Escúchenos en línea

Discursos de Daniel Ortega en El Repliegue

| 30 de Junio de 2007 a las 00:00
¿Cómo están esas esperanzas? ¿Están enterradas o están en los cielos? Queridos hermanos y hermanas nicaragüenses, queridas familias, querida juventud ¡divino tesoro! niños y niñas, hombres y mujeres, ancianos y ancianas, víctimas de guerra, hermanos y hermanas con diferentes capacidades, jubilados y jubiladas, hermanos todos. Me encontraba en México... ¡México lindo y querido! De allá es también, "Me caí de la nube en que andaba," y de México es "El Rey", y también "Mujeres Divinas" ¡que canción más linda! De México, Pedro Infante, cantante universal, latinoamericano; de México, ese gran genio del arte, Mario Moreno "Cantinflas"; de México también y sobre todo, esos grandes héroes, revolucionarios, Juárez, quien dijo: El respeto al derecho ajeno, es la paz. De México, Zapata, ese líder campesino, luchador, ese héroe; de México, Francisco Villa, ¡Pancho Villa, ese gigante luchador! y de México, sobre todo y de toda América Latina, nuestra Madre, la Virgen de Guadalupe. ¡Que viva la Virgen de Guadalupe! Me decía el que se encontraba al frente del templo... ¡Quien Causa Tanta Alegría! ¡La Concepción de María! Porque saben que Nicaragua es un pueblo Mariano, un pueblo cristiano, donde habemos católicos y evangélicos, y cada uno, debemos respetarnos nuestra manera de entender y de practicar el cristianismo, porque existen diferencias. Lo primero que hicimos cuando llegamos a México, fue visitar el Santuario donde se encuentra la Virgen de Guadalupe, y ahí nos entregaron varias estampas de la Virgen. Quiero que le presten atención a esta oración, que es la Magnífica de la Virgen de Guadalupe y dice: "Glorifica mi alma al Señor y mi espíritu se llena de gozo al contemplar la bondad de Dios, mi Salvador, porque ha puesto la mirada en la humilde sierva suya, y ved aquí el motivo porque me tendrán por dichosa y feliz, todas las generaciones, pues ha hecho en mi favor grandes cosas y maravillosas. Él que es Todopoderoso y su nombre infinitamente Santo, cuya misericordia se extiende de generación en generación a todos cuantos le temen, extendió el brazo de su Poder... ¡escuchen bien esto! por favor... extendió el brazo de su Poder y disipó el orgullo de los soberbios, trastornando sus designios; desposeyó a los poderosos y elevó a los humildes; a los necesitados los llenó de bienes y a los ricos, los dejó sin cosa alguna. Exaltó a Israel su siervo, acordándose de él, por su gran misericordia y bondad, así como lo había prometido a nuestro padre Abraham y a toda su descendencia, por los siglos de los siglos, Amén." ¡Fíjense, qué mensaje más social! La Virgen como Cristo, al lado de los pobres, con los pobres, los campesinos, los humildes, la juventud, las mujeres. Claro que cuando dice, "a los necesitados los llenó de bienes y a los ricos los dejó sin cosa alguna," esto sucede cuando a los ricos se les endurece el corazón y no quieren entender, que tenemos que aprender a compartir la riqueza. Por eso es que decimos, tenemos que ir en Reconciliación, todos, ricos y pobres juntos, para acabar con la pobreza, el hambre, la miseria, acabar con todos esos flagelos, esos males que tiene nuestra Patria. En las reuniones con el Presidente de México, Felipe Calderón y con su Gabinete, firmamos una serie de convenios, de acuerdos, y quiero mencionarles nada más, porque tenemos que caminar ya, estos acuerdos: La adquisición de buses, de tal manera que podamos cumplir con ese compromiso que tenemos, de buses nuevos, para que podamos sacar de circulación esos trastes viejos que andan por Managua. El financiamiento para tres carreteras ¡que hacen tanta falta! La carretera que va de Chinandega al Guasaule, que finalmente se pueda culminar, pues se ha retrasado ¡todos ustedes saben lo que ha pasado con ella! La carretera de Muy Muy a Matiguás; la carretera de Matagalpa a Jinotega... la tradicional, porque ya se está construyendo la nueva carretera Matagalpa-Jinotega pero que va bordeando. En cambio, esta es la tradicional donde hay tanta gente, tantos poblados, tanta actividad productiva, y ésta es la que ya está conveniada, así como otra cantidad de programas que se comprometieron con el gobierno de México, en beneficio de nuestro pueblo. Luego fuimos a Belice, a una isla que se llama San Pedro, donde se estaba realizando, el propio día de San Pedro, este encuentro entre los Presidentes centroamericanos, el Presidente de México y un representante del Presidente de Colombia. Ahí aprobamos este documento, esta declaración, que no se las voy a leer, porque es demasiado larga. Les voy a leer nada más un punto, porque tiene un enorme significado. Es el punto número 24 y dice así: "Manifestar el reconocimiento de los países de Centroamérica a los cooperantes y países que nos brindan su apoyo permanente. Asimismo, hemos sido informados del apoyo que Nicaragua está recibiendo de los países miembros del ALBA, como Cuba y Venezuela... ¡Que viva Fidel! ¡Que viva Chávez! ...en el campo energético, comercial y en otros campos de desarrollo humano, bajo el principio del comercio justo, tomando en cuenta las desigualdades existentes, con lo cual... escuchen bien esta última línea... con lo cual se abren oportunidades para el proceso de integración regional." ¿Qué significa esto? que el ALBA no es más que la punta de la esperanza para la integración y la unidad de los pueblos centroamericanos, de los pueblos caribeños, latinoamericanos. Ha quedado esa constancia en este documento que está firmado por el Primer Ministro de Belice, Said Musa; por el Presidente de México, Felipe Calderón; por el Presidente de El Salvador, Antonio Saca; el de Guatemala, Oscar Berger; el de Honduras, José Manuel Zelaya Rosales; por el de Panamá, Martín Torrijos; por Laura Chinchilla, Vicepresidenta de la República de Costa Rica. Parece que no tuvo tiempo el Presidente Arias de ir a la reunión; estaba muy ocupado y no asistió. También firmaron, Juan Giuliani Cury, en representación de República Dominicana y Fabio Torrijos Quintero en representación de Colombia; y, en representación de este heroico y valiente pueblo de Nicaragua, pues aquí está nuestra firma, de su hermano Daniel. Este es un despacho rápido, un informe que le estamos dando a este gran Consejo del Poder Ciudadano... ¿Dónde está el Consejo del Poder Ciudadano? ¿Dónde están los Consejos del Poder Ciudadano? ¡A quienes les tengo que informar primero es a ustedes! y estoy entresacando lo más importante. No puedo dejar de mencionar el último punto, que tiene que ver con la situación grave que atravesamos en el campo de la energía, los cortes de energía todos los días y, les doy toda la razón a los que protestan... ¡tienen toda la razón y todo el derecho de protestar! Es una situación terrible la que hemos heredado. Ya ustedes saben, los hermanos venezolanos nos entregaron 60 megavatios, pero además, ya pusieron el dinero para que vengan otros 60 megavatios; y los hermanos taiwaneses pusieron el dinero para que vengan 30 megavatios. En estos días que yo me encontraba afuera, se terminó de firmar un contrato con una empresa francesa que va a invertir un total de 120 megavatios; van a ir incrementando de 20 en 20 megavatios, de tal manera que si dentro de 4 ó 6 meses entran 20 megavatios, inmediatamente después, entran a funcionar 40, 60 hasta que lleguemos a los 120 megavatios. Al cabo de diez años, esa empresa queda en manos del pueblo nicaragüense ¡ese es el contrato! Por lo tanto, yo les decía en la Plaza de la Revolución que con la bendición de Dios y la cooperación de los hermanos que están interesados en ayudarnos a resolver este problema energético, a más tardar, en el primer trimestre del próximo año, ¡se van a acabar, van a desaparecer los apagones! Hoy mismo cuando llegaba a Nicaragua, me estaban informando que, otra vez, la Planta Managua estaba parada, ¡ya no sirve! es como aquel carro viejo que a cada rato se está apagando y hay que andarlo empujando. Eso tiene que salir de circulación y cuando traigamos la otra energía, las nuevas plantas, esa planta saldrá de circulación. Pero, también tenemos que medirles las costillas a los generadores, aunque salten como han saltado ¡porque el que no la debe, no la teme! Vamos a revisar los contratos de esos generadores y el cumplimiento que han tenido. Luego, está el otro gran problema... ¡Unión Fenosa! ¿qué piensan ustedes de Unión Fenosa? Quiero escucharlos a ustedes, de corazón, díganme ¿qué piensan de Unión Fenosa? (El pueblo grita: ¡que se vaya! ¡que se vaya!) Este es el sentimiento del pueblo en toda Nicaragua; de familias de todos los signos políticos e ideológicos ¡ese es el sentimiento! De nuestra parte, ya se hubiese ido Unión Fenosa, pero ¡escúchenme bien! los gobiernos anteriores, así como privatizaron la salud, la educación y la generación de energía, también privatizaron la distribución y se la entregaron a Unión Fenosa. ¡Y hay un contrato! esas son las dificultades, y si nosotros les decimos que se vayan, inmediatamente nos demandan, y tendríamos que pagar 200 millones de dólares ¡imagínense! Porque esos Tribunales Internacionales están hechos para favorecer a las transnacionales y no a los pueblos. Nosotros tenemos un plan contingente, tenemos que decirlo con toda claridad, aún a riesgo de que ellos nos demanden, pero, estamos agotando la negociación. Escuchen bien, nuestro hermano, el compañero Comandante Bayardo Arce, está asignado para negociar con los señores de Unión Fenosa, vamos a tratarlos con respeto, ¡los señores! no les podemos decir compañeros, ¡eso no! El compañero Comandante Bayardo Arce, llegó a España, empezó a reunirse con ellos, y el día miércoles 27 de junio, cuando nos encontrábamos en México, me llamaron por teléfono, me comuniqué con él y me contó que en una reunión donde se estaba trabajando para encontrar una solución, una negociación, dialogando, el representante de Unión Fenosa se había mostrado prepotente, irrespetuoso y había roto las negociaciones. La situación era grave y no porque tengamos miedo ¡quién dijo miedo, muchachos! Sino porque queremos actuar con el máximo de responsabilidad y evitar que se nos presenten trastornos mayores de los que ya tenemos en estos momentos, en la generación y distribución de energía. Estando en México, ese mismo miércoles 27 en horas de la noche, no sé qué horas serían en Pekín, Beijing, porque el Rey Juan Carlos de España, se encontraba de visita en China. Me comuniqué telefónicamente con él, es un hombre muy campechano y me dijo: "Daniel qué está pasando, parece que tienen problemas con una empresa española, tenemos que buscar cómo arreglar esto." Sí, le contesté, estamos haciendo esfuerzos por arreglarnos, incluso, en estos días, se aprobó en la Asamblea Nacional, prácticamente un subsidio, para que no colapse la generación de energía, y que Unión Fenosa tenga con qué pagarle a los generadores, porque si no les paga, éstos sencillamente, no producen. Después de saludarnos, me dijo que él inmediatamente se iba a comunicar para que se le encontrara una solución, porque él quería las mejores relaciones entre el pueblo español y el pueblo nicaragüense. Y yo le creo al Rey, que él tiene esa buena voluntad, pero, una cosa es la buena voluntad del Rey y otra cosa son, ¡los colmillos de esas grandes empresas, que andan buscando como despojar a los pueblos! El jueves 28 se llegó a lo que se conoce como un Acuerdo de intenciones esto es importante que lo tengamos claro ¡no hay solución todavía! Es un acuerdo de intenciones, donde, lo que se plantea son unas serie de puntos, que no los voy a leer aquí, ya tendremos oportunidad de hablar a través de los medios de comunicación, para que ustedes los escuchen con más calma. Son siete puntos, la reunión fue en el Palacio de La Moncloa, es decir, en la casa del Gobierno español, en la presencia de David Taguas, Director de la Oficina Económica del Presidente del Gobierno de España; del Comandante Bayardo Arce, Asesor Económico de la Presidencia; el Embajador de Nicaragua en España, Augusto Zamora y la Delegación de Unión Fenosa presidida por don Honorato López Isla, Consejero Delegado de la empresa. ¿Qué dice este documento? dice: Memorándum de intención entre el Gobierno de Nicaragua y la empresa Unión Fenosa, donde el testigo y que está promoviendo esta solución es el Gobierno español, luego que conversé con Su Majestad el Rey Juan Carlos y él dio instrucciones. En este documento, están las firmas de Bayardo, de don Honorato y la del representante del Gobierno Español, David Taguas. Quedemos claros, ¡no hay solución todavía! simplemente se logró establecer un acuerdo de intenciones, para empezar a negociar, y lógicamente, las instrucciones que tiene y seguirá teniendo la Delegación de Nicaragua en esas negociaciones, como la ha tenido siempre, es defender a los usuarios y al pueblo nicaragüense, y buscar un acuerdo en donde se garantice una tarifa justa. Que les cobren caro, a los que gastan el montón de energía, pero al pueblo pobre, que es la inmensa mayoría, que gastan de 150 kilowatts para abajo ¡a ellos no se les puede elevar la tarifa! ¿Pero qué ha pasado? que les llegan los recibos alterados, ese es el problema; gastan talvez 100 kilowatts y les llega la cuenta como si gastaron 200 ó 300 kilowatts. Eso tiene que ordenarse y arreglarse. Esto era lo que quería informarles [email protected], después de nuestro regreso de México y Belice; y ahora, rindiéndole homenaje a nuestros Héroes y Mártires, vamos a emprender una vez más, la marcha histórica en este 28 Aniversario del Repliegue. ¡Que viva el Repliegue! ¡Que viva Sandino!

Discurso en Monimbó, al cerrar el Repliegue

Salimos de Managua las 5 en punto de la tarde y estamos llegando a esta plaza, después del acto que realizamos en Nindirí y continuamos caminando hasta Masaya. En total hemos caminado 6 horas con 25 minutos... ¡a ver, de los sobrevivientes de la marcha, que vinieron de Managua ¿cuántos están aquí? ¡La inmensa mayoría! Y esa otra concentración que estaba en Nindirí ¡era impresionante! Yo les decía en Nindirí, que cuando salimos de Managua y hablamos allá, como tenía que informarles de las recientes gestiones que hemos estado haciendo sobre temas tan serios como el problema de la energía, del transporte, de las carreteras, del financiamiento, olvidé decir en Managua y lo quiero repetir ahora que estamos culminando esta caminata, porque ya lo dije en Nindirí... ¡se me olvidó decir, que hemos estado haciendo esta marcha, desde que triunfó la Revolución en el año 79! En el 80 empezamos la marcha de manera ininterrumpida. En el 1990, cuando Dios Nuestro Señor, Cristo, nos mandó a luchar desde abajo, continuamos con estas marchas ¡todos los años! Y así marchamos durante 16 años; no estábamos en el Gobierno, estábamos librando esta lucha desde abajo. Esta es la primera marcha, que realizamos después de 16 años, con el Pueblo en el Poder, ¡con el Pueblo Presidente! ¡Fíjense que ha sido una marcha multitudinaria! Miles y miles se han movilizado y yo diría que se movilizó 4 ó 5 veces más de lo que está concentrado en estos momentos. Es una concentración tan grande, que no recuerdo haber estado en una tan grande como ésta que se está llevando a cabo esta noche. Este es el Repliegue en su 28 Aniversario, es El Repliegue de la Esperanza, porque queremos Trabajo y Paz; queremos Reconciliación, Justicia, Dignidad; queremos comercio justo; que no lleguen esos recibos alterados con el cobro de la energía; queremos que desaparezcan los cortes de energía; que las familias tengan asegurado el pan nuestro de cada día, y por eso, estamos realizando el Programa Hambre Cero. Hemos estado visitando a nuestros hermanos en el mundo, para exponerles la situación que está viviendo Nicaragua... nos entregaron el país ¡destrozado! A la par de Haití, en el último lugar; dicho por ellos mismos, por los organismos internacionales ¡Nicaragua a la par de Haití, fíjense qué vergüenza! Y tuvieron una gran oportunidad durante 16 años, para sacar a Nicaragua de la pobreza, de la miseria. Desgraciadamente, ellos no gobernaron como Dios manda; no gobernaron con el pueblo, ¡mucho menos al servicio del pueblo! Gobernaron nada más para que los grandes capitales, las grandes transnacionales se volviesen más ricas, en lo que ha sido una política de saqueo, de robo de nuestros recursos, que eran del pueblo nicaragüense. Las plantas generadoras de energía eran del pueblo, y ellos las privatizaron en verdaderos actos de corrupción; la distribución de la energía era del pueblo a través del Estado nicaragüense, ellos la privatizaron ¡y se la entregaron a Unión Fenosa! La educación era gratuita, ellos la privatizaron y empezaron a inventar un número de alumnos, que nunca asistió realmente a las escuelas, porque más bien creció el analfabetismo en nuestro país. Privatizaron la salud y eso significó la muerte de miles y miles de hermanos nicaragüenses, que llegaban a los hospitales y les decían: si tenés con que pagar te atendemos, si no tenés, prepará la sepultura. Esa era realmente la respuesta. Hemos estado hablando con nuestros hermanos de la comunidad internacional y quiero contarles a ustedes que cuando estábamos en Cuba, Rosario, la compañera Chayo... porque las Primeras Damas son ustedes, las campesinas, las obreras, las madres heroicas, ¡esas son las Primeras Damas en Nicaragua! Ella me lo ha dicho y por eso, no acepta que le llamen Primera Dama; ella es la compañera Rosario, la compañera Chayo, como le quieran llamar. Ella llamó de Cuba y a través de la Radio comentó del encuentro que habíamos tenido con nuestro hermano, nuestro querido hermano mayor, Fidel Castro, ese gran hermano. No he tenido la oportunidad realmente, de hablar con el pueblo sobre ese encuentro con Fidel. Nos encontramos una vez más, ya él bastante recuperado después de las operaciones a que se ha sometido; estuvimos conversando cerca de una hora, de pie; luego, nos sentamos a conversar, unas cuatros horas. Lo primero que me preguntó Fidel fue, ¿y cómo está ese problema de la energía en Nicaragua? y ¿por qué me lo pregunta Fidel? Porque lo primero que hicimos fue recurrir a Cuba, a Fidel, a Venezuela, a Hugo, para que nos ayudaran a enfrentar este problema energético. Le estuve explicando de lo complicado que estaba todo esto, cómo habían privatizado la generación, le dejaron al Estado las plantas que no sirven, que se están parando continuamente y ¡claro! los que en actos de corrupción compraron plantas, buscaron las que estaban en mejor estado, las que estaban buenas y no las que estaban dañadas. Además, fueron actos de corrupción, porque prácticamente ¡se las regalaron! Seguramente había de por medio, eso que llamamos coimas, tráfico ilícito de influencias, todo lo que llamamos corrupción. Al final de cuentas ¿quién está sufriendo? está sufriendo el pueblo, porque en 16 años de paz, no fueron capaces de invertir en plantas generadoras térmicas, hidroeléctricas, geotérmicas, ¡si Nicaragua tiene recursos y no lo hicieron! Lo que hicieron fue... ¡ya sabemos qué fue lo que hicieron! No voy a repetirlo, para no estar echando sal a la herida, pero ya sabemos lo que hicieron y allí están los juicios y siguen saliendo las denuncias de cómo se malversaron los recursos del Estado. A ver, qué dice esa manta, extiéndanla bien... a ustedes les quieren robar una propiedad que fue entregada por Reforma Agraria, y ese caso ¿lo tienen en los Juzgados ya? ¿Quién de ustedes conoce este caso? Vamos a hacer lo siguiente, el compañero es abogado, ustedes tendrán su abogado, me imagino, pónganse de acuerdo para que esta próxima semana nos reunamos, y vamos a defender lo que es justo y correcto. ¿Qué tiempo tienen ustedes de estar en esa propiedad? ¿y tienen título de Reforma Agraria? Eso lo tenemos que ver con la Superintendencia de la Propiedad, con la doctora Mireya Molina. Pónganse de acuerdo ustedes con Jorge y me comprometo que la próxima semana, se reúnen con la doctora Molina para ver este asunto, y le demos una respuesta. Y este otro rótulo que dice...? Es el mismo reclamo; y este otro qué dice? Este dice, "que se vaya... ya saben quién, verdad? ¿Quién será, a quién se refieren cuando dicen, que se vaya? Yo quiero que lo digan ustedes, porque después, lo que dicen es que, apenas llegó Daniel al Gobierno, ahora quiere afectar, quiere correr a los inversionistas. Eso es lo que ellos dicen. Yo quiero que escuchen al pueblo; el pueblo, sin diferencia políticas e ideológicas, con una demanda justa, porque ¡es el colmo! los cortes de energía están a la orden del día, desde hace meses y el recibo nunca baja, siempre va para arriba, ¿cómo es eso? Ya les explicaba que le tenemos que encontrar una solución a este problema, que es un problema heredado, pero es nuestra responsabilidad encontrarle solución. Estamos agotando todos los mecanismos, ya les expliqué en la tarde todos los esfuerzo que hemos hecho. Apenas, se va a empezar de nuevo, a hablar con ellos, a ver si es posible lograr que entren en razón; y si no lo hacen, pues tendremos que buscar otras alternativas como las que ustedes plantean, aunque eso signifique una millonada de dinero. En la conversación que tuve con Fidel, también me preguntaba cómo iba la alfabetización? Y estuvimos hablando de temas que tienen que ver con las grandes amenazas que vive la humanidad; los problemas que enfrenta, la situación de pobreza que viven los pueblos, la miseria. Pero, Fidel me manifestó una vez más, que le diera un abrazo al pueblo nicaragüense y que contáramos con la solidaridad del hermano pueblo de cubano. ¡Que viva Fidel! ¡Que viva Hugo! ¡Que viva el ALBA! Es importante lo que les decía hoy a las 5 de la tarde... que en la reunión de Belice logramos que representantes de 10 Gobiernos, reconozcan la importancia del ALBA y consideran que allí está abierta una puerta para que se pueda abrir un proceso mucho más amplio; porque estamos seguros y tengo la convicción de que, hoy somos cuatro, primero eran dos en el ALBA, Cuba y Venezuela; después eran tres, Cuba, Venezuela y Bolivia. Ahora somos 4, Cuba, Venezuela, Bolivia y Nicaragua, ¡pronto seremos 5 y más! hasta que estemos unidos los latinoamericanos y vamos a ser potentes y fuertes. Nos encontramos en esta Masaya heroica, que fue la que dio abrigo a nuestros hermanos combatientes de Managua, cuando tuvieron que replegarse a Masaya, porque ahí ya el cuartel había caído, la Guardia estaba atrincherada en El Coyotepe y desde allí bombardeaba la ciudad, y eso facilitaba el ingreso de las columnas que llegaban de Managua hacia Masaya. Y que aquí después, juntando fuerzas, se dirigieran a reforzar a los compañeros que estaban combatiendo en Carazo, en Jinotepe y se tomaran esos cuarteles; luego, estas fuerzas unidas con las fuerzas de Estelí, de León, de Chinandega, de Matagalpa, de toda Nicaragua, marcharan victoriosas hacia la Plaza de la Revolución; esa Plaza que hoy hemos recuperado para la historia y para el pueblo. Yo mencionaba el día de la Plaza... ¡fíjense que error el mío! un lapsus realmente, pero imperdonable, porque yo decía que hemos logrado rescatar la Plaza, y la podrá utilizar quien quiera, cualquier partido o grupo político, los trabajadores, las mujeres, los jóvenes, todos podrán hacer actos allá en esa Plaza, porque desapareció esa pila que ni funcionaba, y había sido puesta con mala intención, para dañar al pueblo de Managua, al pueblo nicaragüense. Y me faltó decir algo muy importante, recordemos que esa Plaza históricamente, antes del terremoto, año con año... yo recuerdo que era un niño cuando iba con mi padre a la Procesión de los Varones el primero de enero. O sea, que hemos recuperado la Plaza también, para que se reúnan allí los hermanos católicos, los evangélicos, para llevar la palabra de Cristo, la palabra de Dios ¡que tanto necesita nuestro pueblo! Estamos aquí en este barrio heroico de Monimbó, donde se produjo la Insurrección de Monimbó, aquel 26 de febrero; y aquí, este pueblo indígena demostró que tenía dignidad, valentía, fortaleza ¡que no se rendía, ni se vendía! y con las bombas de mecates, con las máscaras, Monimbó se insurreccionó y esto prendió en la conciencia de los nicaragüenses, les dio más fortaleza de lucha a los nicaragüenses. ¿Cuántos hermanos cayeron aquí en Monimbó? ¿Cuántos compañeros momimboseños cayeron aquí? ¿Cuántos hermanos sandinistas, que no eran originarios de Monimbó cayeron aquí? Aquí cayó Moisés Rivera, un indígena, su familia era del lado del Comején. Nosotros vivíamos allí porque nos daban alojamiento en la clandestinidad, en la finquita de don Julio, que era el papá de ellos. Don Julio nos daba alojamiento en los Cocos, y teníamos que estar allá adentro, en una ranchita donde continuamente nos llenábamos de pulgas, allí tuvimos que estar peleando con las pulgas, pero ¡era el mejor lugar para estar cuidándonos de la persecución de la Guardia! Aquí cayó Moisés; y también nuestro querido hermano, el Chinito Quant, Arnoldo Quant Ponce; y aquí cayó también Camilo, en Monimbó. Camilo estudió aquí en El Salesiano; yo estudié antes también en este colegio en Masaya. El Director era un padre de origen alemán, me acuerdo que una vez nos salimos, nos escapamos del colegio para hacer una protesta y cuando regresamos, veníamos preocupados porque dijimos ¡ahora nos van a expulsar! ¡Pero, no! el padre Bejinki, así se llamaba, nos llamó y nos reprendió por lo que habíamos hecho, ¿pero, por qué hicieron eso? Porque estamos luchando contra esta dictadura, Padre. ¡Está bien! síganlo haciendo, pero no se escapen de clases, No nos corrieron de la escuela. Luego, aquí estudió Camilo en el Salesiano. Hay toda una historia en este pueblo de Masaya... ¡los artesanos de Masaya! que tienen realmente una magia, una gran creatividad para hacer sus obras, con un gran valor artístico; los hombres y mujeres de Masaya ¡son verdaderos artistas! cuando trabajan la madera, el barro; cuando hacen las hamacas, cuando trabajan las jícaras, ¡son verdaderos artistas! Por eso es que necesitan financiamiento y se lo estamos consiguiendo con nuestros hermanos venezolanos, con intereses que no van a pasar del 5% ¡fíjense bien! Bueno, hace 28 años, entregaron su vida ¡cuántos compañeros, cuántas compañeras! Hoy les rendimos una vez más un homenaje a quienes, en aquel Repliegue histórico dieron su vida por la Patria, por la Revolución, por Nicaragua, porque querían una Nicaragua en Justicia, en Equidad, en Paz. Hoy les decimos, que si bien es cierto, estamos contentos porque el Pueblo está en el Gobierno, el Pueblo está en el Poder, el Pueblo es el Presidente y por eso tenemos que organizar los Consejos del Poder Ciudadano en todos los rincones, en todos los barrios de nuestro país, para que el pueblo tenga el poder. Les decimos a nuestros hermanos, que hemos recibido un país ¡destrozado! donde el crecimiento económico favoreció nada más a unos pocos, al capitalismo. Así es, ¡favoreció al capitalismo depredador, salvaje! como le llamó el Papa Juan Pablo II, y los pobres más pobres, los hambrientos más hambrientos. Ahora, se trata de hacer una nueva Revolución, ya no con los fusiles, sino con la conciencia, con las ideas, y para eso está aquí este pueblo, llamando a la Unidad, a la Reconciliación, para que juntos, defendamos con firmeza esta Patria de Darío y de Sandino; defendamos esta Patria que ha sido pisoteada y humillada. Tenemos que decir de una vez y para siempre, ¡Nicaragua no volverá a ser jamás, ni pisoteada ni humillada! porque aquí están sus hijos, los hijos de Rubén Darío, los hijos de Sandino ¡que no vamos a permitir que nuestra Patria vuelva a ser pisoteada! ¡Que viva el 28 Aniversario del Repliegue! ¡Que viva el pueblo de Masaya! ¡Que viva Monimbó heroico! ¡Arriba los pobres del mundo! ¡El pueblo unido... jamás será vencido! ¡Sandino vive...la lucha sigue! Y el 19, nos encontramos en la Plaza. Después de 16 años, vamos a conmemorar nuevamente el 19 de julio, con el Pueblo Presidente, con el Pueblo en el Gobierno, con el Pueblo en el Poder. ¡Sandino vive... la lucha sigue! ¡Patria libre o Morir! ¡Hasta la victoria siempre!

Descarga la aplicación

en google play en google play