Escúchenos en línea

Gobierno y Fenosa firman acuerdos

| 29 de Junio de 2007 a las 00:00
El gobierno de Nicaragua y la transnacional española Unión Fenosa, que ejerce el monopolio de la distribución de energía eléctrica en Managua, han alcanzado un acuerdo para "ayudar a resolver la crisis energética" del país, anunció Rosario Murillo, vocera oficial de la presidencia nicaragüense. Murillo informó vía telefónica desde Belice, adonde acompaña al presidente Daniel Ortega en la cumbre centroamericana, que el el acuerdo fue firmado este jueves en el Palacio de la Moncloa de Madrid entre Honorato López, presidente de Unión Fenosa, y el comandante Bayardo Arce, asesor económico y financiero del presidente Ortega. Además, ambas partes se comprometen a negociar y firmar un "Protocolo de Entendimiento" antes del 31 de julio, sobre la base del acuerdo firmado el jueves en Madrid. El acuerdo fue posible después que el presidente Ortega "conversara telefónicamente con Su Majestad el Rey Juan Carlos de España, quien una vez que conoció la situación del pueblo nicaragüense y de la compañía española Unión Fenosa, dio instrucciones a sus principales autoridades para pasar a resolver el problema de la energía y su distribución en Nicaragua, con compromisos que significan un arreglo sumamente importante que contribuirá a que nuestro pueblo, nuestras familias sufran menos los racionamientos en los próximos meses", dijo Murillo. La vocera del gobierno dijo que Fenosa se comprometió a no sacar de Nicaragua sus utilidades durante los próximos tres años y a invertir en el mejoramiento, la ampliación y la calidad del servicio de distribución eléctrica. Durante la reunión, en la que participó como testigo David Taguas Coejo, secretario de estado encargado de la oficina económica del presidente del gobierno español, José Rodríguez Zapatero, el gobierno entregó a Fenosa el anteproyecto de ley que castigará el fraude contra los servicios públicos. "Es importante aclarar que esa lucha contra el fraude se refiere sobre todo a las grandes empresas o a las residencias que consumen grandes cantidades de energía y que se ha detectado fraude energético. No estamos hablando de los que consumen pequeñas cantidades, sino de los que consumen grandes cantidades, ya sean particulares o empresas que han cometido fraude contra quienes distribuyen la energía", aclaró Murillo. Según la vocera del gobierno, "con este acuerdo de intención empieza a atenderse y resolverse, por lo menos en términos de los compromisos que asume la empresa Unión Fenosa, para mejorar la red energética nicaragüense, el servicio a los usuarios y la lucha contra el fraude y empezar a dar un mejor servicio al pueblo de Nicaragua". Murillo insistió que el acuerdo ha sido posible "gracias a las gestiones con el gobierno de España y a las conversaciones sostenidas con Su Majestad el Rey Juan Carlos, quien inmediatamente una vez que Daniel le presentó la situación en que se encontraba el pueblo nicaragüense con el abastecimiento de energía y la actitud de Unión Fenosa tomó cartas en el asunto, habló con las autoridades de Unión Fenosa, e inmediatamente se procedió a dar continuidad a las negociaciones en España" "Este memorando representa la posibilidad de que nuestras familias tengan más tranquilidad y puedan asegurarse un servicio mejor en algo tan fundamental como la energía", explicó Murillo. Ortega advirtió en marzo que podría intervenir la empresa para garantizar el suministro eléctrico. La compañía argumentaba que los cortes ocurrían por "insuficiencia financiera" debido a la negativa oficial de aprobar aumentos de tarifas. Posteriormente, en mayo, Ortega dijo que la energética le propuso al Estado que adquiriera nuevamente los activos de distribución y que él buscaba un entendimiento con la firma. Esta misma semana el gobierno nicaragüense retiró una multa a Unión Fenosa de 42.3 millones de córdobas (2.4 millones de dólares), que había sido impuesta por la Dirección de Defensa del Consumidor a Disnorte y Dissur. El Instituto Nicaragüense de Energía, regulador del sector, impulsó el año pasado un arbitraje contra la distribuidora por incumplimiento de contrato, alegando que no estaba garantizando el servicio de distribución de electricidad, la cual compra a empresas generadoras privadas y estatales. Por otro lado, el Parlamento aprobó el jueves una ley -que le había sido remitida el lunes anterior, con carácter de urgencia, por el Gobierno- que faculta a Unión Fenosa a generar energía, con fuentes no renovables, hasta un 20 por ciento de la demanda local, de unos 480 megavatios. Además, la ley otorga a la eléctrica española privilegios en la compra de energía a las empresas estatales, a través de créditos blandos.

Memorando de Intención entre el gobierno de Nicaragua y la empresa Unión Fenosa

Reunidos en el Palacio de la Moncloa en la ciudad de Madrid, en presencia del Director de la Oficina Económica del Jefe de Gobierno de España, David Taguas Coejo, de una parte la delegación del gobierno de Nicaragua, compuesta por el comandante Bayardo Arce, asesor económico del Presidente Daniel Ortega, y el embajador de Nicaragua Augusto Zamora, y de otra la delegación de Unión Fenosa, presidida por Honorato López, declaran: 1. La disposición del gobierno de Nicaragua de que Unión Fenosa continúe operando en el país y de Unión Fenosa su voluntad de continuar operando en Nicaragua, en un marco de cooperación y entendimiento para garantizar el mejor servicio a la población nicaragüense. 2. En este marco, el gobierno de Nicaragua hizo entrega a Unión Fenosa del proyecto de Ley de Reformas y Adiciones a la Ley 554 de Estabilidad Energética, remitido a la Asamblea Nacional por el presidente Daniel Ortega (y aprobado por consenso el 28 de junio) y del anteproyecto de Ley de Protección y Promoción del Uso Responsable de los Servicios Públicos para su conocimiento. 3. Unión Fenosa expresó su disposición de realizar en Nicaragua las inversiones necesarias una vez la Asamblea Nacional haya aprobado las leyes mencionadas en el apartado anterior. Estas inversiones se destinarán a mejorar la Red Energética Nicaragüense, a mejorar el servicio a los usuarios y la lucha contra el fraude. Unión Fenosa expresa también su disposición de no retirar durante un período de tres años, las utilidades obtenidas de sus actividades en Nicaragua. 4. El gobierno de Nicaragua manifestó su voluntad de apoyar la lucha contra el fraude con los medios humanos y materiales que sean necesarios dentro del marco jurídico existente en el país, así como se creen mecanismos transparentes para las tarifas. 5. El gobierno de Nicaragua y Unión Fenosa expresaron su disposición de crear comisiones técnicas para la resolución de todos los problemas técnicos, económicos y financieros actualmente existentes y que afectan el buen servicio de distribución eléctrica. A tal efecto, Unión Fenosa enviará ejecutivos desde España para atender estos problemas con ejecutivos nicaragüenses. 6. Unión Fenosa se compromete a enviar personal técnico para que junto con técnicos de Nicaragua analicen y traten de resolver los problemas técnicos que afectan a las plantas generadoras instaladas, con el fin de mejorar su eficiencia y aumentar la capacidad de generación de energía del país. 7. Para cuando se firme el Protocolo de Entendimiento Vinculante, Unión Fenosa expresa su intención de suspender la reclamación internacional del Seguro MIGA (por 49.5 millones de dólares) y no emprender la demanda al SIAGUI y el gobierno de Nicaragua manifiesta su disposición de realizar gestiones a fin de suspender el proceso de arbitraje en curso, y cualquier otro proceso que dificulte el proceso de entendimiento actualmente en marcha. Este Memorando de Intenciones es la base de un futuro Protocolo de Entendimiento que vinculará al gobierno de Nicaragua y a Unión Fenosa, que tratará de alcanzarse antes del 31 de julio de 2007.
Madrid, 28 de junio de 2007

Descarga la aplicación

en google play en google play