Escúchenos en línea

«Estamos a punto de llegar a un acuerdo con el FMI» asegura presidente del Banco Central

Varias agencias. Desde Managua. | 20 de Junio de 2007 a las 00:00
El presidente del Banco Central, Antenor Rosales, anunció este miércoles que Nicaragua está a punto de llegar a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para firmar una Carta de Intención que le permita acordar un programa económico trianual cuya prioridad sea el desarrollo social y la reducción de la pobreza. Para un acuerdo con el FMI se requiere discutir y aprobar la Carta de Intención, el memorando de políticas financieras y económicas y el memorando técnico de entendimiento. "Prácticamente ya estamos a las puertas de una decisión definitiva", dijo Rosales al comentar los resultados de una ronda de negociaciones en Washington que se inició el 11 de junio y terminó el fin de semana. Rosales afirmó que en los encuentros recientes que se celebraron en Washington el FMI aceptó que las reservas internacionales netas ajustadas sean proporcionales a la masa monetaria, moneda en circulación. "Con el FMI ya quedamos de acuerdo cuales van a ser las reservas internacionales para 2007, 2008, 2009 y 2010, que estarán en relación con la base monetaria y vinculadas también al crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB)", dijo el titular del BCN. Explicó que el acuerdo es que las reservas internacionales de Nicaragua estarán en 2 puntos porcentuales en relación a la masa monetaria, en base a una propuesta y fórmula propuesta por el gobierno de Managua. Recordó que en diciembre de 2006 Nicaragua tenía un nivel de reservas internacionales brutas de 924 millones y actualmente es de 1,000 millones de dólares, lo que nunca se había tenido en este país centroamericano. Adelantó que a final de este año ese nivel de reservas no se van a tener en Nicaragua, ya que la proyección estimada es de que en diciembre próximo las reservas internacionales serán de unos 950 millones de dólares, "lo que reflejarán una disminución suave" de este indicador. "En rondas de negociaciones en el pasado tuvimos fuertes discusiones con el FMI, pero en la de Washington alcanzamos acuerdos", insistió Rosales. "Los resultados han sido satisfactorios, eran los esperados, y una muestra de ello es que el Fondo estará ya aquí (en Managua) el lunes a seguir discutiendo sobre la Carta de Intención", dijo Rosales a periodistas. Rosales declaró que ya es necesaria una nueva reforma tributaria que permita al gobierno atender las grandes demandas sociales, aunque la razón de la reforma no es recaudar mas impuestos sino que realizar los cambios que eliminen los sesgos anti-exportadores que existen en la legislación, y facilitar la inversión. Pese a todo, el presidente del banco emisor no adelantó si la reforma tributaria será presentada este año al Parlamento nicaragüense y si forma parte de los acuerdos con el FMI. Rosales, por otra parte, abogó porque todos en Nicaragua contribuyan a un ambiente de estabilidad macroeconómica, de libertades públicas y de seguridad jurídica, para que esa inversión venga para crear riqueza y combatir la pobreza. El anterior acuerdo económico y financiero alcanzado entre el gobierno del ex presidente Enrique Bolaños y el FMI venció el 12 de diciembre del año pasado. Funcionarios nicaragüenses han señalado que la propuesta de programa presentada al FMI en mayo, presenta a la par de los indicadores macroeconómicos varias metas de mejoramiento para áreas sociales de educación, salud y agua potable. La propuesta nicaragüense elevada al FMI prevé un crecimiento del Producto Interno Bruto de 4.2% este año, un 4% el próximo y un 5% el 2009. La tasa de inflación se situaría en un 7.5% en el 2007, un 7% en el 2008 y una similar el siguiente año. En el 2006, la economía de Nicaragua se expandió un 3.7% y la inflación fue del 9.2%. Nicaragua, el segundo país más pobre del continente, tiene una deuda externa de unos 4,500 millones de dólares y está dentro de un programa de alivio de deuda que patrocina el FMI a cambio de una supervisión del organismo que asegure el rumbo de su macroeconomía. Al cierre del 2006, Nicaragua tenía unos 63 millones de dólares de deuda con el FMI.

Descarga la aplicación

en google play en google play