Escúchenos en línea

Vaticano condena la trata

Ciudad Vaticano. Agencias. | 13 de Enero de 2014 a las 11:15

El papa Francisco condenó la trata de seres humanos como un delito contra la humanidad y por primera vez deploró públicamente el aborto al recibir en el Vaticano al Cuerpo Diplomático acreditado ante la Santa Sede.

En un largo y complejo discurso por el año nuevo, el papa argentino denunció lo que llamó "las heridas de la paz", las guerras sangrientas en Siria, Oriente Medio, Africa y volvió a reclamar a la comunidad internacional para que la trata de seres humanos sea considerada como un crimen contra la humanidad.

"La trata de seres humanos es un delito contra la humanidad", clamó Francisco ante los embajadores y representantes de 183 países congregados en la imponente Sala Clementina del palacio apostólico.

Por primera vez desde que fue elegido pontífice en marzo pasado, el Sumo Pontífice lamentó con "horror" que "haya niños que no podrán ver jamás la luz, víctimas del aborto".

El papa Francisco censuró con vehemencia "el drama de los refugiados, sobre todo en el Cuerno de África, en la región de los Grandes Lagos" y mencionó a "los numerosos emigrantes que, desde América Latina, emigran a Estados Unidos y los que desde Africa y Oriente Medio buscan refugio en Europa".

"Recuerdo mi visita a Lampedusa...Hay una indiferencia general ante esas tragedias", recalcó al referirse a su viaje a la isla siciliana, donde se ahogaron el año pasado unos 400 emigrantes que intentaban entrar en dos barcazas a Italia.

Como un pedido al mundo entero, el líder de la Iglesia Católica rogó para que "se evite la cultura del descarte" y se luche por la paz.

"Hay que edificar la paz", dijo tras pedir "que termine el conflicto en Siria", enfatizó.

"Deseo que la conferencia Ginebra 2 firme el comienzo del deseo de pacificación", sostuvo al referirse a la reunión sobre Siria convocada para el 22 de enero en Suiza.

El Papa Francisco solicitó "pleno respeto del derecho humanitario: No se puede aceptar que sea golpeada la población civil, especialmente los niños", agregó.

El religioso expresó su "especial preocupación por el Líbano, Egipto, Irak" e invitó a las partes a emplear "la vía diplomática del diálogo".

El papa, que defiende una iglesia pobre para los pobres, criticó que los seres humanos "sean descartados como cosas no necesarias", principio que ha empleado en varios discursos y homilías.

"Deseo mencionar otra herida de la paz: la medioambiental", destacó recalcó ante los diplomáticos.

"Nuestra tierra es la casa de todos nosotros", agregó tras asegurar que "Dios perdona siempre. Nosotros perdonamos a veces. La naturaleza no perdona nunca cuando es maltratada", señaló.


Descarga la aplicación

en google play en google play