Escúchenos en línea

México y Nicaragua firman declaración conjunta y Ortega hace una apasionada defensa del ALBA

Varias agencias. Desde Ciudad de México. | 28 de Junio de 2007 a las 00:00
México se comprometió a financiar la rehabilitación de tres carreteras en Nicaragua y a ayudar al gobierno de ese país a apoyar el financiamiento para adquirir 350 unidades de autobuses. Los presidentes de México, Felipe Calderón, y Nicaragua, Daniel Ortega, firmaron al mediodía del jueves una Declaración Conjunta en la cual destacan también los temas migratorios y la lucha contra el narcotráfico internacional Además: Discurso de Daniel Ortega tras la firma de la Declaración Conjunta Conferencia de prensa conjunta de Calderón y Ortega Calderón promete financiar construcción de 3 carreteras: «Nicaragua es un país hermano» Ortega inicia visita a México, rezando a la Virgen de Guadalupe Discursos completos de Ortega la noche del miércoles 27 La declaración registra el compromiso de México de otorgar a Nicaragua "tres créditos a Nicaragua, con recursos del Acuerdo de San José, para financiar la rehabilitación y mejoramiento de la carretera Chinandega-El Guasaule, frontera con Honduras, fase dos, tramo del Corredor Pacífico de la Red Internacional de Carreteras Mesoamericanas, y la pavimentación de las carreteras San Ramón- Muymuy y Matagalpa-Jinotega". (Lea al final de esta nota la declaración íntegra). Durante una conferencia de prensa conjunta, tras firmar la declaración, Ortega hizo una férrea promoción de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) y declaró que a su juicio, México no debe mirar sólo hacia Estados Unidos al margen de sus relaciones comerciales. El ALBA "hoy es un instrumento de cooperación de comercio justo, de solidaridad", dijo Ortega. El ALBA impulsado desde 2004 por Cuba y Venezuela, países con los que México tiene ríspidas relaciones, proporciona "créditos o inversiones conjuntas pero con intereses que no deben ir más allá del 5% para beneficiar a los pequeños productores, a las cooperativas", argumentó. A México "no le afecta o le molesta, al contrario, nos alegra que haya diversos esfuerzos de reunión y de integración en nuestra América Latina", dijo por su parte Calderón. El presidente nicaragüense apuntó que durante sus reuniones privadas con Calderón (derecha) hizo una amplia exposición sobre "cómo el ALBA está contribuyendo a que no solamente a los pueblos que somos partes del ALBA sino que también a los pueblos como Haití que participan como observadores". "Hemos encontrado una alternativa con un sentido de justicia, un sentido de equidad, un sentido de solidaridad", insistió Ortega. En ese tenor, consideró que "México no puede estar viendo para el norte, independientemente de las relaciones comerciales, de la realidad de esa frontera con la potencia del norte. México tiene sus raíces y su ombligo en el sur". "Sabemos que México puede y debe ser un eslabón multidireccional, un eslabón entre naciones, entre regiones y continentes. Tenemos frontera con los Estados Unidos, tenemos comercio e inversión, pero al mismo tiempo, nuestra raíz, nuestro corazón está en Latinoamérica", respondió Calderón. Ortega consideró que las actuales "relaciones comerciales mundiales son obsoletas; lo que hacen es provocar cada vez más daño". Confió en que "en el corto plazo" México, Cuba, Haití, Venezuela, Colombia, Nicaragua y los países centroamericanos sostengan una reunión para "empezar fortalecer la unidad" regional. De lograrlo América Latina y el Caribe conformarían "una potencia moral, una potencia cultural", sostuvo. La vista de Ortega a México también representa un puente para distender las relaciones del gobierno mexicano con Venezuela y Cuba, deterioradas desde el mandato del ex presidente Vicente Fox (2000-2006), que defendió con énfasis el Acuerdo de Libre Comercio para las Américas (ALCA), promovido por Washington. "Sabemos que más allá de las diferencias hay coincidencias profundas, lo que no se vale entre nosotros es anteponer diferencias a las coincidencias, se vale tener diferencias, pero no se vale que éstas prevalezcan arbitrariamente sobre las coincidencias", dijo Calderón. "El proceso que hemos iniciado para reconstruir las relaciones de México con América Latina van a llegar a buen puerto y ya han avanzando muy, muy favorablemente", aseguró. "A partir de ahora inicia una nueva etapa también de amistad, de cooperación con Nicaragua y a través o junto con Nicaragua con todos los países de América Latina, independientemente de las ideas, los principios que legítimamente cada gobernante pueda sustentar", concluyó Calderón. La cancillera de México, Patricia Espinosa Cantellano, leyó la Declaración Conjunta de los Presidentes de Nicaragua y México. Atendiendo la invitación que le hiciera el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, Felipe Calderón Hinojosa, el Presidente de la República de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega Saavedra, realizó una Visita de Estado a México los días 27 y 28 de junio de 2007. Durante la visita tuvo lugar un amplio intercambio de puntos de vista entre los dos Mandatarios quienes realizaron un repaso de los principales temas de la agenda bilateral y de asuntos concernientes con la situación regional y mundial. Como resultado del encuentro sostenido entre los Presidentes y ambas delegaciones los Mandatarios acordaron emitir la siguiente:

Declaración conjunta:

México y Nicaragua son naciones hermanas con profundos lazos políticos, económicos, sociales y culturales que comparten la aspiración de elevar el nivel de desarrollo y bienestar de sus pueblos. Los Presidentes de México y Nicaragua reiteramos nuestra firme voluntad de fortalecer la amistad y solidaridad de nuestros pueblos sobre la base del respeto recíproco, la defensa y promoción de los derechos humanos, la plena observancia de las normas del derecho internacional, los principios democráticos, la pluralidad política, la tolerancia y la libertad de expresión; así como la cooperación y el impulso de relaciones económicas mutuamente beneficiosas. En este marco coincidimos en la necesidad de aprovechar al máximo los instrumentos bilaterales existentes en los diversos ámbitos de nuestra relación bilateral y mantener un alto nivel de diálogo político. Reafirmamos la conveniencia de estrechar nuestra cooperación en la promoción del desarrollo económico y social, el medio ambiente, ciencia, tecnología y seguridad, todas, áreas prioritarias para el desarrollo pleno de nuestros países. Reconocemos que la situación de los migrantes requiere una visión integral respecto de todos los elementos que inciden en dicho fenómeno y expresamos nuestra más firme convicción y compromiso de observar y promover sobre la base de la responsabilidad compartida, el pleno respeto de los derechos humanos de los migrantes, asegurando a éstos un trato digno y seguro, no importando su estatus migratorio librando, además, un combate frontal al tráfico y trata de personas. En ese sentido, nos congratulamos por la plena adhesión de Nicaragua al Memorándum de Entendimiento entre México, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua para la repatriación ordenada, ágil y segura de nacionales centroamericanos migrantes vía terrestre concretada en el marco de la XII Conferencia Regional sobre Migración. Asimismo, conscientes de la importancia de facilitar los intercambios empresariales, turísticos y académicos entre nuestros países, expresamos nuestra satisfacción por la decisión del Gobierno de México de ampliar de tres a cinco años la temporalidad de las visas de larga duración que México otorga a nacionales de Nicaragua. Acordamos estrechar nuestra cooperación en contra del crimen organizado e instruimos a las respectivas autoridades de ambos países a celebrar durante el segundo semestre del año, la Tercera Reunión del Comité México-Nicaragua sobre Cooperación Contra el Narcotráfico y la Farmacodependencia con el fin de dar seguimiento a los compromisos en la materia adoptados por nuestros gobiernos. Coincidimos en la necesidad de continuar aunando esfuerzos entre ambos gobiernos a fin de fortalecer los vínculos comerciales y de inversión entre los dos países, así como potenciar los beneficios en materia comercial que ofrece el Tratado de Libre Comercio, suscrito entre México y Nicaragua. Ambos países acordamos buscar los mecanismos apropiados en el marco del tratado para fortalecer su aprovechamiento, entre los cuales estarían: evaluar la modificación de los regímenes de origen y la negociación de las disposiciones sobre servicios y transporte terrestre. Nos congratulamos por la Segunda Reunión de la Comisión Administradora del Tratado de Libre Comercio, realizada el día 26 de junio de 2007, la cual permitió hacer una revisión de la implementación del tratado y se reafirmó como el medio idóneo para avanzar hacia el logro de sus objetivos. Respaldamos los resultados de dicha reunión, en especial, la firma de las decisiones que harán posible la operatividad del mecanismo de solución de controversias. Celebramos la firma el pasado 12 de abril del protocolo por el que se adicionan disposiciones en materia de acumulación textil al Tratado de Libre Comercio entre México y Nicaragua, y destacamos la importancia de su pronta entrada en vigor y aplicación inmediata. Asimismo, instruimos a nuestras respectivas autoridades para que continúen los trabajos sobre el cumplimiento de los compromisos presidenciales del Mecanismo de Diálogo y Concertación de Tuxtla, que sean aplicables al Tratado de Libre Comercio México-Nicaragua, en especial, los relativos a la convergencia de los tratados existentes entre México y los países de Centroamérica. El Presidente Daniel Ortega agradeció al Gobierno de México el otorgamiento de tres créditos a Nicaragua, con recursos del Acuerdo de San José, para financiar la rehabilitación y mejoramiento de la carretera Chinandega-El Guasaule, frontera con Honduras, fase dos, tramo del Corredor Pacífico de la Red Internacional de Carreteras Mesoamericanas, y la pavimentación de las carreteras San Ramón- Muymuy y Matagalpa-Jinotega. Asimismo, el Presidente de Nicaragua celebró la decisión del Presidente de México de brindar asistencia a través del Banco Nacional de Comercio Exterior y de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público al Ministerio de Transporte e Infraestructura de Nicaragua para la formulación técnica y financiera de la operación propuesta tendiente a lograr el financiamiento para la compra de 350 autobuses, teniendo presente la disponibilidad de recursos de Nicaragua en el marco del Acuerdo de San José. Nos congratulamos por las actividades de colaboración que ha venido desarrollando la Comisión Federal de Electricidad con las correspondientes autoridades nicaragüenses con el fin de aminorar los efectos de la problemática energética que enfrenta Nicaragua y que permita al Gobierno de Nicaragua seguir avanzando en la solución de la generación eléctrica. Manifestamos nuestro beneplácito por la apertura de un puente aéreo de manera directa entre nuestros territorios, lo que contribuye a un mayor intercambio turístico y comercial, por lo que instruimos a que las autoridades aeronáuticas se reúnan en un futuro próximo a fin de concluir un convenio bilateral sobre transporte aéreo que brinde mayor certidumbre al desarrollo de los servicios aéreos y que conlleve a un mayor fortalecimiento de las relaciones económicas y comerciales bilaterales. Convencidos de que el turismo constituye un sector prioritario para las economías de ambos países, reafirmamos el interés por revitalizar nuestro Cnvenio de Coperación Turística vigente desde 1991 para mejorar la planificación, promoción y la capacitación mediante el intercambio de expertos en diferentes campos del turismo y en políticas de captación de inversiones y de mercados. En este sentido instruimos a los ministros de turismo a que a la brevedad convoquen a una reunión para identificar las áreas de colaboración en las que México podría apoyar a Nicaragua. En lo que hace a los intercambios de cooperación técnica y científica nos congratulamos por la renovación, en 2005 de la vigencia del convenio básico en la materia que nos brinda un valioso marco para el desarrollo de las acciones de cooperación en temas estratégicos para México y Nicaragua, orientados al avance económico y social de nuestros pueblos. El Presidente Felipe Calderón reiteró la decisión de su Gobierno de continuar coadyuvando con el Gobierno de Nicaragua en materia de promoción del desarrollo humano, para lo cual México ha otorgado capacitación y asistencia técnica en materia de salud pública, así como la investigación y desarrollo de las capacidades para el aprovechamiento sustentable de los recursos naturales y el uso adecuado del agua. En este renglón, celebramos la suscripción del Acuerdo Complementario de Cooperación Científica y Técnica en Materia de Salud entre la Secretaría de Salud de los Estados Unidos Mexicanos y el Ministerio de Salud de la República de Nicaragua que sentará las bases y mecanismos de cooperación en materia de salud pública y permitirá coordinar actividades conjuntas con instituciones internacionales de salud: como la Organización Mundial de la Salud, Organización Panamericana de la Salud, el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo. Conscientes de la importancia fundamental que la educación y la difusión artística y cultural tiene para el desarrollo de nuestros pueblos y para el estrechamiento de sus lazos de amistad, nos comprometemos a elaborar en el segundo semestre de 2007 un Programa de Cooperación Educativa y Cultural 2007-2010 que integre proyectos en áreas estratégicas vinculadas al desarrollo social y económico, priorizando la colaboración bilateral en materia de formación de recursos humanos y restauración de bienes patrimoniales históricos y culturales. Igualmente, manifestamos nuestra satisfacción por la Firma del Acuerdo de Cooperación Académica entre la Secretaría de Relaciones Exteriores de los Estados Unidos Mexicanos, y el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Nicaragua, que permitirá intercambiar experiencias entre las academias diplomáticas de ambos países, así como efectuar programas de capacitación del personal diplomático. Nos congratulamos por los logros alcanzados en la XXXVII Asamblea General de la OEA, celebrada en Panamá del 3 al 5 de junio del año en curso, y celebramos la elección de Nicaragua como miembro del Comité Jurídico Interamericano, lo que se suma a su renovado activismo en los foros internacionales. Reafirmamos nuestro compromiso con el fortalecimiento de los foros multilaterales, universales y regionales, con el fin de promover el establecimiento de un entorno propicio y solidario para el desarrollo económico sustentable y mejores condiciones sociales en el mundo, así como asegurar la efectiva promoción y protección de los derechos humanos y lograr el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales, así como el desarme y la no proliferación de armas. Destacamos nuestro compromiso con las labores del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, cuyo establecimiento elevó el nivel jerárquico de los derechos humanos, como uno de los tres pilares que sostienen la acción colectiva de la comunidad internacional, junto a los temas del desarrollo y el mantenimiento de la paz y la seguridad. Reiteramos nuestra satisfacción por el acuerdo alcanzado en torno a la construcción institucional del Consejo, el cual le ha brindado los medios necesarios para hacer frente a sus relevantes tareas. Nos congratulamos por el reconocimiento universal al compromiso de México y de Nicaragua, en torno a los objetivos del Consejo de Derechos Humanos, que se tradujo en la elección de México, en mayo de 2006, como uno de los 47 miembros fundacionales del Consejo por un periodo de tres años, y en la elección de Nicaragua en mayo de 2007. Reiteramos nuestra voluntad por continuar trabajando conjuntamente en el marco de este órgano a fin de consolidarlo con base en las herramientas con las que ha sido dotado como un mecanismo eficaz para promover la cooperación internacional en derechos humanos, prevenir violaciones de derechos humanos y mejorar la capacidad de respuesta de la organización ante violaciones de derechos humanos en el mundo. Reiteramos nuestra voluntad por continuar trabajando para asegurar que el tema del desarrollo y la lucha contra la pobreza ocupen un lugar central en la agenda internacional y destacamos nuestra firme determinación de alcanzar los Ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas. En este sentido el Presidente Calderón hizo un reconocimiento al Gobierno de Nicaragua por la puesta en marcha del Programa Productivo Alimentario, conocido como Programa Hambre Cero, así como por su determinación de abatir el analfabetismo que son dos prioridades ineludibles en el combate a la pobreza extrema y ofreció el respaldo de México para el éxito de ambos programas, así como compartir las experiencias de México sobre el particular y sobre el mejoramiento de los servicios de salud para toda la población. Coincidimos en rechazar el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones, cualquiera que sea su origen o motivación, dado que representa una grave amenaza al pleno goce del ejercicio de los derechos humanos, de la paz y de la seguridad internacionales y a la par condenamos aquellas expresiones que signifiquen o propicien la impunidad de los perpetradores en esta materia. Los Presidentes expresaron beneplácito por el contenido y espíritu de la declaración surgida de la Consulta Regional de Managua de Alto Nivel sobre la coherencia del sistema de las Naciones Unidas en el contexto del desarrollo, reafirmando nuestra unidad en la diversidad, evento que tuvo lugar el 25 y 26 de junio del presente y en el que México participó de manera constructiva. El Presidente de la República de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega Saavedra, agradeció la hospitalidad y muestras de amistad brindadas por el pueblo y Gobierno de México y extendió una invitación al Presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, para que en fecha próxima realice una Visita de Estado a la República de Nicaragua.

Descarga la aplicación

en google play en google play