Escúchenos en línea

Toman a nica como escudo humano y abandonan un millón de dólares

Diarios Al Día y La Nación, de Costa Rica. | 6 de Julio de 2007 a las 00:00
La Policía de Costa Rica encontró 1 millón de dólares en cuatro salveques que un grupo de cinco presuntos narcos dejó abandonados tras un enfrentamiento con las autoridades el miércoles por la tarde, en la localidad de Cuatro Esquinas, Los Chiles, Alajuela, en la frontera con Nicaragua. Como resultado de la refriega, murió en el sitio uno de los sospechosos, identificado como Néstor Antonio Montoya Mora, de 37 años, originario del municipio de La Gateada, en el Municipio de Villa Sandino, departamento de Chontales. Montoya Mora tenía la cédula de identidad número 124-130670-0001U, en donde asegura que reside de la Alcaldía una cuadra al norte, media cuadra al este, en La Gateada. Los otros cuatro individuos escaparon, pero dejaron las mochilas con el dinero. La Policía presume que los individuos huyeron hacia la comarca de La Esperanza, en territorio nicaragüense, por lo que coordinan con las autoridades de esa nación para detenerlos. Hasta ayer en la tarde, la fiscalía de San Carlos había contado 1 millón de dólares en billetes de 20, 50 y 100, pero aún faltaban por escrutar otros paquetes, por lo que la cantidad seguramente aumentará. El miércoles, a las 5:45 p.m., los oficiales Felipe Solano Urbina y Meylin Urbina, destacados en el puesto fronterizo de Cuatro Esquinas, Los Chiles, divisaron a cinco individuos cuando transitaban a unos 300 metros de la línea limítrofe. En principio, Solano y Urbina creyeron que se trataba de indocumentados y les dieron la orden de detenerse. Como los sujetos se rehusaron, Solano emitió una segunda orden, que esta vez sí fue acatada. Sin embargo, los cinco foráneos se negaron a identificarse. Durante su recorrido, los policías notaron que los individuos portaban mochilas tipo militar, razón por la cual les salieron al paso a los hombres, a quienes les solicitaron que "vaciaran" los bolsos que portaban, pero los sujetos desenfundaron varias armas de fuego y les dispararon. Fue entonces cuando Solano respondió con su fusil M16. Uno de los sujetos fue tomado a la fuerza como escudo humano a otro de sus compinches, a quien Solano le descargó cuatro balazos en el estómago y uno en el brazo derecho. Los disparos le produjeron la muerte en el sitio. Solano recibió un impacto de bala que le entró por la parte anterior del cuello y con orificio de salida por la parte posterior. Fue trasladado al hospital México, en San José, donde se recupera. Mientras tanto, los restantes cuatro sujetos huyeron hacia Nicaragua, donde ahora los buscan el Ejército y la Policía Nacional de ese país. El jefe de la Policía de Frontera, Eduardo Cruz , y la jefa de la delegación del OIJ en San Carlos, Nieves Rueda, estimaron que el dinero decomisado está relacionado con el trasiego de drogas y armas en la zona norte.

Descarga la aplicación

en google play en google play