Escúchenos en línea

Puerto Salvador Allende: otra mirada al lago Xolotlán

Managua. Por Lianet Arias Sosa (*). Agencia PL. | 16 de Marzo de 2014 a las 12:39

El puerto Salvador Allende, en las márgenes del lago Xolotlán, cautiva al visitante de la capital nicaragüense con hermosos paisajes naturales, espacios para la artesanía, el deporte y la cocina foránea y nacional.

Inaugurado hace seis años por el presidente Daniel Ortega, el lugar se ha convertido en destino recurrente para las familias de Managua, que a juicio de algunos volvieron a mirar hacia esa área luego de que permaneciera abandonada por mucho tiempo.

El segundo lago más grande del país llegó a transformarse incluso en un depósito de desechos que le provocaron un alto nivel de contaminación, una realidad que según autoridades ha ido revirtiéndose.

Lo cierto es que ahora, con el Salvador Allende, sus aguas tienen el protagonismo en una ciudad que, refiere el presidente ejecutivo de la Empresa Portuaria Nacional, Virgilio Silva, no contaba con un espacio semejante.

Colores vivos, llamados a cuidar el medio ambiente y bancos con frases que aluden a un país en transformación, se mezclan con restaurantes donde el comensal puede encontrar no solo especialidades de Nicaragua, sino de otras naciones como Cuba, Italia y El Salvador.

Se nos vino la idea de que hubiese comida de muchos tipos, y tenemos además un restaurante guatemalteco, otro mexicano y un costarricense que vende batidos, refirió Silva, quien añadió que buscan ubicar un espacio para los platos venezolanos.

A ello se suman pequeños ranchos en los cuales parejas, amigos o familias se deleitan con las vistas del lago, y paseos como Las Alamedas, otro tributo al expresidente chileno Salvador Allende, a quien se recuerda también con imágenes y esculturas.

Otros homenajes aluden al General de Hombres Libres, el nicaragüense Augusto César Sandino, cuya estatua se erige en uno de los espacios, y a quien además se rememora en la Plaza de la ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América).

En esa área, dedicada al mecanismo de integración que reúne a naciones como Venezuela, Bolivia, Cuba y Nicaragua, convergen junto a la imagen de Sandino en el monumento central, el Héroe Nacional de Cuba, José Martí, y el prócer latinoamericano Simón Bolívar.

Banderas de diferentes colores flotan a lo largo del puerto de casi un kilómetro, donde están ancladas la Novia del Xolotlán y el Momotombito, dos embarcaciones concebidas para ofrecer paseos y acercar a los turistas a islotes del lago.

El cuadro se completa con espacios para el deporte y un área donde niños y adultos se disponen a montar sobre figuras en forma de bueyes, caballos y otros animales, y a posar para fotógrafos ávidos de sacar nuevas instantáneas.

Pero las autoridades vinculadas a esta obra, que recibió más de un millón de visitantes en 2013, proyectan continuar ampliándola, tras haber emprendido una primera, segunda y tercera etapa del proyecto durante los últimos años.

De este modo, se prevé que la ejecución de la cuarta fase, la cual incluirá la construcción de un hotel con capacidad para 200 personas, un centro comercial, un parque acuático y una marina, se inicie en junio venidero.

LAS PUERTAS A MÁS OPCIONES

En diálogo con Prensa Latina, el presidente ejecutivo de la Empresa Portuaria Nacional, Virgilio Silva, precisó que inversionistas ya trabajan en el diseño para el desarrollo de esa etapa del Salvador Allende.

De acuerdo con lo conversado con estos inversionistas (nacionales y extranjeros), se piensa comenzar en junio, cuando puede iniciarse el hotel, apuntó Silva, quien agregó que para la cuarta fase se requerirán prácticamente dos años.

A estas proyecciones se suma la construcción prevista para abril de un restaurante, juegos para niños, piscina y ocho cabañas en la denominada Isla del Amor, insertada en los recorridos de las embarcaciones por el lago.

Asimismo, las autoridades pretenden conseguir a finales de este año otra nave para esos paseos turísticos, pues el Momotombito y la Novia del Xolotlán no dan abasto, debido a la elevada demanda de ese servicio.

Por otra parte, en el área concebida durante la tercera etapa, donde todavía existe un espacio, este se aprovechará para la edificación de un centro de convenciones para mil 500 personas.

Contamos con los diseños estructurales y solo estamos esperando el diseño del sistema eléctrico, para comenzar a más tardar en unos dos meses, adelantó el directivo.

Silva destacó los altos niveles de seguridad en el puerto, que cuenta con 45 personas de vigilancia, 25 agentes de la policía turística, 12 trabajadores de la seguridad portuaria y cuatro de la fuerza naval, a lo cual se suman cámaras que captan los vehículos que entran y salen.

Al considerar al Salvador Allende como el proyecto ícono del gobierno de Nicaragua, el presidente ejecutivo de la Empresa Portuaria Nacional resaltó la enorme cantidad de personas que llegan por mes a ese espacio concebido para la recreación y el sano disfrute.

Se trata de un lugar donde las personas van a disfrutar, a descansar, a ver las cosas bonitas que ha hecho el gobierno, consideró Silva, quien sostuvo que "la gente sigue llegando constantemente porque se sienten seguros y los atienden bien".

El Puerto, que recibió visitas de alcaldes provenientes de Honduras, Costa Rica y El Salvador, interesados en el tipo de construcción realizada, emerge tal vez como una ventana imprescindible ya para quienes habitan cerca del lago de Managua.

*Corresponsal de Prensa Latina en Nicaragua.


Descarga la aplicación

en google play en google play