Escúchenos en línea

«Busquemos amigos por todos lados y acabemos con la pobreza». Discurso de Ortega el martes

| 19 de Junio de 2007 a las 00:00
Esta tarde estamos dando un paso más para afirmar el largo proceso que se ha venido desarrollando en nuestro país, para avanzar en un clima de reconciliación y unidad que permita sentar las bases para el progreso y desarrollo de la sociedad nicaragüense. El proceso ha sido largo, cruel, doloroso; ha llevado a situaciones en las que los nicaragüenses nos hemos polarizado, nos hemos convertido en enemigos; han sido los momentos extremos de esa confrontación, que indiscutiblemente, no creaba ningún clima, ningún ambiente para sentar las bases del desarrollo de nuestro país. Estoy convencido que dos hechos históricos en el recién pasado Siglo XX, el derrocamiento de la dictadura somocista, cuando se produjo una gran convergencia nacional en que la inmensa mayoría de los nicaragüenses de diferentes estratos económicos y sociales, de diferentes tendencias políticas, coincidimos en que era urgente, después de 45 años de dictadura, acabar con ella, ponerle fin. El segundo hecho histórico es aquél que, poniéndole fin a la guerra, a la confrontación, hace 20 años, en el mes de Agosto, se firmaron los Acuerdos de Esquipulas, lo que creó las condiciones para que en nuestro país se produjese, el 25 de abril de 1990... el primer traspaso de mando pacífico de un Gobierno, sucedido por otra fuerza contraria. Desde entonces, se ha venido logrando establecer lo que no fue posible por más de un siglo... el principio del relevo, del cambio pacífico de gobierno, y no a través de las balas, como acontecía desde la época en que Nicaragua comenzó a gozar de su independencia en el siglo antepasado, en 1821. Nicaragua entraba a una nueva etapa, en condiciones todavía polarizadas, donde el gran reto era ir asentando, consolidando el relevo de las autoridades gubernamentales por la vía pacífica, a través del voto... ¡ya no a través de las armas! ¡ya no a través de las balas! Gracias a Dios, hemos tenido cuatro elecciones nacionales, las de 1990, 96, 2001 y las últimas del 2006; gracias a Dios hemos logrado transitar de una fuerza política a otra fuerza política, sin mayores convulsiones en el traspaso de mando de este año del 10 de enero. Gracias a Dios se han venido consolidando esas aspiraciones históricas de nuestro pueblo, de lograr establecer ese principio, no solamente para el Gobierno nacional, sino que también para los Gobiernos locales, porque, por primera vez en la historia de nuestro país, después de las primeras reformas constitucionales, se llevaron a cabo las primeras elecciones municipales, totalmente separadas, independientes de las nacionales.

No pueden fusionarse elecciones municipales con generales

Y es la voluntad de nuestro Gobierno y del Frente Sandinista, ahora que se ha venido especulando que hay interés de unir las elecciones nacionales con las municipales, nosotros consideramos que eso ¡no tiene cabida! estaría atentando contra una conquista básica en nuestro país. Debemos ir a las elecciones municipales el próximo año y luego, en su momento, a las elecciones nacionales y regionales, que también, por primera vez en la historia de nuestro país, se establecieron este tipo de elecciones de autoridades, a partir de la aprobación de la Ley de Autonomía, que aún no logramos cumplirla a plenitud, pero en donde estamos comprometidos a hacerlo. Yo diría que Nicaragua ha logrado avanzar rápidamente, mucho más allá que muchos países latinoamericanos, que en estos años del 90 hasta la fecha, se han visto sacudidos por una enorme inestabilidad. Y, si hay inestabilidad, si hay inseguridad, aunque no lleguen a expresarse a través de las armas o de las balas, es suficiente para provocar profundas crisis económicas, sociales y políticas. Crisis como las que acontecieron en esa gran nación que dio abrigo a nuestro gran poeta Rubén Darío, Argentina. ¿Quién podía imaginarse...? Argentina pasando por una crisis tan profunda y aguda en la que, en cuestión de días se sucedieron tres Presidentes, y donde el pueblo, desesperado, estaba lanzado a la calle; donde la crisis económica social fue tan profunda, después que repuntaba como un país modelo de los resultados de las políticas económicas que se venían desarrollando, terminaron, miles de argentinos buscando el alimento ¡en los basureros! Han ido saliendo poco a poco de la crisis y podríamos hablar de otros países hermanos, latinoamericanos, como Ecuador, Bolivia; países en donde, en nueve años se sucedían hasta siete Gobiernos. Es decir, no había ¡ninguna estabilidad! Países con grandes riquezas, con inmensos recursos, con un potencial mucho mayor que el de toda Centroamérica unida. Por lo tanto, considero que los avances que hemos obtenido en Nicaragua, son realmente históricos. Lo que pasa es que nos cuesta reconocer nuestras propias virtudes, nuestros propios éxitos; los nicaragüenses somos generalmente, hipercríticos y en ocasiones, no logramos actuar con la debida madurez, ponderación, a pesar de que, quien pueda estarse expresando sea una persona con muchos bagaje cultural, con mucho conocimiento.

Terminar con la polarización

A final de cuentas, privan todavía, siguen privando elementos de ese pasado histórico reciente, porque la verdad es que hablar de un proceso como el que está viviendo Nicaragua desde 1990, cuando logramos alcanzar la Paz y dar estos saltos históricos, estamos hablando de una historia muy reciente, y no es fácil romper esa historia de raíces profundas que han estado allí desde 1821, raíces de confrontación y polarización. En ese entonces, la polarización y la confrontación no era entre izquierda y derecha, sino entre verdes y colorados, conservadores y liberales; confrontación que duró...! y entonces, no existía ninguna expresión de la izquierda organizada en nuestro país. Estas aparecieron con el paso del tiempo algunas expresiones muy pequeñas, pero aquí las grandes fuerzas eran liberales y conservadores. Esa fue la cultura que heredó la juventud nicaragüense; esa fue la cultura que se fue trasladando de generación a generación y eso, posiblemente, es lo que explica el porqué nos cegamos tanto y no somos capaces de valorar los enormes pasos que hemos logrado dar en nuestro país. En una balanza, las condiciones que tiene Nicaragua para acoger las fuerzas inversionistas nacional e internacional, son realmente excepcionales; son mucho más favorables que las que puedan existir en otros países que no han sufrido todos estos embates que ha padecido nuestra nación, aún cuando Naciones Unidas nos ponga en el 127 lugar de las 192 naciones de la comunidad de Naciones Unidas.

Libertad de expresión total

Si nos dejamos llevar por el enfoque de quienes tratan de ilustrar la realidad de nuestro país, porque aquí, hay derecho a la libertad de expresión ¡todos tenemos derecho a hablar! ¡todos, todos! Porque el problema es ese... aquí, unos quieren hablar y decir lo que quieren y cuando habla otro ¡ah, no, eso es malo! Todos tenemos derecho a hablar, a expresarnos; a veces hablamos correctamente, a veces estamos atinando, pero no podemos ponernos un bozal y si a alguien se le ocurre gritar e insultar, pues también ¡que lo haga! ¿qué vamos a hacer? Nos podemos ir a amarrar a aquél que está gritando e insultando. ¡Allá el pueblo que lo juzgue! Les decía que el panorama que nos presentan a veces quienes se precian de ser analistas de la realidad económica, social y política de nuestro país, dan la impresión que Nicaragua no ha avanzado ¡absolutamente un solo paso! Y que nos encontramos todavía, no en la confrontación del pueblo contra la dictadura de Somoza, sino que en la época de los timbucos y calandracas, es decir, los conservadores y liberales, como se llamaban mutuamente en aquella época, estas fuerzas políticas. Es cierto que en cuanto a razones de pobreza, Nicaragua se encuentra a la par de Haití en América Latina; así nos han calificado. Habría que ver en estos momentos el lugar que tiene Nicaragua, creo que algo hemos avanzado, no creo que estemos ya a la par de Haití. Con todo el cariño, el amor que le tenemos al pueblo haitiano, la situación de ellos es mucho más dolorosa, más terrible que la nuestra.

La pobreza en Senegal

Acabamos de estar en Senegal, un pueblo africano hermano, con 201 mil kilómetros cuadrados, 13 millones de habitantes; un pueblo que fue colonizado por Francia, gente con mucha cultura, pero ¡están en la miseria! ¡Es impresionante! Yo había estado anteriormente en Senegal, pero no tuve la oportunidad de recorrer las calles porque fue una visita muy corta, una reunión con el Presidente y continuamos para el Congo... algunos preguntan ¿y qué anda haciendo Daniel en el Congo? Pues sí, no podemos aislarnos del mundo, de los pueblos. En ese entonces, no logré conocer, llegamos por la noche al aeropuerto, de allí salimos a la Presidencia y de nuevo al aeropuerto. Pero ahora, en esta nueva visita, conocimos un poco más, la capital cuenta con 3 millones de habitantes... y allí la pobreza, la miseria! En Nicaragua no existe realmente ese nivel de pobreza... ¡claro! allí hay razones históricas; todo un continente que sufrió más de 300 años de esclavitud; los primeros campos de concentración surgieron en esos países y los construyeron ¡los europeos! En una celda, en unos sótanos estaban los varones; en otro sótano, las mujeres; en otro los niños y niñas, porque todos valían, eran mercancías, esclavos. Y en otra celda, estaban los que pesaban menos de 50 kilos, porque no tenían valor en el mercado y había que meterlos en una celda y darles forraje para que engordaran, como el ganado y alcanzaran el peso. Luego, los compradores llegaban allí y compraban a los esclavos. Separaban a las familias, el padre iba a dar a una plantación algodonera en Louisiana, Estados Unidos; la madre iba a dar a plantaciones en Brasil; el hijo a plantaciones en Cuba, el otro a Jamaica. Una isla ubicada en el extremo norte de África, que es el punto más cercano para aproximarse a nuestro continente, se convirtió en el punto de paso de los esclavos; allí se vendían y salían como mercancía. A esa isla llegó Su Santidad Juan Pablo II, se puede ver ahí la fotografía del Papa y, en ese lugar, el Papa ¡pidió perdón! porque estaba consciente de que muchos misioneros católicos bendecían ese tráfico de esclavos y, por eso, Su Santidad pidió perdón. Pero claro, la historia de esos pueblos ha sido dura, terrible, que explica el grado de subdesarrollo que tienen, a pesar de que las riquezas en esos lugares ¡son inmensas! Ellos están luchando ahora para unirse en la Unidad Africana y alcanzar una unidad como la Unión Europea, y ellos lo ponen de ejemplo; como aquí también nosotros estamos luchando por la integración centroamericana.

Más allá de la integración, la unidad

Fíjense, ¡ni siquiera somos capaces de hablar de unidad! hablamos de integración; mientras los europeos hablan de unidad, nosotros hablamos de integración y tendríamos que hablar de unidad, no solamente centroamericana, sino latinoamericana, caribeña, y convertirnos en una potencia que podría lidiar mucho mejor en este mundo globalizado, para buscar las mejores condiciones. Estamos ante un mundo globalizado y ¿cómo lograr que Nicaragua alcance las mínimas bases que nos permitan avanzar en ese mundo globalizado? No es fácil, porque ellos son los que tienen establecidas las reglas del juego; entre ellos mismos hay contradicciones y ustedes lo saben bien. Los mismos europeos con los norteamericanos tienen sus contradicciones, así como los japoneses. Ahora con China las contradicciones se agudizan cada día más, porque China viene creciendo con una velocidad impresionante y las contradicciones son cada vez mayores. No sabemos todavía, no se puede pronosticar qué sucederá ante ese crecimiento ascendente, que lleva una tendencia totalizante, de la economía china. Hay grandes temores en Estados Unidos y hay una dependencia de Estados Unidos de la economía y sobre todo, de las finanzas chinas. Hay preocupaciones también en Europa... son los grandes bloques moviéndose allá y nosotros, tratando de buscar algunos espacios. Es la pregunta que nos hacemos y la respuesta, indiscutiblemente, tenemos que darla nosotros mismos. No podemos esperar que esas grandes potencias económicas, que a final de cuentas tienen una lucha por hegemonizar la economía mundial, vayan a estar preocupados por la suerte de nuestras economías. En lo que corresponda, abrirán algunos espacios, algunos mercados.

TLC, etanol y maíz

Allí está el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, que tiene aspectos positivos; hay circunstancias que lo hacen más positivo también, pero ¿cuánto van a durar estas circunstancias? ¿Cuánto va a durar el auge del etanol, derivado del maíz o de la caña? Sobre todo, el derivado del maíz, porque el de la caña es realmente mucho más barato, en cambio el del maíz ¡no es competitivo! Y olvidémonos de razones éticas en cuanto a que el maíz debería ser utilizado como alimento. El mercado piensa nada más en lo que le resulta competitivo, rentable y lo que no; y estoy seguro que ya le estarán diciendo al Presidente Bush: "nos estamos equivocando con el maíz, porque no es competitivo"-. Más bien, encarece de tal manera el costo, que le mantiene también el precio alto al petróleo; no es cierto que el etanol derivado del maíz, va a botar el precio del petróleo. Lo importante es que frente a esas situaciones, que realmente son circunstancias que presenta el momento que vive la economía mundial, como lo fue en su época el auge algodonero ¡una circunstancia! Todo mundo se fue al algodón, se desplomó el auge algodonero y quedó aquella tierra en abandono. Tomando en cuenta esos riesgos, es importante que no pongamos todos los huevos en una canasta... no corramos todos ahora a sembrar caña, y ponernos a competir con Carlos y el Grupo Pantaleón de Guatemala ¡suficiente con que ellos allí hagan su trabajito! Porque si todo mundo se mete a sembrar caña porque ese es el negocio ahora, lo que va a pasar es que el día que se rompió la canasta ¡nos hundimos todos! Tenemos que diversificar, racionalizar. También está la palma africana, que da muy bien, pero no nos vayamos a enloquecer porque el precio está alto y hay una oportunidad en Nicaragua... ¡vamos todos para la palma! La palma tiene su espacio, Nacho ha sido un pionero de la palma aquí en Nicaragua y hay otros inversionistas que están interesados en ese tema. Pero, hay que racionalizar todo esto porque hay economías de países enormes como Brasil, con una capacidad de desarrollo impresionante; como Vietnam... ¿quién se podía imaginar a Vietnam, compitiendo en café con los países latinoamericanos? Vos has estado allá y ¿quién se podía haber imaginado que se iba a convertir en un productor mundial de café? ¡No estamos solos en el mundo! tenemos problemas por todos lados. El problema de la pobreza, sobre todo está en los países asiáticos, africanos, latinoamericanos. Debemos racionalizar nuestras capacidades productivas, y tomando en cuenta el tema del medio ambiente. Antes, cuando se hablaba de medio ambiente parecía algo que estaba en la fantasía de un medioambientalista, una exageración ¡no es posible! si nos atenemos a los ambientalistas ningún país se podría desarrollar... pero es que el mundo de hoy, con toda su potencia tecnológica, con todas sus capacidades productivas, de punta, es un mundo que no tiene nada que ver con el mundo del principio del siglo pasado o el antepasado. En esos entonces, se podía ver el planteamiento del ambientalista como algo que no era racional; en cambio, hoy, el tema del medio ambiente es algo que ha empezado a preocupar seriamente a los que son los mayores contaminadores del Planeta. En esta última reunión del Grupo de los 7, más 1, en Europa, el tema por lo menos, está en la preocupación del Gobierno norteamericano aun cuando Estados Unidos no se comprometa con los Acuerdos de Kyoto.

Preservar el planeta, proteger la humanidad

Ya no es un asunto de un medioambientalista, son los científicos norteamericanos, europeos, japoneses, los que están demostrando que al ritmo que vamos en cuanto a la contaminación y todos los fenómenos que se derivan del daño que el progreso, en estas circunstancias, le ha venido provocando a la naturaleza... la especie humana misma ¡va a desaparecer! El tema del calentamiento global no es la ocurrencia de un ambientalista, ya está siendo tratado seriamente por todo, pero todavía no se toman las acciones correspondientes con la firmeza necesaria, de parte de quienes deberían tomarlas, empezando por el Gobierno norteamericano. Ellos deberían tomar esas acciones, porque son los que generan la mayor cantidad de gases y no quieren obligar a la gran empresa norteamericana a invertir para afinar esa tecnología, porque se puede hacer, pero significa una inversión. Y, en las condiciones en que está la economía norteamericana frente a la economía mundial, ellos dicen: si nos metemos a eso ¡colapsamos! Porque la gran industria norteamericana pasa dificultades para poder competir, y colocar sus productos en el mercado mundial y entonces, se resisten a invertir, para protegerse ellos mismos; porque todos estos fenómenos que se derivan del calentamiento global, afectan por igual a los pueblos que habitan en los países más desarrollados, por mucho que se quiera refugiar el más alto funcionario del Gobierno norteamericano en un sótano o una torre. No hay forma de que no caiga también víctima de ese mismo daño que le estamos provocando al medio ambiente.

Abrir todos los candados para la inversión

Ese es un tema que hemos hablado con ustedes, cuando hemos abordado acciones muy concretas, porque es importante señalar que, si bien es cierto, el día de hoy estamos cerrando una fase, la verdad es que hemos estado trabajando en reuniones con inversionistas nicaragüenses, extranjeros y les llevamos a la contraparte del Gobierno, para poder facilitar que la inversión camine rápidamente, que se puedan vencer todos los obstáculos. Si hay que hacer cambios y reformas para quitar candados ¡hay que hacerlo para agilizar el proceso de inversión en nuestro país! pero siempre insistimos, y compartimos, porque hemos encontrado receptividad y preocupación de parte de los inversionistas, en cuanto a que hay que acompañar la inversión del debido cuidado para no dañar el medio ambiente. De lo contrario, sencillamente, matamos la gallina. Estoy convencido que una tarea, una acción que debe unir a todos los nicaragüenses, a toda la juventud, es ir a salvar nuestros recursos naturales, ir a reforestar por todos lados; que cada empresa con ciertas posibilidades, hasta las más pequeñas, que aporte reforestando, un poquito aunque sea, cerca de donde estén instalados. A final de cuentas, se está beneficiando la misma empresa. Si destruimos esta base que nos ha dado Dios en la Tierra, como son estos recursos naturales, sencillamente, desaparece la especie humana. Algo que parecía una cosa de fantasía, ¡de ciencia ficción! hace unos cuantos años... ahora, ya no es ciencia ficción, ya están saliendo los pronósticos y hasta hablan de períodos donde empiezan las catástrofes, los cataclismos y toda la situación de desajuste que está viviendo actualmente el mundo en cuanto al ritmo de los tiempos, los regímenes de lluvia... cómo ha venido cambiando y afectándose todo.

El desafío de la educación del pueblo

Internamente tenemos un desafío, que es la educación; todos sabemos que pueblo sin educación no puede optar al desarrollo. Nicaragua, a pesar de las condiciones difíciles en que ha vivido, ha logrado alcanzar cierto grado de calificación, de educación, no el mejor, pero hemos alcanzado cierto grado. Cuando nos unimos todos los nicaragüenses en el año 1979, lo primero que hicimos fue aquella Cruzada Nacional de Alfabetización. Ha pasado el tiempo, y hoy, nos estaban informando que en las memorias de la UNESCO, hoy se incluyeron los archivos de la Gran Campaña Nacional de Alfabetización de Nicaragua. Eso es un reconocimiento a lo que fue un hecho histórico, porque en ese momento el analfabetismo en Nicaragua andaba arriba del 60% y se logró reducir drásticamente. Ahora en estos años, ha crecido, pero todavía no llega a esos niveles e incluso, para actuar con el mayor rigor, con la mayor seriedad, se está haciendo un censo para ver realmente cuántos analfabetas hay en nuestro país, dónde están ubicados y poder dirigir bien la Campaña de Alfabetización en este programa Yo sí Puedo, donde ya sabemos que existe una muy buena disposición de parte del sector empresarial de apoyar esta Campaña. Esa es una gran tarea que tenemos. Nicaragua, con todo y las dificultades, las limitaciones en la formación, hay cuadros trabajadores que son eficientes; el trabajador nicaragüense es bueno, eficiente. Hace unos meses estuve conversando con los directivos de esta empresa norteamericana que está instalada en Ciudad Sandino; la inversión de más de 100 millones de dólares, viene avanzando rápidamente en su primera fase; ya están otras empresas también vinculadas al procesamiento de la tela que ellos van a fabricar. Ya están trabajando para instalarse en la misma zona. Me comentaban ellos que estaban sorprendidos de la eficiencia del trabajador, del técnico nicaragüense; me expresaban que al mismo tiempo que están instalando esta planta en Nicaragua, están instalando otra en China, porque ellos, en América Latina solamente tienen en México, y la de Nicaragua es la segunda; y tienen plantas también en la India, en China. Me decían que la eficiencia, las capacidades técnicas del trabajador nicaragüense eran muy superiores a la de otros países donde ellos habían instalado estas plantas. En su calendario de ejecución, venían cumpliendo de una manera realmente excelente; no tenían ningún rezago.

Pagar salarios justos

Claro que esta es una empresa que también reconoce ese esfuerzo y paga un salario justo, porque todos conocemos el problema del salario, mucho se debatió ahora que se aprobó el 18%; cada quien dio su opinión ¡es normal! Cada quien tiene derecho a opinar, pero creo que es una inversión necesaria. Ese 18% se convierte en un estímulo para que la gente se quede y trabaje aquí, porque de lo contrario ¡se nos van! Se van para Costa Rica, para El Salvador, porque les pagan mejor, si no ¡se quedarían aquí! ya no digamos para Estados Unidos. Hay que combinar, no rezagar mucho el salario, porque entonces la gente se desestimula y se va del país.

La crisis energética

No puedo dejar de hablar aquí del tema de la energía. Sin energía, todo lo que estamos aquí acordando, discutiendo, por muy buena voluntad que tengamos, sin energía... se queda todo en buena voluntad y en el papel. La verdad es que nosotros, lo que generamos, en la práctica, es lo mismo que genera Senegal; claro que para Senegal es más terrible porque allá son 13 millones de habitantes y aquí somos 6 millones. Aquí, nosotros tenemos una capacidad nominal instalada de 717 megavatios y lo que estamos generando son 484 megavatios; las causas todos las conocemos, no hay necesidad de repetirlas. Lo importante es ver cómo resolvemos el problema; nada ganamos con estar diciendo que como antes no hicieron esto o lo otro ¡no! ¿Qué tenemos que hacer ahora para resolver este problema, que no sigamos con estos cortes de energía? Precisamente, ahora que hacía este recorrido que se inició por Venezuela, un país que está cooperando con Nicaragua, con las plantas venezolanas que generan 60 megavatios, y hablando con el Presidente Chávez, le digo, allá mucho se discute que cuánto cuestan estas plantas, que cuánto vamos a pagar por ellas. "No se preocupen, me contestó el Presidente Chávez, las plantas téngalas allí ustedes el tiempo que las necesiten;" no significan ninguna carga para el país... ¡es un gesto de cooperación! Que eso no es fácil encontrarlo en gobiernos, por grandes y poderosos que sean. ¡Cómo le aplaudiría al Gobierno norteamericano que nos enviaran una planta de 60 megavatios como la que mandó Chávez! Pero que la mandaran en las mismas condiciones; o que un Gobierno europeo hiciera lo mismo. El país se está ahogando por falta de energía ¡y no hay sensibilidad en los grandes! Hay sensibilidad en países que sienten la identificación como latinoamericanos. Pasé por Venezuela, tocamos una serie de temas que tienen que ver con la energía; están financiando los otros 60 megavatios de otras plantas que Cuba dio a fabricar en Corea del Sur, en la Hyundai. Son plantas muy buenas, por lo que hemos conocido, con la ventaja de que van a generar con bunker y no con diesel, cuyo costo es más elevado. Estas plantas venezolanas deberían estar para trabajar tres horas, lo mismo que la planta de Las Brisas del Alba, que le decimos ahora, que son de diesel ¡y están trabajando 14, 16 horas! Eso no aguanta; pero están trabajando 16 horas, porque de lo contrario, los cortes serían mucho mayores. Ahora que pasé por Cuba, al terminar el recorrido, hablando con Fidel y después con Raúl y Lage, ya Venezuela había puesto el dinero, la garantía para que los fabricantes corran en la fabricación y entrega de las plantas, y que puedan estar en Nicaragua. Cuba colabora con técnicos, ingenieros, donde los nuestros también son muy capacitados y rápidamente aprender la tecnología y condiciones para la instalación de las plantas. Esto va a significar que tendremos 60 megavatios más que estarán llegando, creo en octubre, pero estarían generando en diciembre o enero del próximo año. Mientras tanto, tenemos todavía estos meses. Estamos haciendo otra gestión que se encuentra bastante avanzada, con una empresa norteamericana, o canadiense, donde estamos hablando de 120 megavatios, plantas térmicas con bunker.

No queda más alternativa que las plantas térmicas

El problema es que nosotros ahorita no podemos construir una planta hidroeléctrica en seis meses. Si pudiéramos hacerlo ¡magnífico! No tendríamos que estar buscando plantas térmicas, pero lo más rápido para resolver este problema es la planta térmica de bunker, o fuel oil como le llaman en Venezuela y otros lugares. Y lo que pueda aportar el Ingenio San Antonio, en la transferencia que van a realizar en la planta para ponerla de todo tiempo, a trabajar con madera. En la medida que ellos puedan tener la planta operando permanentemente, vamos a contar con al menos 30 megavatios y no solamente en los cuatro meses de la zafra, sino que sería todo el tiempo. Respecto al Ingenio Pantaleón: estuve conversando con ellos y hablan de hacerle una adecuación a la planta, que dicen es mucho más rápido, pero sería con carbón. Yo les expresé que había que estudiar bien eso; en principio, estamos de acuerdo, pero primero analicemos, porque el carbón es el más cuestionado como contaminante. Es barato, pero es muy cuestionado. Tenemos que valorar bien si al final de cuentas vamos a perder más, metiendo una planta que trabaje con carbón, o bien, que hagan ellos lo que está haciendo el Ingenio San Antonio, que no tiene ese efecto contaminante. Este tema energético también se lo planteé a los argelinos, aparte de otros temas de orden económico, social, a los libios y a Irán. De estos tres países realmente, el que fabrica plantas es Irán, que es un país en vías de crecimiento y desarrollo impresionantes. Cuando yo les daba las cifras de nuestra demanda actual de energía, ellos me volvían a preguntar, porque ¡no podían entender! Les tuve que repetir varias veces que realmente era así, porque ellos generan... ¡45 mil megavatios! y están demandando aún más, por el crecimiento industrial que tienen que es de un 8% anual. Ellos fabrican tractores, buses, de patentes europea; todo es con patente, no son clonados, sino que todos ellos trabajan con patentes, productos de muy buena calidad. Me traje también, como estábamos con el problema de los buses, unos catálogos de buses iraníes, a ver si por fin se dan los buses, porque los hemos buscado por todos lados. Los buscamos por Brasil, y los estamos buscando también en Irán... buses de fabricación europea; tienen los Mercedes Benz, por ejemplo ¡y los precios son mucho más bajos! Un costo mucho menor. Igualmente, los iraníes fabrican plantas térmicas y les dije, si ustedes pudieran vendernos al crédito, con facilidades, unas plantas que nos permitan generar unos 300 megavatios, que fue la cifra que yo mencioné.

La generación actual y su colapso

Además, lo que tenemos de capacidad instalada para generación, estos 711 megavatios, si nos ponemos a examinar las plantas... hay un montón de ellas, que ya tendrían que haber salido e instalarse en su lugar, una planta nueva. Tenemos plantas de 50 mega que a cada rato hay que estarlas parando, porque tienen más de 40 años ¡están totalmente obsoletas! Luego, el problema con la planta geotérmica; se le rentó a unos empresarios y esa planta debería generar, 70, 60 megavatios, pero, si no hay inversión para darle mantenimiento, la están explotando y de repente, su capacidad de generación va disminuyendo. ¿Cuánto está generando ahorita? La empresa que rentó se llama ORMAT, Momotombo Power Company; es una empresa del pueblo, de los nicaragüenses, pero está rentada. La capacidad instalada es de 77,5 megavatios y están generando 7 megavatios. Yo le orienté al Procurador, revisen ese contrato, porque ¡hay que hacerlo! Es cierto, hay que darle seguridad al inversionista, pero éste también debe ser responsable. Se le entrega una planta que está generando 70 megavatios y ellos la tienen actualmente en 7 megavatios ¡no es posible! Y luego, están otras plantas como las que les mencionaba, que son dos de Las Brisas, dos de las Hugo Chávez, que en total como 120 megavatios, con diesel. En estos momentos están trabajando no como plantas de emergencia, deberían estar trabajando de 6 de la tarde a 9 de la noche, pero no está pasando eso. El otro problema es que por la misma crisis energética, se sobreexplotó Hidrogesa, bajó tanto de nivel el Lago de Apanás y actualmente, no tenemos la generación que deberíamos tener. La Planta Centroamérica debería generar 50 y está generando 35; Santa Bárbara que debería generar otros 50, está en 30. ¡Dios quiera que la lluvia se instale bien en aquellos lados! Porque ha estado lloviendo más por el lado de Managua; ojalá que lluvia por allá, levante el nivel y eso, nos permita balancear un poco. Se logró un arreglo con la Polaris, que tiene una capacidad de 10 megas, en estos momentos, y está generando 7,9 casi 8 megas y el acuerdo con ellos es que, a fines del 2008 generen 22 megavatios y otros 44 para fines del 2009. Fíjense bien, ¡es para finales del 2008! Porque son obras que llevan tiempo; y para fines del 2009, los otros 44, lo que nos darían ya 68 megavatios. Vamos a contar con 68 megavatios en el 2009, pero ¡mientras tanto...! Yo estoy claro, todo el mundo se enoja cuando se va la energía ¡y con toda razón se molesta la gente! Por eso es que no queda más que buscar plantas térmicas, en estos momentos. Mi obligación es dar una respuesta en el campo energético, si no ¡no tiene sentido! ¿Para qué queremos Gobierno si no resolvemos el problema de la energía? ¿Para qué queremos empresa privada si no resolvemos el problema de la energía? Eso es fundamental, ¡es crucial! Si tenemos que empeñarnos para traer las plantas, porque no todos son como Cuba y Venezuela, esa es la realidad. Hay otros países que pueden dar un crédito concesional, el valor de la planta mucho más bajo, pero ¡hay que pagarlas! Y significa endeudamiento... ¡ah! y van a seguir gritando allí... ¡están endeudando a Nicaragua! Como han gritado contra las plantas venezolanas. ¿Qué prefieren? ¿Qué nos quedemos sin energía? Porque, si no hacemos esto, lo que vamos a hacer es poner a sobreexplotar estas plantas y finalmente, van a colapsar todas. Por otro lado, la interconexión no es fácil, porque todo mundo está tensionado. Costa Rica, que era la que tenía mayor estabilidad, está sufriendo apagones ¡de un día completo! todo Centroamérica está tensionado y, a final de cuentas, una inversión en energía, nos va a dar utilidad de largo plazo. A la par de esta inversión en plantas térmicas, también estamos trabajando la inversión en plantas hidroeléctricas y geotérmicas. Hay mucho inversionista que ya está dispuesto; un grupo de ustedes aquí, ya ha tenido el proyecto de Copalar, que yo les dije que con 600 megas ¡no podemos! porque la gente no va a entender que vayamos a sacarla de su lugar. Hay que redimensionar ese proyecto; puede ser una planta de 120 megas, 200 megaswatts, sin que afecte a poblaciones. Además, que tenemos una cantidad de proyectos, unos en estudios de prefactibilidad, otros más avanzados; unos de 50 megavatios, otros de 17, otros de 20... ¡todos hidroeléctricos! Tenemos un potencial allí, además del potencial geotérmico. Les digo a ustedes como inversionistas, que tenemos abierta la inversión en el campo geotérmico y, a escala pequeña, mediana, en el campo hidroeléctrico, que allí sí, ese es nuestro petróleo... los volcanes y el agua. Esta es una tarea que debemos asumirla con la mayor seriedad, con la mayor responsabilidad. Siempre estará la crítica, es normal que esté allí, y en la medida que se acerquen elecciones municipales habrá más críticas. Eso es normal. Lo importante es que resolvamos estos problemas. Y resolviendo estos problemas, vamos a crear las condiciones para que, como decía Toño, tengamos y busquemos amigos por todos lados, y acabemos con los enemigos que son la pobreza, el hambre, el desempleo, la corrupción, porque hay que acabar con todos esos enemigos. Y estoy seguro que todos ustedes están convencidos, que tenemos que unirnos para acabar con esos enemigos, ¡estén donde estén! Gracias. (**) Discurso de Daniel Ortega. Reunión con empresarios, auditorio del INCAE. Martes 19 de junio de 2007

Descarga la aplicación

en google play en google play