Escúchenos en línea

Taiwán donará plantas eléctricas, mientras se agrava cada día la crisis

Agencia ACAN–EFE. Desde Managua. | 13 de Junio de 2007 a las 00:00
Taiwán donará a Nicaragua plantas de electricidad para paliar la crisis energética que afronta este país, que sufre racionamientos de luz de hasta diez horas diarias por déficit en la generación, informó este miércoles Emilio Rappaccioli, ministro de Energía y Minas. Entre tanto, dos fallas en el sistema eléctrico nacional dejaron hoy sin electricidad durante varias horas a la mayor parte de Nicaragua, cuyos pobladores padecen prolongados apagones, como resultado de un déficit de generación de hasta 60 megavatios hora. La transnacional española Unión Fenosa informó en un comunicado que se trató de fenómeno técnico conocido como "mínima frecuencia" en la red de interconexión. Según la empresa, ese tipo de incidente sucede cuando se presenta una pérdida súbita de generación, que saca de operación a las subestaciones eléctricas. La "mínima frecuencia" de este miércoles en horas de la tarde, fue provocada por problemas en dos líneas de interconexión, y afectó a alrededor de 470 mil clientes de Unión Fenosa, que cuenta con poco más de 600 mil usuarios en todo el país. Los apagones de este miércoles son adicionales al programa de racionamiento de ocho horas diarias establecido por la trasnacional desde hace varias semanas, como resultado de la salida del sistema de varias plantas generadoras, por rotura o mantenimiento. Por otra parte, Rapacciolli dijo que Taiwán enviará a finales de este año las plantas a Nicaragua desde Corea del Sur, "por conveniencia", y que esas unidades tendrán una capacidad de generación de 30 megavatios hora. "Esos 30 megavatios vendrán a finales de año y estarán instalados 10 megavatios en enero, diez en febrero y diez en marzo" de 2008, agregó. Rappaccioli dijo que esas plantas serán donadas por Taiwán y se sumarán a 60 megavatios de energía que cederá Cuba a Nicaragua para paliar la crisis energética. El funcionario indicó que Cuba cederá a Nicaragua 36 unidades de plantas térmicas, que funcionan a base de combustible búnker, que generan 1,7 megavatios cada uno, y llegarán a este país también a finales de año. Agregó de que esas unidades forman parte de la cooperación con Venezuela y Cuba, y serán embarcadas también en Corea del Sur hacia Nicaragua. Señaló que esos 60 megavatios los instalarán en los primeros tres meses de 2008, al igual que los 30 megavatios que donará Taiwán, con lo que sumarían 90 megavatios adicionales al sistema interconectado nicaragüense.

Crece déficit de generación

El país sufre hoy un déficit en la generación de energía eléctrica de cerca del diez por ciento de la demanda nacional, lo que provocará racionamientos de luz por todo el país, informó Rappaccioli. El funcionario que el déficit energético en Nicaragua alcanza los 54 megavatios de una demanda máxima que oscila en 480 megavatios. La transnacional española Unión Fenosa, encargada de distribuir la energía eléctrica en Nicaragua, informó hoy, por su lado, de un plan de racionamiento de luz de hasta ocho horas en todo el país, por déficit en la generación de energía. Rappaccioli advirtió que la "capacidad efectiva" de generación de energía, que en tiempo de zafra azucarera alcanza 650 megavatios, se ha reducido "considerablemente" por la salida repentina de plantas térmicas, por desperfectos técnicos o mantenimiento. También porque las plantas hidroeléctricas, ubicadas en el lago Apanás, no están generando a toda su capacidad por falta de lluvias, y los ingenios azucareros, que a base del bagazo (desecho) de la caña de azúcar generaban hasta 60 megavatios de energía, no están aportando al sistema interconectado debido a que terminó la zafra. El ministro de Energía y Minas señaló que desde el cinco de junio pasado la capacidad disponible en Nicaragua es de 430 megavatios, el cual se incrementa a 468 megavatios por la compra promedio diaria de 18 megavatios al mercado centroamericano. Agregó que desde el cinco de junio pasado hasta hoy, el déficit en la generación de energía ha oscilado entre 30 y 65 megavatios por hora. Nicaragua recibió a principios de este año plantas de generación de energía de Venezuela y Cuba, pero éstas, con sus 60 megavatios de producción, no alcanza a atajar el déficit. "Si no estuvieran generando energía con esas unidades, estaríamos racionando más", advirtió el funcionario. Según Rappaccioli, la causa principal de esta crisis energética es la falta de inversión en este sector y la falta de mantenimiento a las plantas, tanto de capital privado como estatal. Las distribuidoras Disnorte y Dissur, propiedad de Unión Fenosa, informaron el martes que compraron 55 megavatios de energía en el mercado centroamericano, 40 en Guetamala y 15 en Panamá, para reducir los racionamientos de luz en la hora de mayor demanda, aunque no dijo si importarían hoy. La Red de Defensa del Consumidor ha pedido al gobierno de Ortega que declare la emergencia energética y pase al Estado la distribución de energía eléctrica, actualmente en manos de Unión Fenosa, que opera en Nicaragua desde hace siete años. La Red, no gubernamental e integrada por miembros de la sociedad civil, responsabiliza a Unión Fenosa de los constantes cortes de luz desde abril del año pasado, con algunas interrupciones, que afectan a miles de nicaragüenses por períodos de hasta diez horas diarias. La demanda nacional de energía es de 480 megavatios, y a pesar de que la capacidad instalada es de 660 megavatios y la efectiva de 522 megavatios, la contratada es de 430 megavatios por problemas en la generación, según ha indicado repetidamente Unión Fenosa.

Descarga la aplicación

en google play en google play