Escúchenos en línea

La muerte de Vilma Espín conmociona a Cuba y a sus dirigentes

MiPunto.com. Desde La Habana, Cuba. | 20 de Junio de 2007 a las 00:00
La muerte de Vilma Espín, esposa de Raúl Castro y mujer emblemática de la revolución cubana, se suma a la de varios dirigentes del núcleo que acompañó a Fidel Castro desde hace medio siglo en el gobierno revolucionario de la isla, una generación que ya pasa los 75 años. Además de los comandantes Camilo Cienfuegos, desaparecido en un accidente aéreo en 1959, y el guerrillero argentino-cubano Ernesto Che Guevara, muerto en las montañas de Bolivia en 1967, otros hombres y mujeres han quedado en el camino en estos 48 años de revolución. Además: Puede ver algunas fotos aquí Cubanos rinden tributo a la heroína Vilma Espín ¡Hasta siempre, Vilma, constructora desde los cimientos de una nueva sociedad! Mensaje de condolencias al pueblo de Cuba de Ortega y Murillo En el panteón revolucionario cubano descansan Celia Sánchez, quien falleció de cáncer en enero de 1980, tras haber sido la secretaria de Fidel desde la Sierra Maestra y una de las figuras más cercanas al gobernante. También Haydée Santamaría Cuadrado, una de las dos mujeres que participó en 1953 en el asalto al Cuartel Moncada –inicio de la revolución–, luchó en la clandestinidad y la Sierra Maestra y se suicidó en julio de 1980, cuando era directora de Casa de las Américas. Aunque proveniente del Partido Socialista Popular (comunista), Carlos Rafael Rodríguez, fue un cercano colaborador de Fidel en el plano intelectual, desde la misma Sierra Maestra, hasta en la presidencia del Instituto Nacional de la Reforma Agraria (INRA), que ocupó en 1959. Vicepresidente encargado de la economía y de las relaciones exteriores, economista reconocido internacionalmente, Rodríguez murió en diciembre de 1997, tras jubilarse años antes afectado por el mal de Parkison y complicaciones circulatorias. El símbolo de la diplomacia revolucionaria, el llamado "Canciller de la Dignidad", Raúl Roa García, murió en julio de 1982, a los 75 años. Se unió a Fidel tras el triunfo de 1959. Otro que terminó su vida por la vía del suicidio fue el ex presidente Osvaldo Dorticós Torrado, abogado que ocupó la presidencia de 1959 a 1976. Al morir, el 24 de junio de 1983, ocupaba la cartera de Justicia. Dos hombres muy cercanos a Fidel, aunque no ocuparon grandes jerarquías estatales fueron Jesús Montané y Antonio Núñez Jiménez. Montané, asaltante del Cuartel Moncada, siguió a Fidel en la revolución hasta que murió, el 7 de mayo de 1999. El capitán Núñez Jiménez se unió a los rebeldes del Movimiento 26 de Julio en la Sierra Maestra, y aunque regresó después del triunfo a sus labores de geógrafo mantuvo una amistad cercana con el líder. También de la época de la Sierra es el comandante Manuel Piñeiro, "Barbarroja", quien murió a los 63 años en un accidente automovilístico, tras haber sido por décadas el jefe del Departamento América del Partido Comunista de Cuba, y enlace vital con los movimientos revolucionarios de todo el mundo, especialmente del continente.

Descarga la aplicación

en google play en google play