Escúchenos en línea

El «gringo caitudo» ya no es diputado

| 27 de Junio de 2007 a las 00:00
El Consejo Supremo Electoral (CSE) cesó este miércoles como diputado a Alejandro Bolaños Daivis, sobrino del ex presidente Enrique Bolaños (2002-07), por violar la ley electoral, informó el portavoz oficial, Félix Navarrete. Los siete magistrados del CSE dictaron la resolución tras descubrir que Bolaños tramitó de manera irregular su candidatura a diputado durante las elecciones del año pasado y fue adoptada por unanimidad, después de recibir un informe del director de atención a partidos políticos, Julio Acuña, sobre el caso de Bolaños Davis, anunció Navarrete. Bolaños Davis fue postulado por su Partido Conservador, que se presentó bajo el membrete de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN–PC). Los magistrados resolvieron con fundamentos en disposiciones de la Constitución y la Ley de Partidos Políticos "que el acto de inscripción como candidato a diputado de Alejandro Bolaños Davis, nacido en Masaya, Nicaragua, o Saint Louis, Missouri (EE.UU.), es nulo de nulidad absoluta por haberse realizado en contravención de la Constitución y la Ley Electoral". Según investigaciones del CSE, Bolaños se postuló para diputado presentando una cédula que hacía constar que nació en la ciudad de Nindirí, departamento de Masaya. Pero la embajada norteamericana confirmó recientemente, a solicitud del CSE, que Bolaños nació en San Luis, Missouri, Estados Unidos y que renunció a su nacionalidad norteamericana un mes ante de las elecciones del 5 de noviembre. Las leyes establecen que para ser diputado hay que tener la nacionalidad nicaragüense por haber nacido en el país y que aquellos que renunciaron a una nacionalidad anterior podrán postularse si recuperan su origen nicaragüense cuatro años antes de las elecciones.

Cómo se supo el fraude

Navarrete dijo que para iniciar la investigación, los magistrados se basaron en denuncias públicas sobre el caso de Bolaños Davis y las declaraciones de una funcionaria de la embajada de Estados Unidos en Managua, a un diario local. La denuncia inicial la hizo el pasado 13 de junio el coordinador del grupo parlamentario del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), Edwin Castro. En esa oportunidad, Castro afirmó que Bolaños Davis nunca renunció a su nacionalidad estadounidense, y, por tanto, no debió ni siquiera presentarse como candidato a legislador. Castro aseguró que la madre de Bolaños es de origen norteamericano y que él nació en Estados Unidos y según información que tiene en su poder, viaja con un pasaporte norteamericano. "Yo creí que había renunciado a su ciudadanía norteamericana para ser candidato a diputado, pero sorpresa que me llevo que no", dijo el diputado sandinista. Apuntó que no buscarán la desaforación de Bolaños Davis para quitarle la inmunidad, "para no elevarle la parada" pero advirtió que se encuentra en una abierta ilegalidad y violación de la Constitución. El artículo 134 de la Constitución, inciso 1, dice textualmente: " Para ser Diputado se requieren las siguientes calidades: Ser nacional de Nicaragua. Quienes hayan adquirido otra nacionalidad deberán haber renunciado a ella al menos cuatro años antes de verificarse la elección". Al día siguiente de las declaraciones del diputado Castro, el 14 de junio, Bolaños compareció ante los periodistas mostrando su cédula de identidad en donde aparece como nacido en Masaya. "Soy nicaragüense de pura cepa", aseguró. "A la edad de 18 años, en 1966, yo tuve que escoger nacionalidad, y escogí la nica, y toda la vida he andado con pasaporte nica, lo podés ver, ahí está la visa que la embajada de Estados Unidos me dio. Si yo fuera gringo no me dieran visa (Estados Unidos)", dijo Bolaños. Un día después, el 15 de junio, la agregada de prensa de la embajada estadounidense acreditada en Managua, Kristin Stewart, informó que Bolaños Davis estaba registrado como nacido en el estado de Missouri, Estados Unidos el cinco de octubre de 1948. Stewart aseguró que Bolaños Davis se presentó al consulado norteamericano en mayo de 2006 para renunciar formalmente a su ciudadanía, cuya solicitud fue aceptada y remitida al Departamento de Estado, que a su vez emitió el correspondiente certificado el 22 de septiembre de 2006.

Las reacciones

En su resolución, el Tribunal electoral pide a la Fiscalía que inicie las investigaciones pertinentes para determinar los ilícitos en los cuales incurrió Bolaños, que era miembro de la bancada opositora de Alianza Liberal Nicaragüense. En una primera reacción, el primer secretario de la Asamblea Nacional y diputado del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Wilfredo Navarro, anunció que al parlamento únicamente le corresponde acatar la resolución del CSE, sin necesariamente abordar el tema en el plenario. "El Consejo Supremo Electoral emite una resolución y la Asamblea Nacional simplemente la ejecuta", expresó el diputado liberal. Navarro declaró que a su juicio, será la Junta Directiva la que decidirá cuándo Bolaños abandona su curul y en qué momento asume su suplente, Stanford Mongomery Cash Dash. "Simplemente, la primera Secretaría recibe la notificación de la anulación y la Junta Directiva decide el momento en que asumirá el diputado suplente", abundó. Poco después de publicada la resolución del CSE, Alejandro Bolaños la atribuyó a una pasada de cuentas del gobierno sandinista, que controla este cuerpo con sus aliados liberales, por haber denunciado los despidos ilegales que se han realizado en el gobierno y una supuesta extorsión contra un grupo empresarial. "Sospecho que ésta no es una medida jurídica, sino política. Me están pasando la cuenta por denunciar extorsiones, por defender los derechos de los trabajadores y por hacer el trabajo de oposición", dijo el legislador y culpó al FSLN de la decisión, por las denuncias de extorsión que él y su yerno, Armel González, hicieron contra tres personajes vinculados al gobierno. Bolaños Davis se amparó el viernes pasado ante el Tribunal de Apelaciones de Managua en contra del CSE, porque a su juicio el Poder Electoral inició de hecho una investigación. "Me hubieran impugnado en su momento, no lo hicieron, ya es cosa juzgada", opinó el ex diputado. "Temo que el Consejo Supremo Electoral esté haciendo triquiñuela con esto", declaró. Bolaños Davis argumentó que la Asamblea Nacional es la única institución con competencia para destituir a un diputado, y también pidió que se nombrara una comisión especial parlamentaria para que investiguen su caso. Bolaños Davis reiteró que "fuerzas tenebrosas", en alusión a dirigentes sandinistas, tratan de despojarlo de su asiento en el Parlamento, por las denuncias de extorsión que ha hecho en contra del gobierno y la labor opositora que hace desde la Comisión de Asuntos Laborales de la Asamblea Nacional. Bolaños Davis declaró que estudiará con su abogado la resolución del CSE, pero adelantó que "si han declarado nula la inscripción no es un acto jurídico sino que político, ya que me están pasando la cuenta por denunciar extorsiones". Anunció que recurrirá a la directiva de la Asamblea Nacional para que dilucide si el CSE tiene competencia para revocar su nombramiento. "Voy a pelear, voy a defender mis derechos ciudadanos", dijo. A su vez, la ALN–PC emitió un comunicado en el cual "expresa su más firme condena ante esta arbitraria decisión, que está siendo ejecutada al margen de todo procedimiento legal y constituye una clara violación al principio de independencia de los Poderes del Estado". Además de declarar su "firme" respaldo a Bolaños Davis, el comunicado expresa que la decisión del CSE "es una evidencia de la utilización de las instituciones del Estado como un instrumento para tratar de silenciar las voces de quienes estamos trabajando para defender la democracia y denunciando los actos arbitrarios cometidos por el gobierno del Frente Sandinista". Finalmente, la ALN–PC pide a sus colegas de las otras bancadas opositoras "a desconocer esta clara intromisión del CSE dentro del ámbito de atribuciones de la Asamblea Nacional, en abierta violación al principio de independencia de Poderes consagrado en la Constitución Política". El jefe de la Alianza, el diputado Eduardo Montealegre, cree que la resolución contra su colega "es un mensaje para todos aquellos que hemos levantado la voz, pero aquí todos vamos a levantar nuestra voz, no nos van a detener, nos van amedrentar".

Descarga la aplicación

en google play en google play