Escúchenos en línea

Ortega cree que la ONU está agotada y debe democratizarse

Varias agencias. Desde Managua. | 24 de Junio de 2007 a las 00:00
El presidente Daniel Ortega declaró este lunes que la Organización de Naciones Unidas es "un sistema agotado" y debe ser objeto de una reforma para democratizar las relaciones entre los países del norte y del sur. El foro regional ahondará aspectos sobre las reformas al sistema de Naciones Unidas, evento que durará dos días y que fue organizado con el apoyo del Reino de los Países Bajos (Holanda). Ortega habló este lunes durante la inauguración en Managua de una reunión–consulta sobre el proceso de reformas de la ONU, en la que participan representantes de más de 30 países de América Latina y el Caribe. "Estamos frente a un sistema que sufre un agotamiento en el orden político, económico y comercial, y que demanda de cambios profundos que significan democratizar las relaciones entre los países del norte y los del sur", afirmó. El mandatario recordó que la ONU surgió en 1945, tras la Segunda Guerra Mundial, y dijo que en el siglo XXI "es un sistema agotado, un sistema que ya está totalmente rebasado". "El sistema de Naciones Unidas se terminó de agotar, perdió credibilidad y confianza cuando se produjo la invasión (de Estados Unidos y sus aliados) a Irak", afirmó. Ortega criticó la más reciente reunión del denominado Grupo de los 8 (G-8) que, según dijo, "puso en evidencia una vez más la inflexibilidad de los que viven defendiendo ya un modelo agotado, un modelo desarrollista, un modelo consumista que atenta contra de los intereses más vitales de la humanidad". Según Ortega, también "el capitalismo global está agotado", ya que "el modelo de desarrollo actual no considera la sobrevivencia de la especie humana". "Mientras no exista democracia en las relaciones económicas y comerciales, mientras este modelo que agota a la humanidad misma no sea profundamente reformado, estas propuestas muy bien intencionadas tendrán muy poco espacio", dijo al referirse a la reunión de dos días que se realizará en Managua. El gobernante sandinista pidió transformar las relaciones comerciales, rompiendo las barreras proteccionistas y las políticas de subsidio que perjudican a los países más débiles. "Que los instrumentos utilizados por el capitalismo global para mantener un esquema ya agotado sean sustituidos por nuevos instrumentos que sean fruto de la voluntad de los pueblos que tienen voz pero no tienen voto", agregó. "Al final de cuenta, esta es la propuesta de la inmensa mayoría de los pueblos, de los países que tenemos voz, pero que no tenemos voto", sentenció. De acuerdo con Ortega, el más avanzado de todos esos procesos es la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), iniciativa que impulsan Venezuela, Cuba, Bolivia y Nicaragua. Aseguró que el ALBA es un intento de "convertir a América Latina y el Caribe en una verdadera potencia económica, social y cultural".

Santos pide sistema multilateral

El canciller Samuel Santos inauguró la consulta regional sobre la coherencia del sistema de las Naciones Unidas en el contexto del desarrollo, con la participación de representantes de alto nivel de 32 países latinoamericanos y del Caribe. En la reunión participan varios cancilleres, vicecancilleres, ministros de cooperación y planificación de la región, así como observadores y técnicos de la ONU y de los gobiernos de España, Holanda, Estados Unidos, Luxemburgo, India y Dinamarca, entre otros. El presupuesto de Naciones Unidas "debe ser aumentado significativamente" y "corresponde solamente a las autoridades nacionales de cada uno de nuestros países determinar sus prioridades en materia de desarrollo", dijo Santos. "Esto al margen de cualquier tipo de condicionamientos", agregó el canciller en su discurso inaugural. El canciller presentó la propuesta de Nicaragua, que dijo está empeñada en contribuir activamente al establecimiento de un sistema internacional en el que el multilateralismo regule las relaciones entre Estados. Seguidamente agregó que "hay que hacer valer de nuevo el pleno respeto de las normas del derecho internacional como base de la paz y la seguridad firme y duradera en el mundo". Afirmó que para su gobierno "lo más importante es el desarrollo económico en beneficio de las grandes mayorías históricamente relegadas". Agregó que su gobierno concuerda con la filosofía de un crecimiento económico con desarrollo humano, pero "ese que propicia el neoliberalismo con la falsa expectativa del llamado 'derrame', no lo queremos". Dijo que Nicaragua contribuirá a una reforma que asegure las democratización del sistema, fundamentada en principios de la Carta de Naciones Unidas. "Sólo con la certidumbre jurídica y política que garantiza la Carta se puede garantizar la paz y la seguridad internacional", remarcó. Dijo que los actores de la reforma deben de ser los países miembros y que la toma de decisiones debe hacerse en la Asamblea General, para "garantizar decisiones democráticas en materia de reforma". El ministro para el Desarrollo de la Cooperación de los Países Bajos (Holanda), Bert Koenders, dijo en su alocución que "el liderazgo (de la ONU) en la cooperación al desarrollo, necesita urgentemente adaptarse a nuestras estructuras de cooperación internacional y a la realidad del siglo XXI". Koenders dijo, además, que estructuras actuales como el Consejo de Seguridad "tiene que adquirir más representatividad de las naciones del mundo". Sostuvo que las Naciones Unidas, siendo la única organización con socios universales, "debería desempeñar un papel de liderazgo de la protección y salvaguarda de los bienes públicos globales para todos los ciudadanos del mundo". Dijo que es indispensable la reforma si la organización quiere volver a convertirse en la piedra angular de la cooperación al desarrollo y liderar el esfuerzo internacional para alcanzar los objetivos del Milenio.

Descarga la aplicación

en google play en google play