Escúchenos en línea

El narcotráfico colombiano invade Centroamérica

Por Juan José Dalton, diario El País, España. Desde San Salvador. | 28 de Junio de 2007 a las 00:00
Las sospechas sobre la magnitud del poder alcanzado por el narcotráfico colombiano en Centroamérica cobran cada día más fuerza. En Tegucigalpa, capital de Honduras, se celebró el lunes pasado un seminario internacional sobre el narcotráfico, que sembró a alerta tras la aseveración de un alto cargo policial acerca de que varios diputados y políticos locales estaban siendo investigados por sus nexos con carteles de la droga. Además, en Colombia se sospecha también que los 'narcos' y las guerrillas están buscando armamento fuera de sus fronteras. El general Julián Arístides González, jefe de la Dirección de la Lucha contra el Narcotráfico, ya retirado, en su exposición sobre el narcotráfico en Honduras, aseguró que se han capturado ya policías y diputados involucrados en las mafias de la droga. "Las interrogantes son: ¿era narcotraficante antes de ser diputado o después de ser diputado? ¿Recibió dinero del narcotráfico y lo entregaba a su partido o se metió en el narcotráfico después de ser diputado?", alertó González. Para el general González ambas cosas son en extremo peligrosas y recalcó que en la actualidad las autoridades mantienen abiertas varias líneas de investigación, no sólo a políticos sino también empresarios y financieros. Ramón Custodio, reconocido defensor de los Derechos Humanos, señaló que desde 1996 ha denunciado la infiltración del narcotráfico en la política hondureña, como fue el caso del ex diputado Armando Ávila Panchamé, quien cuando cumplía una condena de 20 años de cárcel fue asesinado en 2004 en la misma Penitenciaría Central, al norte de Tegucigalpa. Otro diputado hondureño, César Díaz, miembro del Parlamento Centroamericano (Parlacen), se encuentra detenido en Nicaragua implicado en un cargamento de heroína procedente de Colombia. En el seminario también participó el subdirector de la Inteligencia Policial de Colombia, el teniente coronel Clodomiro Barón, quien reveló que las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han operado desde 2004 en las zonas de las islas de San Andrés (un territorio en litigio entre Colombia y Nicaragua), y en la provincia de La Ceiba, en el Caribe hondureño. Barón fue demostrando una a una las incursiones de la guerrilla en Centroamérica con diapositivas, en las cuales había nombres y fotografías de los involucrados. Barón dijo, además, que el poder de la que definió como "narcoguerrilla" de las FARC es tan grande que ha adquirido armamento sofisticado, incluyendo misiles tierra y aire. Agregó que Centroamérica es un "sitio estratégico" y se ha convertido en un lugar clave para conexiones, enlaces y acopio de drogas y armas. En 2003, en un portal electrónico del anterior gobierno de Nicaragua, presidido entonces por Enrique Bolaños, se publicó un comunicado con el título «Intercambian drogas por armas en Centroamérica», en el que se apuntaba que investigaciones de la Agencia Antidroga de Estados Unidos (DEA) habían advertido del peligroso "trueque" entre paramilitares y guerrillas que intercambiaban drogas, como cocaína y heroína por armas, con pruebas evidentes de capturas de drogas y de importantes arsenales de armas en Panamá.

Descarga la aplicación

en google play en google play