Escúchenos en línea

Lacayo acepta cumplir con la pensión de su hija y jueza lo pone en libertad

Varias agencias. Desde Managua. | 28 de Junio de 2007 a las 00:00
El millonario Manuel Ignacio Lacayo, que fue condenado a dos años de prisión porque no quiso pagar la pensión alimenticia ordenada por una jueza, fue liberado este jueves tras acordar un arreglo de pago con su ex esposa, anunció el propio beneficiado. "El caso está resuelto, llegamos a un entendimiento" económico, dijo Lacayo cuando salía de la cárcel La Modelo de Tipitapa, donde asegura que cumplió una jornada de cinco días de huelga de hambre. El empresario fue recluido el viernes, luego de que la jueza Alia Dominga Ampié lo condenó a dos años de prisión por incumplir con una pensión de 3,000 dólares que pedía su la madre de su hija de seis años, Patricia Castillo, hermana de Marisol, la esposa del coronel retirado Lenín Cerna, secretario de organización del oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). Para salir de la cárcel, Lacayo accedió a cumplir con el mandato judicial y a pagar en 24 horas la suma de 51 mil dólares, correspondiente a 17 meses de la pensión (marzo 2006 a agosto 2007) de 3 mil dólares fijada por la jueza. Lacayo no quería pagar ese monto, que era suficiente mil dólares. La fortuna de Lacayo está calculada en 40 millones de dólares. La demanda de Castillo contra Lacayo data de mayo del año pasado. Poco después, el empresario incursionó en la política partidista, aliándose con el finado Herty Lewites y fue postulado como candidato a diputado de la alianza Movimiento de Renovación Sandinista (MRS). El empresario negó que haya sido maltratado en la cárcel y acusó al viceministro de gobernación Carlos Nájar, quien ejerce de ministro porque la titular, Ana Isabel Morales está fuera del país, de ordenar su aislamiento y prohibir las visitas de su abogado, de delegados de los Derechos Humanos y de sus amigos diputados. También denunció que mientras estuvo preso en el Sistema Penitenciario "se estuvieron recibiendo órdenes del Viceministerio de Gobernación y yo culparía a ese viceministerio (que dio órdenes de joderme (molestarlo) y no a las autoridades del penal". Fuera de Tipitapa el empresario, en declaraciones a los periodistas, negó que durante su estancia en la cárcel le hayan violado sus derechos humanos, y que salía del presidio "como una persona mas rica, moralmente". Reafirmó que fue en el proceso judicial que todo estuvo viciado por las presiones políticas en contra de él, y que en dos semanas viajará a Estados Unidos para revisión de su salud, ya que padece de problemas cardíacos. Según Lacayo, la disputa familiar fue manipulada con fines políticos por Cerna, por lo que advirtió que lo que le pasó a él le puede ocurrir a "cualquier persona que proteste o denuncie algo de corrupción" contra el gobierno. "Esta gente viene más agresiva, más violenta y no hay que dejarse", manifestó Lacayo, en referencia al gobierno sandinista.

Descarga la aplicación

en google play en google play