Escúchenos en línea

Cubanos rinden tributo a la heroína Vilma Espín

Varias agencias. Desde La Habana, Cuba. | 19 de Junio de 2007 a las 00:00
Cuba amaneció el martes con sus banderas a media asta en señal de duelo tras la muerte de la legendaria guerrillera Vilma Espín, mientras los ciudadanos se aprestan a rendirle tributo en la Plaza de la Revolución. El tributo póstumo de los cubanos a Vilma Espín, la más querida, admirada y respetada dirigente de las mujeres en Cuba, deviene hoy merecido reconocimiento de un pueblo leal a su historia y a su liderazgo. Además: Puede ver algunas fotos aquí ¡Hasta siempre, Vilma, constructora desde los cimientos de una nueva sociedad! Mensaje de condolencias al pueblo de Cuba de Ortega y Murillo El deceso de Espín, de 77 años, la esposa del presidente interino Raúl Castro, fue anunciado por el gobierno cubano mediante un comunicado la noche del martes. "Vilma ha muerto. Acaba de pasar a otra categoría de entrañables", expresó por su parte una nota de portada del periódico Granma, órgano oficial del Partido Comunista cubano. "Pasa a ser un ícono revolucionario, algo que su sencillez no le permitió nunca siquiera imaginar porque una de sus grandes virtudes personales y revolucionarias fue esa: la modestia", agregó el rotativo que insertó fotos de ella junto a Raúl Castro. Vilma Espín Guillois recibió hoy el tributo póstumo del primer vicepresidente cubano, General de Ejército Raúl Castro, y demás familiares en el Memorial José Martí de la capital cubana. Raúl depositó una flor roja ante una fotografía de su esposa y abrió así el sobrio homenaje a la mujer más influyente de la revolución cubana. Como símbolo de admiración y cariño a la inolvidable personalidad, se hallan ofrendas florales del Comandante en Jefe Fidel Castro, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros; de Raúl, más los hijos y nietos de ambos; del pueblo de Cuba, informa la agencia oficial AIN. Dos letreros alegóricos escoltan el retrato de la fundadora de la FMC en 1960, organización de la cual fue Presidenta hasta su deceso. Honor y gloria a la heroína de la patria, excepcional constructora de un mundo nuevo, maestra y guía de las mujeres cubanas, recoge el primer texto. En el otro, se plasma la siguiente afirmación de Fidel en su mensaje con motivo del aniversario 45 de la FMC: "La compañera Vilma, recia luchadora por los derechos de las mujeres, impulsora de la educación, la atención a nuestra infancia y a la participación de nuestra juventud en las tareas de la Revolución". Luego del tributo de sus familiares, comenzó el silencioso paso de miles de conmovidos pobladores de la capital frente a la imagen de Vilma y sus numerosas condecoraciones, títulos y órdenes nacionales internacionales, entre las que se destaca el título honorífico de Heroína de la República de Cuba. Adelantados al alba, los habaneros se han concentrado en la emblemática Plaza de la Revolución para rendir homenaje a la presidenta y fundadora de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), en el Memorial José Martí. Trabajadores, amas de casa, jubilados, niños y adolescentes estudiantes se funden en una fila ininterrumpida en el Memorial José Martí; los más veteranos, con el orgullo de haber sido coprotagonistas de alguna de las obras promovidas por Vilma Espín. Una información oficial refiere que en ese recinto la población capitalina podrá expresar su cariño a la heroína de la clandestinidad y combatiente destacada del Ejército Rebelde que comandó el hoy presidente Fidel Castro. Honores similares se le tributarán en el Salón de los Vitrales, en la base del monumento al prócer independentista Antonio Maceo, en la oriental Santiago de Cuba, ciudad natal de la extinta revolucionaria. En estricto apego a su voluntad, Vilma Espín será cremada y sus cenizas depositadas, en ceremonia estrictamente familiar y con honores militares de inhumación, en el Mausoleo del II Frente Frank País, en la región oriental de Cuba. La dirección del Partido Comunista y el Estado cubano decidieron efectuar este martes una velada solemne en el teatro habanero Karl Marx, encabezada por dirigentes, la Dirección Nacional de la FMC y del Secretariado de las provincias de esa organización femenina. También intervendrán en el homenaje mujeres de la capital y representantes de los diversos sectores de la sociedad cubana. Nacida el 7 de abril de 1930 en una acomodada familia de Santiago de Cuba, Espín se graduó de ingeniería química y durante su juventud participó activamente del Movimiento 26 de Julio, que derrocó al dictador Fulgencio Batista y llevó al poder a Fidel Castro. En enero de 1959 se casó con Raúl Castro, ministro de Defensa y actual titular del ejecutivo debido a una enfermedad intestinal que obligó a su hermano a someterse a varias cirugías intestinales. El matrimonio tuvo cuatro hijos, que le sobreviven. Mujer de certera visión política, capacidad intelectual, profundidad de análisis y firmeza revolucionaria, la heroína cubana poseía, entre otras, la cualidad de conmoverse ante los problemas humanos, tanto los personales como los sociales. La discriminación de las personas o grupos, en cualquiera de sus expresiones, la sintió y comprendió con un profundo sentido humanista, recordaron hace un tiempo atrás dos destacadas dirigentes de la FMC que la conocieron y trabajaron muy vinculadas a ella. Aseguraron que se indignaba cuando discriminaban a una mujer por el solo hecho de serlo, así como por los prejuicios raciales o las incomprensiones y tabúes respecto a la diversidad sexual.

Descarga la aplicación

en google play en google play