Escúchenos en línea

Racionamiento es brutal. Gobierno no pudo convencer a voraces dueños de generadoras para que aporten en solución de crisis

Informe Pastrán y Agencia ACAN–EFE. Desde Managua. | 20 de Junio de 2007 a las 00:00
El déficit en la generación de electricidad se incrementó nuevamente este miércoles, dejando al país a oscuras desde horas de la madrugada. En algunos sectores el racionamiento ha sido brutal, de hasta 12 horas en varios intervalos, aunque oficialmente se anuncian cortes de 7 horas en todo el territorio nacional y por diferentes circuitos, dejando en horas de la noche a gran parte de Nicaragua a oscuras. Además: No queda más remedio que producir energía cara para superar la crisis, advierte Ortega Y para peor, la tarde del miércoles fracasó la reunión entre los ministros del Gabinete Económico y representantes de la industria eléctrica, como generadores, petroleras, distribuidores y ente regulador para analizar la gravedad de la crisis que el país afronta y que ha originado apagones de hasta doce horas en toda la nación. La actual demanda máxima energética en este país es de 480 megavatios, y los apagones del martes afectaron a 180 mil de los 600 mil clientes. El asesor económico presidencial, Bayardo Arce, al término de la reunión, informó de que "no se encontró la acogida que se esperaba de todos los sectores, sólo de algunos". Aclaró que sí hubo respuesta positiva para hacer contribuciones económicas de parte de la compañía petrolera Esso y Glencore, de los ingenios azucareros, de una generadora de energía y de la empresa española Unión Fenosa. Del resto de las empresas del sector no hubo respuestas, añadió el asesor presidencial "sólo excusas" para esta etapa crítica que afrontará el país hasta octubre próximo, "y que sólo se resuelve con plata (dinero) para compra de combustibles y poner a trabajar a toda capacidad las plantas". La semana pasada el Poder Ejecutivo propuso a los generadores reducir sus márgenes de ganancia, no aumentar la tarifa a la distribuidora y que los distribuidores de combustible amplíen sus facturas a las generadoras por consumo de combustible. La sede de la Cámara de Comercio de Nicaragua fue el escenario de esta segunda reunión en donde se discutieron las contrapropuestas del sector de energía al gobierno. Al menos 15 millones de dólares necesita el sector energético de Nicaragua para compras de combustibles y energía eléctrica en el mercado centroamericano, para hacer frente al racionamiento del fluido hasta octubre próximo, dijo Arce. Agregó que el gobierno está dispuesto a hacer aportes económicos, por montos no precisados, para los recursos que se necesitan también para compra de energía en el sector centroamericano.

Situación empeora cada día

El Ministro de Energía y Minas, Emilio Rapacciolli declaró que esta crisis era difícil de prever porque nadie esperaba fallas en la Planta Momotombo, de 28 MW, que está fuera de operación y ha acrecentado el déficit en la generación. Reconoció que la planta privada CENSA AMFELDS, de 56 megavatios, apenas estaba generando hoy 26 MW. La crisis se ha agravado porque tampoco ha llovido suficiente y no se ha logrado recuperar los niveles del embalse del Lago de Apanás, en Jinotega y ahí se han dejado de producir 50 MW y los ingenios azucareros solamente están produciendo 10 MW. Rapacciolli confirmó que el déficit de este día es de 110 megavatios y eso obligó a comprar 40 megavatios a Guatemala durante diez horas, que ha sido contratado por Unión Fenosa como parte de sus obligaciones. Anunció que a través de la generadora estatal GECSA comprarán 50 MW al mercado regional en el resto del año a un precio razonable, de 160 dólares el megavatio hora. El funcionario dijo que el jueves por la mañana pondrán a operar la planta estatal Managua, que estaba fuera de servicio por desperfectos técnicos. Rapacciolli dijo que para la próxima semana estarían administrando mejor la crisis, con un déficit de entre 20 y 30 megavatios diarios. Lo peor es que los racionamientos de electricidad afectan los pozos de agua potable de ENACAL y miles de pobladores tampoco tienen el vital líquido por largas horas. A preguntas de si la situación amerita la declaratoria de una emergencia energética, Rapacciolli dijo que "hay una situación crítica, difícil" y que corresponderá al Presidente Daniel Ortega tomar una decisión en dependencia de los informes del INE, ENEL y el Ministerio de Energía y Minas. El gerente de negocios de Fenosa, José Ley Lau, declaró que están solicitando un crédito por 5,5 millones de dólares para inyectarlos al sector, y la otra empresa instalada en el puerto de Corinto prometió otra financiación de 1,5 millones de dólares, con lo cual el aporte sumaría 7 millones de dólares. Ley Lau dijo que ayer el déficit energético llegó a 130 megavatios, pero hoy se recibió información de que se redujo a casi 100 megavatios. Agregó que ejecutivos de la empresa estatal GECSA informaron de que la unidad número tres de la Planta Managua entrará en funcionamiento mañana, lo que inyectaría 40 megavatios a la oferta de generación eléctrica. Según voceros de la multinacional española Unión Fenosa, la empresa está perdiendo dinero y demanda que la tarifa sea nuevamente reajustada porque el 2% que comenzó a aplicar a los consumidores este mes es totalmente insuficiente. Los generadores privados argumentan que están comprando más caro el combustible para operar sus plantas térmicas y las petroleras argumentan que su precio de referencia es el mercado norteamericano.

Descarga la aplicación

en google play en google play