Escúchenos en línea

Avanza titulación de territorios indígenas en la Costa Caribe

Managua. Radio La Primerísima. | 21 de Febrero de 2014 a las 14:10
Avanza titulación de territorios indígenas en la Costa Caribe

El Gobierno sandinista ha reconocido y restituido los derechos de la población caribeña, en especial los derechos de los pueblos indígenas y afrodescendientes, a través de la demarcación y titulación de 21 territorios, 301 comunidades indígenas y afrodescendientes, lo que significa una extensión territorial de 36,389.32 km2, restituyendo el derecho ancestral a 211,041 habitantes y 35,174 familias.

Con estas acciones, se ha garantizado el derecho que tienen los pueblos indígenas y las comunidades afrodescendientes a la propiedad colectiva sobre sus territorios tradicionales.

Según un informe, de los 21 títulos entregados, 15 han sido debidamente inscritos y entregados. Quedan por titular el territorio de matriz Indígena Tasba Pri, ubicado en la RAAN y dos áreas complementarias en la Zona del Régimen Especial AWB en los territorios indígenas Miskitu Indian Tasbaika Kum y Mayangna Sauni Bu.

Actualmente se desarrolla el Programa Madre Tierra, que establece como una de sus metas, demarcar y titular 22 territorios conformados por los pueblos indígenas sumu mayangna, miskitu y rama y las comunidades garífuna y creol/kriol.

Estos pueblos aglutinan a 329 comunidades de las regiones autónomas de la Costa Caribe y de las cuencas de los ríos Bocay, Wangki (Coco), Indio y Maíz en los departamentos de Jinotega y Río San Juan de Nicaragua respectivamente, más dos áreas complementarias.

Dicho programa parte del principio de que los pueblos indígenas tienen un arraigo con su territorio, que va más allá de la concepción material de la propiedad sobre la tierra. Para estos pueblos, la tierra es el hábitat de sus ancestros por lo que es un derecho que debe ser restituido.

Cabe destacar que las principales reservas de biodiversidad del país se encuentran ubicadas en territorios indígenas y afrodescendientes. Entre ellas se puede mencionar Bosawas, río Indio Maíz, Cayos Perlas y Cayos Miskitos, parte del espacio vital de los pueblos originarios. Asimismo, el proceso de demarcación ha permitido avanzar en la institucionalidad del autogobierno.

Esto ha facilitado el desarrollo de un proceso de acompañamiento y asistencia técnica que registra avances importantes en materia de gobernabilidad, planificación y gestión de recursos.

Protección al medio ambiente

Los territorios del Caribe enfrentan grandes desafíos en materia de prevención, mitigación y adaptación ante el cambio climático. Esto se debe a la fragilidad de sus ecosistemas y a la ruptura de la cadena de vida, por lo que la supervivencia se complica aún más si se considera la ubicación geográfica de estas zonas que, por ello, son más susceptibles a los impactos de eventos meteorológicos, como depresiones y tormentas tropicales, así como huracanes, que también causan destrozos al medio ambiente.

El modelo de desarrollo impulsado por el Gobierno sandinista, toma en cuenta esta problemática y se ha propuesto proteger los bosques y los ecosistemas del Caribe, realizando esfuerzos sostenidos a fin de detener la degradación del medio ambiente, priorizando las áreas de reserva, en los humedales costeros y en los ecosistemas más vulnerables.

En materia de normatividad se han dado avances en el desarrollo y establecimiento de procedimientos que contribuyen al uso y manejo de las áreas protegidas. Actualmente, se cuenta con Manuales de Operación de guarda parques, Guías para el Manejo de Áreas Protegidas y una Norma Ecológica del territorio indígena Kipla Saint Tasbaika Kum.

A esto se suman los estatutos para la conformación del Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SINAP), la línea de base del SINAP, el Plan de Manejo de la Reserva Bosawas, el Plan de Ordenamiento Forestal Regional y la actualización de la Estrategia de Conservación de la Biodiversidad.

En el año 2013, se elaboró el Decreto 15-2013, "Plan Integral para proteger y preservar la Reserva de Bosawás" y se creó una instancia de diálogo permanente con el Gobierno de la Nación Mayagna, cuyo propósito es definir acciones para frenar el avance de la frontera de colonización, respetando la institucionalidad territorial.

En el mismo año, se fortaleció de capacidades y dotación de equipo a 90 guardabosques comunitarios voluntarios; y se capacitó a 250 actores claves en cambio climático, adaptación y mitigación.

Estrategia Regional para el Cambio Climático

El Consejo y Gobierno Regional de la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN) ha elaborado su Estrategia Regional de Cambio Climático, la que integra y articula los esfuerzos de planificación anteriores y tiene como objetivo la implementación de acciones y medidas de mitigación y adaptación.

En el marco de la Estrategia, se ha puesto énfasis en las acciones de adaptación que ayuden a disminuir la vulnerabilidad de los sectores más empobrecidos y en las que contribuyen en el manejo integral y sistémico de los ecosistemas y en el uso sostenible de los recursos naturales.

En 2011 fue elaborada la Estrategia Regional para la Adaptación al Cambio Climático para la Costa Caribe, tanto RAAN como RAAS. Producto de este esfuerzo, se capacitaron a 250 actores claves en temas básicos de cambio climático, adaptación y mitigación quienes participaron en la identificación de medidas de adaptación al cambio climático para los municipios de RAAN y la RAAS.

Promoción del buen uso de las tierras con vocación forestal

En el período 2007-2013 se han elaborado e implementado planes de ordenamiento forestal en las dos regiones del Caribe y en los departamentos de Nueva Segovia, Rivas y el municipio de San Francisco Libre. Estos planes abarcan una superficie de 6,668,803 hectáreas que representa el 55% de la superficie terrestre del país. Los planes incluyen un enfoque agroforestal y silvopastoril para tierras de vocación forestal actualmente dedicadas a otros usos.

Dichos planes han sido elaborados con la participación de los gobiernos regionales de la Costa Caribe, las alcaldías del Poder Ciudadano y las comunidades indígenas que promueven y desarrollan el buen uso de la madre tierra, a través de procesos de concertación ciudadana.

Con la administración del presidente Daniel Ortega Saavedra, se continúa avanzando en la transformación económica, equitativa, sostenible y armónica entre los seres humanos y la naturaleza. En la Costa Caribe se ejecutan programas de desarrollo de la agroindustria, el turismo, la pesca y agroforestal.

Desarrollo de la agroindustria

A través de inversión privada directa se logró ampliar el área de siembra de palma africana en un 42%, contándose actualmente con 10 mil hectáreas sembradas que benefician a 2 mil pequeños productores y productoras.

Se establecieron 3 centros de acopio para el cultivo de cacao, ubicados en los municipios de Siuna, Bonanza y Rosita; se reactivaron 1,600 manzanas de coco en la RAAS que están en proceso de producción y desarrollo y se establecieron 106 hectáreas más en ocho comunidades ramas, beneficiando 135 comunitarios.

Desarrollo del Turismo

Se capacitaron 241 personas (134 en la RAAS y 107 en la RAAN) en temas de cocina, meseros, camaristas de hotel, cursos de formación en administración.

Se elaboraron materiales promocionales, se desarrollaron celebraciones culturales, se promocionaron ferias, hubo participación de empresarios y empresarias turísticas, artesanos y artesanas y grupos artísticos en eventos nacionales como el Carnaval Alegría por la Vida y Feria verano MIPYMES turísticas, así como participación en ferias internacionales.

Desarrollo pesquero

La producción pesquera y acuícola del año 2013 alcanzó los 14.5 millones de libras, que representa un incremento del 15.8% con respecto al año anterior, aportando el mayor peso la Escamas 32%, langosta 22%, Caracol Rosado 9%, Pepino de Mar 9%, Camarón Costero 7% entre otros, generando 15,073 empleos (14,473 directos y 600 indirectos) de los cuales 12,000 corresponden a pesca artesanal.

Desarrollo agroforestal

A través de la Resolución Administrativa 32-2013, emitida por el INAFOR se creó el Sistema de Trazabilidad Forestal dirigido a simplificar los trámites forestales, favorecer en tiempo y recursos a los usuarios y a tener un mejor control de cada una de las operaciones forestales en el territorio.

Se establecieron un total de 89 viveros forestales con una producción de 1.77 millones de plantas y se capacitaron a 456 personas.

En la sub-sede del Banco de Semillas Forestales en Bilwi, RAAN se realizó la adquisición de 319.70 kg de las especies Guapinol, Caoba del Atlántico, Cedro Macho como material vegetativo; y a través del Banco de Semillas de Alamikamba, se recolectaron 290 kilos de semillas Forestales de las especies de Cedro Macho, Guapinol, Cortez, Pino y Cedro Real.

En el 2013, se logró la integración de 69 comunidades indígenas en el modelo de Forestería Comunitaria en un área de intervención de 3,769 hectáreas.

En el marco del mismo modelo, se logró que 4 aserríos y 4 talleres de ebanistería en operación generaran un total de 3,580 empleos. También, se capacitó y brindó asistencia técnica a 857 personas, y se elaboraron 2 Planes de manejo Forestal para la comunidad de Tasbapaunie.

Avances en el desarrollo de la Seguridad y Soberanía Alimentaria y Nutricional

El modelo de desarrollo impulsado por el Gobierno en la Costa Caribe es integral, constituyendo uno de los pilares más importantes de la estrategia de reducción de la pobreza en Nicaragua. El objetivo de esta estrategia es desarrollar una realidad económica, política y social que restituya los derechos de los habitantes de la Costa Caribe, apoyadas por una participación autonómica, dinámica y articuladora.

La Estrategia de Desarrollo de la Costa Caribe centra su modelo en el ser humano y su progreso económico y social en armonía con la madre tierra, bajo este contexto se impulsan programas sociales y productivos que reflejan las principales demandas de la población caribeña, que promueven condiciones de autosuficiencia económica y se fortalecen las instancias de liderazgo, la organización regional y comunal.

Seguridad Alimentaria

Para asegurar la alimentación de la población de la Costa Caribe se incluyeron a 792 productores/as en el programa CRISSOL, para la siembra de granos básicos en los ciclos de Apante y Primera.

Con el proyecto NICARIBE se financió la siembra de 445 mz de granos básicos, beneficiando a 890 familias productores/as indígenas y afro descendientes; se dio acompañamiento técnico y transferencia de beneficios a 1,248 familias protagonistas, (596 mujeres y 652 hombres) que desarrollan siete proyectos integrales de finca (cinco en la RAAN y dos en la RAAS); se realizó transferencia de semillas locales de arroz, frijoles, maíz, cepas de plátano, cormos de quequisque, malanga y frutales, para el establecimiento de 1,872 hectáreas establecidas en 5 territorios indígenas de la RAAN y 2 territorios indígenas de la RAAS; y se celebró en Laguna de Perlas, la primera feria de la Economía Familiar, contando con la participación de 101 familias productoras (50% eran mujeres jefas de familia).

Actualmente se formula el Programa de apoyo al incremento de la Productividad, Seguridad Alimentaria y Nutricional en la Costa Caribe de Nicaragua (PAIPSAN), el que propone un modelo productivo culturalmente apropiado y diferenciado según las características agro climáticas de cada zona de intervención, con el que se espera beneficiar a 10,000 productores y productoras ubicados en la franja de frontera agrícola de la RAAN y la RAAS.

También el Proyecto de mejoramiento de competitividad de la cadena de cacao para la zona de las Minas, en la RAAN, con el cual se pretende mejorar los ingresos familiares de los protagonistas y generar empleos por medio de una cacao cultura en sistemas agroforestales sostenibles promoviendo la equidad de género.

Apoyo para una mayor productividad y seguridad alimentaria y nutricional en la Costa Caribe Nicaragüense

En septiembre de 2013, el Programa Global de Agricultura y Seguridad Alimentaria (GAFSP) aprobó un Proyecto de apoyo al PRORURAL-I, el "Programa de apoyo al incremento de la Productividad, Seguridad Alimentaria y Nutricional en la Costa Caribe de Nicaragua (PAIPSAN-CCN)", por un monto de US$33.9 millones y a beneficiar a 10,000 productores y productoras.

El programa está dirigido específicamente para aumentar la productividad y seguridad alimentaria y nutricional de las familias originarias y afrodescendientes en la Costa Caribe nicaragüense. El propósito fundamental es mejorar las condiciones de vida de las familias participantes.

El Proyecto incluye intervenciones a corto, mediano y largo plazo para la integración de los productores rurales en las cadenas de valor agrícolas y no agrícolas que ya se están aplicando bajo PRORURAL-I.

En el corto plazo, los modelos de producción agrícola familiar y comunitario se centrarían, por ejemplo, en cultivos de ciclo corto, como granos básicos y hortalizas. En el mediano plazo, los modelos promoverían ingresos adicionales a través de cultivos perennes y de la introducción de semillas de alta calidad y material genético, así como la inversión en el almacenamiento post-cosecha y procesamiento de productos agrícolas. Por último, a largo plazo, los modelos de producción agroforestales garantizarían la sostenibilidad del medio ambiente y promover el establecimiento de especies maderables endémicas locales de la RAAN y la RAAS.

Estas acciones se acompañarán con la rehabilitación de centros de desarrollo tecnológico (es decir, incubadoras) y la construcción y modernización de fincas experimentales, para reforzar las capacidades regionales en investigación y generación de tecnologías apropiadas adaptadas localmente para los cultivos de bosque tropical.

El proyecto también incluye la ampliación y profundización de la educación alimentaria y nutricional, que es un tema transversal del PNDH. En este aspecto se complementarían las actividades en curso para aumentar la nutrición de los escolares y promover el consumo de productos locales.

Este proyecto es significativo no solo por los impactos positivos en el desarrollo agrícola y de seguridad alimentaria y nutricional en la Costa Caribe, también porque representa el mayor esfuerzo para detener el avance de la frontera agrícola en los territorios originarios y afrodescendientes de la Costa Caribe cuya titulación y demarcación alcanza los 35,000 km², en beneficio de 262 comunidades y unas 150.000 personas.

La Costa Caribe representa el 46% del territorio nacional, 43% de los bosques de Nicaragua, 35% del ganado, 23% de la superficie agrícola total, 70% de la producción pesquera y 60% de los recursos minerales.


Descarga la aplicación

en google play en google play