Escúchenos en línea

No queda más remedio que producir energía cara para superar la crisis, advierte Ortega

Varias agencias. Desde Managua. | 19 de Junio de 2007 a las 00:00
El presidente Daniel Ortega anunció este martes que Nicaragua recurrirá a la importación de plantas térmicas, que trabajan a base de derivados del petróleo y por lo tanto, producen energía muy cara, para enfrentar el déficit de generación de electricidad que sufre el país, donde los apagones sobrepasan las 10 horas diarias. No nos queda más que buscar plantas térmicas en este momento, aseguró el mandatario, durante el encuentro que sostuvo este martes con representantes de la gran empresa privada, para analizar los ejes de desarrollo del país, en el auditorio del Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (INCAE), 15 kilómetros al sur de Managua. Ortega advirtió que de no recurrir a la importación de más plantas térmicas, las pocas generadoras que funcionan en el país van a colapsar debido a una sobreexplotación. Recalcó que esos equipos servirán como paliativo, mientras se ejecutan varios proyectos dirigidos a generar electricidad a partir del uso de los abundantes recursos geotérmicos, hídricos y eólicos con que cuenta el país. Ortega dijo que ha solicitado ayuda al gobierno de Irán para la construcción de plantas térmicas para generar 300 megavatios, y también a los gobiernos de Argelia y Libia. Señaló que si no se emprenden acciones inmediatas para resolver la crisis energética, que data desde hace tres años, "las plantas obsoletas (instaladas en Nicaragua) van a explotar". "Para qué queremos empresas si no hay energía. Hay que invertir en plantas hidroeléctricas y geotérmicas", dijo De acuerdo con Ortega, es obligación del gobierno dar una respuesta inmediata al problema, aún a riesgo de contraer deudas. Si tenemos que empeñarnos habrá que hacerlo, reiteró el Ortega, quien recordó que "no todos los países son tan generosos como Cuba y Venezuela". La Habana y Caracas suministraron a Nicaragua 32 grupos electrógenos con una capacidad total de generación de 60 megavatios hora, pero esa cantidad resulta insuficiente para cubrir un déficit que en ocasiones llega a los 120 megavatios. El jefe del ejecutivo se refirió a la crisis energética en un día en que el déficit en el sector ha sido de más de 100 megavatios, lo que ha obligado al peor racionamiento del año, con hasta 13 horas de suspensión del servicio en vastas zonas del país. Ortega dijo que a la par de instalar plantas térmicas hay que impulsar proyectos hidroeléctricos y geo-térmicos para buscar solución a la crisis a largo plazo. El mandatario insistió en que no hay que dañar el medio ambiente. Por eso añadió que se opone a que el proyecto hidroeléctrico COPÁLAR, en Matagalpa, sea para producir 900 megavatios, porque eso impactaría en el medio ambiente y hay que sacar de sus comunidades a mucha gente, para crear el embalse. Propuso que este proyecto sea rediseñado para producir solamente 120 megavatios. Dijo a los empresarios que tienen las puertas abiertas para invertir en estos proyectos hidroeléctricos y geotérmicos y que si es necesario dar incentivos, lo hará. También enfatizó en que hay que racionalizar la capacidad de producción para que ésta no dependa sólo de etanol derivado del maíz, de caña de azúcar, o de la palma africana. "No hay que poner todos los huevos en la misma canasta, porque ¿qué pasa si la canasta se rompe?", se preguntó el mandatario. Según Ortega, su gobierno ha encontrado en los inversionistas buena disposición para acompañar al gobierno en acciones para no dañar el medio ambiente. El mandatario exhortó a los empresarios a reforestar por todos lados, "ya que de lo contrario matamos a la gallina y desaparecerá la especie humana, algo que parecía ciencia ficción hace algunos años, pero que ahora ya no lo es porque el desajuste y los cambios climáticos han producido grandes catástrofes".

Déficit récord este martes

El marte, el déficit alcanzó un récrod del año: mayor al 20 por ciento de la demanda nacional, que ha provocado apagones de hasta 13 horas en distintos puntos del país, informaron fuentes de la transnacional española Unión Fenosa. Un comunicado de la transnacional reportó que el martes "el déficit de energía eléctrica alcanzó los 140 MW/h, de los cuales únicamente 40 MW/h, pudieron ser cubiertos mediante la importación de electricidad, quedando un saldo negativo de 100 MW/h". Según Fenosa, "las afectaciones programadas por racionamientos para el martes variaron por encima de lo previsto, debido a una reducción en la capacidad de generación, muy por debajo de lo esperado". "Las distribuidoras habían programado la compra de hasta 60 Megavatios horas (MW/h), 20 de los cuales no pudieron ser importados, desde Panamá, porque Costa Rica reportó restricciones técnicas en su sistema de interconexión, adquiriéndose únicamente 40 MW/h procedentes de Guatemala", agregó. También informó que están comprando energía a "190 dólares el MW/h, muy por encima de los 111 dólares autorizados por el ente regulador, como precio de venta para nuestros clientes". La fuente señaló que al menos 200,000 de 600,000 usuarios son afectados simultáneamente con apagones. El sector comercio y la población se quejan de los apagones que produce pérdidas en la economía, aún no cuantificada, mientras que la Red de Defensa del Consumidor ha pedido al gobierno de Ortega que declare la emergencia energética. El gobierno sandinista entregó la semana pasada una propuesta de solución a cada sector: distribuidoras, generadoras, petroleras y al Instituto Nicaragüense de Energía (ente regulador), para buscar una salida a corto plazo a este crisis que agobia a los nicaragüenses. Esos sectores pidieron una semana, que se vence el próximo jueves 21, para analizar esa propuesta, hacer mejoras, enriquecerlas o presentar otras soluciones.

Descarga la aplicación

en google play en google play