Escúchenos en línea

Blasco sabía sobre desvío de ayuda destinada a Nicaragua

Valencia. Agencias. | 17 de Enero de 2014 a las 12:51

La Fundación Cultural y de Estudios Sociales (Fundación Cyes) no escondió la letra pequeña de su controvertido proyecto para la construcción de unos pozos en Nicaragua. Su presidente, Marcial López, ha asegurado este viernes en el juicio del caso Cooperación que informó en 2008 a la Consejería de Solidaridad de que su propuesta de desarrollo incluía la adquisición de infraestructura para una "oficina técnica". En concreto, la compra con fondos públicos de tres pisos y una plaza de garaje en Valencia.

También ha indicado que la consejería dirigida entonces por Rafael Blasco, también acusado, conocía que solo 43.000 euros de una subvención de 1,8 millones –un 2,4% del total- acabarían en el país centroamericano. "No solo se explicó, sino que se desglosó partida por partida", ha remarcado López, que se enfrenta a cuatro y cincos años de cárcel, según las peticiones de Anticorrupción y la Abogacía de la Generalitat, respectivamente. El acusado ha dicho que dejó constancia de sus intenciones "hasta en 20 lugares".

El presidente de la Fundación Cyes ha defendido que el departamento de Blasco "no le puso ninguna pega" para recibir la ayuda. Y, al contrario de lo que estima Anticorrupción, tampoco cuestionaron la experiencia de su ONG. "No estuve en Nicaragua ni antes ni después de los programas", ha admitido López, que solo ha contestado a las defensas.

López, que ya fue condenado por malversación de fondos públicos cuando presidía el Colegio de Enfermería de Castellón, ha admitido que se reunió en la población valenciana de Canet de Berenguer con el empresario Augusto César Tauroni, presunto cabecilla civil de la trama, para preparar "un proyecto a largo plazo" a tres años. Anticorrupción sostiene que el 25% de las subvenciones concedidas a la Fundación Cyes -456.960 euros- fue a parar a la empresa Gestiones e Iniciativas Arcmed, propiedad de Tauroni.

Ante el tribunal también ha declarado hoy Xavier Llopis, exjefe de gabinete de Blasco durante los años que se concedieron las subvenciones bajo sospecha. Llopis ha criticado el carácter de su jefe. "En algún momento sus exigencias podían parecer insoportables", ha dicho el exalto cargo, que solo ha aceptado responder a las defensas. El acusado se enfrenta a seis y cuatro años de prisión, según las peticiones de Anticorrupción y la Generalitat.


Descarga la aplicación

en google play en google play