balboa de la capital panameña. Tribaldos vendió dos triplex situados en lo alto de esa torre por correo electrónico en 2.850 dólares el m2 "crudo", es decir, sin ningún acabado. Ahora valen a 6.250 dólares el m2, igualmente en 'crudo', asegura. La avenida de Balboa, en el cinturón de la Bahía que también será sometida a un buen lavado de cara con la construcción de un relleno y la depuración de sus aguas, está llamada a convertirse en la 'milla de oro' de Panamá. "Panamá tiene cinco años de estar de moda. Nunca habíamos tenido suizos, austriacos, alemanes y ahora los tenemos", dice, aunque los principales clientes europeos son los españoles, italianos y franceses. Pero el cliente tradicional del mercado panameño es el 'gringo', el norteamericano hijo de la posguerra –el 'babyboomer'– que ha empezado a jubilarse o los que tuvieron que abandonar el país tras la devolución del Canal a las autoridades panameñas en 1999. Panamá construye una veintena de rascacielos, seis de ellos los edificios más altos de viviendas de Latinoamérica. Tribaldos asegura que 3.500 profesionales van a llegar a vivir a Panamá en los próximos ocho años. La ampliación del Canal, aprobada en referéndum en octubre del año pasado, es culpable de este boom. Con la licitación de las obras más grandes, 2008 promete ser un excelente año para la economía local. Panamá aspira a convertirse en plataforma logística del continente. Al socaire de los nuevos proyectos del gobierno y de las facilidades fiscales que ofrece, se instalan bancos –6 en 2006– y empresas de todo el mundo que quieren participar en la suculenta torta que serán las obras del Canal, con una inversión de 5.250 millones de dólares. Centros como la Ciudad del Saber o la antigua base estadounidense de Howard se están convirtiendo en polos de investigación y producción de tecnologías punta, mientras que la Zona Libre de Colón da cobijo a más de 2.000 empresas. Naciones Unidas ha ubicado en Panamá su centro subregional. Según Tribaldos, "27 familias de Colombia, 14 de Venezuela y 10 de Ecuador" llegan diariamente en promedio a Panamá para invertir y poner a buen recaudo sus fortunas de la veleidad de los respectivos gobiernos. "Hay una sinergia que va poniendo a volar al país", dice, antes de augurar que este boom durará "7 años como mínimo. Y ojalá que me equivoque porque estoy siendo conservador".

Descarga la aplicación

en google play en google play