Escúchenos en línea

Crisis energética se agrava cada día más en el país debido al déficit

Agencia ACAN-EFE. Desde Managua. | 14 de Junio de 2007 a las 00:00
Ante el agravamiento de la crisis energética que afronta el país el Gobierno no descarta la posibilidad de decretar un estado de emergencia energética en el sector, por el aumento del déficit de generación de la energía. El ministro de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli, declaró este jueves que no se descarta decretar esa emergencia, pero aclaró que es una decisión que no sólo corresponde tomar a este ministerio. "Sí podemos hacer observaciones y consideraciones para ser discutidas y tratadas por las instancias que correspondan", dijo el ministro. El titular de Energía y Minas brindó estas declaraciones a los periodistas durante el foro sobre energías alternativas en Nicaragua, auspiciado por la embajada Alemana. Rappaccioli dijo que a partir del 21 de junio el gobierno comenzará a distribuir 1.600.000 bombillos ahorrativos que sustituirán igual número de bujías incandescentes. Añadió que los bombillos serán distribuidos a precios bajos a través de empresas que tienen personas afiliadas al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, así como a través de la policía y el ejército, en un período de dos meses. Rappacciolí dijo que su país sufre un déficit en la generación de energía eléctrica de cerca del diez por ciento de la demanda nacional, lo que provocará racionamientos de luz por todo el país. El funcionario declaró que el déficit energético en Nicaragua alcanza los 54 megavatios de una demanda máxima que oscila en 480 megavatios. La empresa española Unión Fenosa, encargada de distribuir la energía eléctrica en el país, por su lado anunció un plan de racionamiento de luz de hasta ocho horas en todo el país, por déficit en la generación de energía.

Descarga la aplicación

en google play en google play