Escúchenos en línea

FMLN continuará cambios

San Salvador. Agencia PL. | 7 de Marzo de 2014 a las 10:23

Salvador Sánchez Cerén, actual vicepresidente y uno de los principales líderes del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), resulta la apuesta de ese partido de izquierda para continuar los cambios en El Salvador.

Con Mauricio Funes, un hombre que se afilió al FMLN para los comicios de 2009, la agrupación de izquierda conquistó por primera vez el poder en esta pequeña nación centroamericana.

En lo que se denominó el gobierno del cambio, Funes y el FMLN implementaron una serie de programas sociales que casi cinco años después se traducen en una disminución de la desigualdad, mayor inclusión y mejoras en sectores clave como educación y salud.

Para continuar con esas transformaciones que permitan construir un mejor El Salvador, el FMLN seleccionó como candidato a la presidencia para los comicios del 2 de febrero de 2014 a Salvador Sánchez Cerén, uno de los líderes de esa fuerza de izquierda.

Ganador de esa cita, con el 48.93 por ciento, Sánchez Cerén y el FMLN acuden a la segunda ronda electoral del domingo 9 de marzo con una amplia ventaja en las encuestas sobre su rival, la Alianza Republicana Nacionalista (Arena).

Sánchez Cerén nació el 18 de junio de 1944, en el municipio de Quezaltepeque, La Libertad. Es el noveno de 12 hermanos de una familia trabajadora. Su padre, Antonio Alfonso Sánchez, un artesano de la madera; y su madre, Dolores Hernández, una vendedora de comida en el mercado del pueblo.

Su infancia la pasó entre la escuela, el negocio de su madre en el mercado y el taller de carpintería de su padre.

Siguiendo el ejemplo de sus hermanas, inició sus estudios de magisterio en la Escuela Normal "Alberto Masferrer", en 1960, de donde salió titulado como maestro a los 19 años de edad, en 1963.

Desde entonces, ha sido un gran defensor de la educación como vía para eliminar la desigualdad social, así como de los derechos de los maestros.

Inició su labor como maestro en una escuela rural del municipio de Huizúcar, La Libertad.

En 1964 fue trasladado al cantón el Jocote, jurisdicción de San Matías, La Libertad, donde seguiría el ejercicio de la docencia y conocería de muy cerca la realidad de los salvadoreños en la zona rural. Fue allí donde comenzó su actividad en organizaciones sociales y en actividades sindicales.

En el Cantón El Jocote permaneció hasta 1966, cuando fue trasladado a la Escuela "Emilia Mercher" en su natal Quezaltepeque, donde laboraría por 10 años. Es allí donde conoció a Margarita Villalta, instructora de las cachiporras de la escuela.

La pareja contrajo matrimonio en 1968. De esa unión, que permanece indisoluble 46 años después, nacieron cuatro hijos: Antonio, Claudia, Fátima e Ivett.

LUCHA GREMIAL

A finales de la década del 60, mientras sucedían los grandes pronunciamientos sociales a nivel mundial, las fuerzas gremiales en El Salvador lucharon por alcanzar las urgentes transformaciones sociales y económicas.

En aquellos años que iniciaba su profesión como maestro, surgió la Asociación Nacional de Educadores Salvadoreños ANDES-21 de junio, como resultado de las demandas sociales formuladas por los maestros.

Ya en la Escuela "Emilia Mercher" formó parte de la directiva de la asociación de ANDES-21 de junio, movilizando a las personas en torno a proyectos de ley y cuestiones de la organización.

Mélida Anaya Montes, desde la dirección nacional de la agrupación, atrajo al Consejo Ejecutivo las mentes más destacadas dentro del magisterio. Fue así que nombró como Secretario de Finanzas a Salvador Sánchez Cerén.

Sánchez Cerén organizó a los maestros en su municipio y con ello inició una lucha para que los niños y niñas tuvieran acceso a la educación.

La huelga del 1971 marcó un giro de la situación en que vivían y laboraban los maestros en el país. Esta lucha puso a Sánchez Cerén en el blanco de la represión de la dictadura militar.

Al percatarse de la necesidad de ampliar el combate contra la dictadura militar, se incorporó a organizaciones populares de izquierda. Poco después se afilió a las Fuerzas Populares de Liberación (FPL).

De la unión de ellas con cuatro organizaciones más nació en 1980 el FMLN, siendo Sánchez Cerén uno de sus comandantes.

De la lucha del FMLN contra la dictadura militar se forjó la actual democracia salvadoreña, formalizada y consolidada en los Acuerdos de Paz de 1992, de los que Sánchez Cerén fue uno de los firmantes.

Diputado de la Asamblea

Ya en la paz y con el FMLN inscrito como partido político de este país, Sánchez Cerén fue electo diputado a la Asamblea Legislativa en 2000.

En la Asamblea Legislativa apoyó importantes reformas a la Ley general de Educación, a la Ley de la Carrera Docente y a la Ley de Educación Superior.

En 2001 impulsó la aprobación del Decreto que permitió a la Universidad Nacional el uso de tres millones de dólares para rehabilitar la infraestructura dañada por los terremotos de ese mismo año.

Ministro de Educación

Para las elecciones generales de 2009, integró la Fórmula Presidencial del FMLN como candidato a la vicepresidencia.

Tras el histórico triunfo del FMLN en esos comicios, además de vicepresidente, Sánchez Cerén fue nombrado Ministro de Educación ad honórem (sin sueldo). Desde ese puesto sentó las bases para la transformación del deficiente sistema de Educación.

Creó el Plan Social Educativo 2009-2014 "Vamos a la Escuela", una de cuyas primeras acciones fue la ampliación del Programa de Alimentación Escolar a los centros educativos de las zonas urbanas, sin desatender los de la zona rural, que eran los tradicionalmente beneficiados.

Asimismo, promueve y ejecuta el programa Paquetes Escolares, que dota de manera gratuita a todos los Estudiantes del sector público de zapatos, uniformes y útiles escolares. Este proyecto beneficia a más de um millón 300 mil educandos.

En 2008 publicó su libro autobiográfico "Con sueños se escribe la vida" (Ocean Sur). Al relatar su existencia demuestra que la memoria es una necesidad ética y social, para saber de dónde venimos, fortalecer la identidad personal y colectiva, y saber mejor que las libertades tienen una historia de enormes sacrificios.

En su obra "La guerra que no quisimos" (Ocean Sur, 2012) expone las causas que dieron lugar al conflicto armado en El Salvador, revelando algo que puede sorprender cuando afirma: No quisimos la guerra, nos fue impuesta.

A partir de esta afirmación, el escritor hace una larga reflexión cuyo objetivo es sentar las bases de un país que en convivencia y reconciliación haga las paces en todos los ámbitos de la vida.

En el "El País que quiero" (Ocean Sur, 2012) transmite al pueblo salvadoreño una idea clara acerca de su propia candidatura a la presidencia.

El año pasado publicó "El Buen Vivir en El Salvador", donde explora los caminos para avanzar hacia una sociedad en la que la felicidad no sea una quimera, sino una realidad basada en la justicia, la solidaridad y la fraternidad.

En la campaña electoral como candidato a la presidencia de los comicios de 2014, Sánchez Cerén ha establecido el compromiso de continuar y ampliar los cambios del primer gobierno del FMLN.

Esa campaña de propuestas y compromisos lo tienen como el más fuerte aspirante a ganar las elecciones del domingo, según los resultados de todas las encuestas realizadas recientemente.


Descarga la aplicación

en google play en google play